cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
The Backroom

Publicado 2014-06-06 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Juan Diego Perdomo (Neiva, 1987) estrena su propio espacio físico volcado hacia la moda colombiana. Ya había elegido para Indumoda, la tienda virtual, el formato de pop-up stores (siete tiendas efímeras en dos años) en varias ciudades del país para mostrar el trabajo de diseñadores que crean en Colombia. Hoy está volcado en el montaje de THE BACKROOMun local de 120 metros cuadrados, a pie de calle, muy cerca del circuito de los centros comerciales donde se vende moda al norte de Bogotá. La inauguración: 5 de junio de 2014

"Vamos a ofrecer prendas, accesorios, zapatos, carteras e incluso arte y decoración para el hogar dirigido a hombres y mujeres. Trabajo hecho por treinta diseñadores colombianos que reflejan lo que están haciendo nuevas generaciones en la moda -los que están creando propuestas novedosas desde 2010-" explica Juan Diego Perdomo. El método para detectar a estos diseñadores consiste básicamente en el viaje permantente que el bloguero realiza constantemente a ciudades medias e intermedias del país y que -enfatiza- lo hace pagando todo de su propio bolsillo. Así quiere montar un espacio de multimarcas, organizado por áreas asigandas y marcadas especialmente en la tienda por el diseñador, para facilitar su identificación ante el público. Como Casa Prado en Barranquilla, Casa Trece en Medellín y Casa Allegra en Cali, The Backroom quiere replicar el modelo de Bergdorff Goodman pero... a la colombiana. La curaduría -tema crucial para definir los criterios de selección de diseñadores- será siempre un asunto de discusión pero que lo zanja el dueño de esta aventura así: "voy buscando piezas que contengan diseño, que exista una propuesa propia; la calidad en la manufactura de la prenda y en las telas utilizadas es también fundamental. Que se perciba una impecable ejecución".

Juan Diego Perdomo no está en esta aventura tan solo. Cuenta con una coterránea -de Neiva- Marcela Cortez, como socia capitalista, que vive en el sur de La Florida (Estados Unidos) y está vinculada al sector. Las reglas fijadas para los diseñadores que quieran participar en este novedoso formato de almacén son claras: cada marca debe pagar $400.000 mensuales a The Backroom por estar presentes en este espacio. El contrato que firman entre las partes es de tres meses de duración para que pasado el tiempo puedan evaluar la conveniencia de permanecer allá y no pueden tener las mismas prendas exhibidas en ese periodo pues deben rotarlas. Juan Diego Perdomo se está convirtiendo en un empresario empeñado en conquistar a un público nacional y extranjero que busque cosas exclusivas hechas en Colombia, a buenos precios (entre los US$ 200 y los US$600) y que esté interesado en el mercado de consumo del fast-fashion.

Para este hombre, cuya cara de niño despistará siempre al recién conocido sobre su edad y condición guerrera, el énfasis en marcar su personalidad a través del aspecto es algo tan natural como ver salir el sol. Un asunto que ha tomado muy en serio desde la adolescencia en una ciudad intermedia como es Neiva, donde nació. "Aprovechaba cualquier ocasión para adquirir zapatos y prendas que se ajustaran a las siluetas apretadas al cuerpo -skinny-" confirma. La escasa oferta en su ciudad natal lo llevaban frecuentemente a comprar con su madre en Bogotá. "Marcas urbanas reconocidas por su trabajo en denim, sobre todo" detalla. A los 16 años; Juan Diego, fue a Londres a estudiar inglés y durante ese año dice haber absorbido mucha moda de la calle. "Es que soy como una esponja y enseguida incorporo lo que registra mi retina, mis sentidos en general. No tenía para comprar pero sí pasaba muchas horas mirando vitrinas y observando la gente que caminaba" dice quien en unos años se convertiría en un visitador profesional de las aceras para detectar tendencias de mercado.


Regresó de su paso londinense para estudiar derecho, lo que siempre había deseado. Por eso salió graduado de abogado de la Universidad del Rosario en Bogotá. "Allí me convertí en la "legally blond" porque comenzé a salir con gente del sector de la moda que conocía en fiestas. Así me hice amigo de modelos y las acompañaba a los lanzamientos de marcas, a los desfiles del Círculo de la Moda. Luego conocí a Jorge Hoyos, creador del primer blog sobre moda que hubo en Colombia colombianfashion.com, y me invitó a ser su asistente" hilvana Juan Diego mientras reconstruye su trayectoria. Del que sintió como un intenso trabajo de producción de campo logró entrar en contacto con diseñadores, estilistas y protagonistas del mundo de la moda. Hizo el styling de las presentadoras del canal virtual para el que trabajaba y más adelante logró sentarse en las primeras filas de los desfiles para observar las colecciones en pasarela para producir contenidos. Por estas labores lograba un pago que se compensaba con el apoyo de sus padres para vivir la suerte de "vida loca" inherente a la socialización extrema que tanto disfruta. "Siempre he tenido muchos amigos y desde niño me mostraba muy dominante" reconoce este hombre que se ufana de contar con amigas mujeres que suelen ser mayores que él. "Es que me interesa absorber de los demás lo que saben, conocer a través de otras personas".

Nunca dejó los libros aparte. Juan Diego culminó su carrera aunque se dio cuenta en mitad del proceso que el abogado que anidaba en él iba disipándose muy rápidamente. Sin embargo, agradece su formación universitaria porque en medio de la moda hace uso de la exigencia propia que le impuso su carrera para hablar, estudiar y escribir. Fue una época, en todo caso, para fabricar excusas constantemente que justificaran su ausencia de las aulas para asistir a eventos de moda. 

En 2010, la explosión que causó el mundo digital en relación con la moda afectó fuertemente a Juan Diego Perdomo. Lector voraz de los blogs  Jack&Jill, The Sartorialist, Style.com finalmente se decidió a fundar su propio blog: fashiontaster.net a través de las plataformas de blogger disponibles. "Me compré una cámara de fotos, me impuse un ritmo de publicación exigente, logré convertirme en uno de los diez primeros blogs que hubo en Colombia. Fui pionero en hacer "street style" y comencé a hacer fotos a la gente en la calle para subirlas a mi espacio" resalta orgulloso. Un trabajo peculiar porque los escenarios públicos en Colombia no suelen registrar grandes sorpresas. Sin embargo, encontró en eventos como Colombiamoda los personajes que requería para contar cómo se atreven a vestirse hombres y mujeres que siguen las tendencias y las interpretan a su manera. 

Inevitable pregutarle a Juan Diego ¿eres un obsesionado con lo que se marca como "tendencia"? Responde con una lista precisa, como si de un articulado de ley se tratara: "Para mí la tendencia es lo que se ve de manera reiterada y que luego permite deducir cosas que sucede actualmente como "que menos es más en diseño de espacios", "lo indie" en música, "el grunge en las calles de Nueva York, la combinación de ropa muy elegante con tenis, mucho sombrero y barbas enormes en los hombres, el furor de los mix&match" y el tema del "uso del sport, de la comodidad general" en la moda".

Este hombre ha decidido dar un paso más en su vida profesional anclada en la moda y convertirse en empresario del sector con almacén propio. Dice no perder un minuto. Asume con naturalidad el hecho de asistir a veinticinco desfiles seguidos, estar pendiente de su teléfono para atender las redes sociales, tomar fotos, mantener conversaciones múltiples, fijarse en las prendas que visten desconocidos a su alrededor. "En las semanas de la moda te tienes que creer el más, contar con la mayor actitud posible y un buen outfit ayuda muchísimo para lograr un buen sitio en primera fila" afirma rotundo Juan Diego Perdomo, propietario de un armario al que ya no le caben ropa y zapatos y que, hoy por hoy, inundan hasta el baño del apartamento donde vive en el norte de Bogotá.

¿Te sientes uno más de la tribu cuando te vistes de qué manera, qué imagen tuya buscas en el espejo? "Quiero sentirme cómodo y feliz, las prendas son un complemento perfecto para lograrlo. El azul oscuro, el negro y el verde camuflado me fascinan". Juan Diego reconoce vivir en una burbuja en la que todo fluye y confluye hacia la moda. Sin embargo, le molestan el elevado precio (dinero) que cuesta la moda y la confluencia problemática de egos entre quienes participan en el sector. Efectos que neutraliza estando con sus amigos -aunque la mayoría están involucrados en el medio- y comer. Desde luego, las fiestas siguen ocupando el renglón número uno de su vida social. "Tiene que haber un buen grupo -en una onda chévere, personas que la estén pasando bien- y buena música -más allá de la tendencia, me fascina la salsa aunque no me gusta casi la música tropical-".

Carlo Carrizosa (Ibagué), A New Cross con su nueva línea Ashes (Bogotá), Half-dress (Medellín), Aldea (Medellín), Manuela Álvarez (Bogotá), Polite (Ibagué), Silvia Alfonzo (Bucaramanga) y Faride Ramos (Bogotá) forman parte del grupo inaugural que integrará la oferta de The Backroom. Juan Diego está acostumbrado a hablar rápidamente y de manera franca. Por eso, no duda en aclarar cómo piensa vencer la resistencia tradicional del mercado nacional a comprar producto hecho en Colombia. "Tenemos que convencer a nuestros consumidores que lo que se está haciendo en materia de moda en Colombia es competitivo y merece la pena frente a lo que se está haciendo fuera. Vamos a crear una estrategia mediática muy fuerte en redes sociales. Luego, más adelante, nos gustaría hacer presencia con este modelo en Estados Unidos".

¿Dónde? The Backroom. Cra. 13, 79-20. Bogotá (Colombia) / thebackroombogota@gmail.com 


Diciembre

11

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7