cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Hilos que hablan solos

El cumare proviene de un árbol de la región amazónica en Colombia. Muy preciado por su resistencia, es objeto de estudio en la Universidad Jorge Tadeo Lozano con miras a desarrollar nanotecnología aplicada a esta fibra vegetal para crear un nuevo textil.

"DRESS UP" DE AMAAALIA

La ilustradora colombiana Amalia Restrepo muestra con su serie de animales que lucen accesorios en qué consiste la banalidad o la inmensa astucia del mundo de la moda.

CAS A PORTER

Kika Vargas y Bibi Marini abren un espacio para el diseño que revela la personalidad de las creadoras colombianas. Moda, accesorios, mobiliario y libros. En CC El Retiro, Bogotá.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

¡FELIZ 2017!

Con la ilustradora Amalia Restrepo nos pusimos a la tarea de crear una pieza que pueda acompañarlos de enero a diciembre de 2017. Aquí está: es la SillaVerde interpretada por @amaaalia. Es una tarjeta-calendario que pueden obtener físicamente escribiendo a info@sillaverde.co

fb
SOY: UNA TELENOVELA PARA LA MODA

Publicado 2016-05-19 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Orquídeas nacidas de manos artesanas que trabajan semillas de mango para obtener estos ejemplares únicos.

En el Bogotá Fashion Week que se lleva a cabo del 17 al 20 de mayo de 2016, los diseñadores María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo presentan su apuesta por la moda y por la artesanía. Una iniciativa ambiciosa tejida en el presente y pensada para el futuro.

“Soy Inés Montero / Soy Fanny Paredes / Soy Rosa Helena Jiménez / Soy María Elsy Guzmán / Soy Adriana Gómez / Soy Diana Ortegón” La identidad de las mujeres artesanas que participan en la primera colección de vestuario de SOY matiza claramente la dirección de un proyecto que se volvió público anoche en la pasarela del Bogotá Fashion Week en el Museo del Chicó, al norte de la ciudad.

Con un pantalón negro y una camiseta marcada “Soy 24-0” que identifica la campaña del músico César López -aliado de SOY y responsable de la partitura creada especialmente para el desfile- el experimentado director de vestuario de la mayoría de las telenovelas de la televisión colombiana desde hace veinte años, Diego Guarnizo, y la diseñadora María Luisa Ortiz, formada en la exigente y parisina Chambre Syndicale de la Haute Couture, que acumula también dos décadas reconocidas en el sector, salieron a recibir los aplausos que se mereció la primera semilla sembrada por SOY ante el público.

Rossana Venegas, colaboradora de Ortiz y Guarnizo explica así lo sucedido: “con este desfile se da inicio a una plataforma de diseño comercial que espera ampliarse a variadas expresiones artísticas más adelante. Soñamos con desarrollar un rompecabezas que incluya contenido académico y otras experiencias. Queremos que la artesanía deje de verse en sombreros y canastos solamente para que se comprenda su posibilidad para ser aplicada de muchas otras maneras. Se trata de tomar en cuenta la artesanía también como inspiración”.

Conversamos con los creadores de SOY sobre lo que significa abrir este espacio novedoso para darle salidas alternativas a los artesanos en el país.

SillaVerde / El Espectador (SV): Ustedes dos llevan buena parte de su vida profesional vinculados al trabajo artesanal. Diego lo hizo durante veinte años como director de vestuario del Reinado Nacional de Belleza y María Luisa desde su participación en las pasarelas de Identidad Colombia organizadas por Alicia Mejía, Lina Moreno y Artesanías de Colombia. ¿Qué paso están dando con SOY?

Diego Guarnizo (DG): Se trata de que en verdad apoyemos al artesano nacional, ir más allá de poner unas flores sobre un vestido. Esta labor no se puede quedar en un show y en un aplauso. Nunca se sabe después qué pasó con los artesanos y los proyectos en los que son involucrados. Como con los hacedores de sombreros en Sandoná, les pregunto: “Oigan, ¿cómo les va? y me responden que no tienen más pedidos”. Nos solemos quedar en esa zona de confort que asume que los artesanos no tienen capacidad de producción y que no cumplen. Pero es que nos toca comprometernos con ellos para que sean realmente sostenibles, que sean productivos y entreguen sus piezas a tiempo. Tenemos que llegar a ellos con proyectos grandes y así se vuelven responsables.

SV: ¿En qué consiste esta colección de vestuario y cómo preveen que pueda crecer comercialmente?

DG: Por ahora, estamos pensando en piezas exclusivas. Si llega un cliente que requiere centenares de piezas de una referencia estamos listos para producirlos. Debe ser un proyecto que podemos gestionar desde el comienzo. Después del primer impacto esperanzador que queremos lograr con los apoyos que recibimos, por ejemplo, de artistas como Monsieur Periné, César López, la firma de cine de Manolo Cardona, el proyecto Misión Impacto de RCN Televisión, el aporte de Cine Colombia para proyectar el corto de este proyecto, abrimos las puertas para ampliar la red. Queremos contar con una plataforma comercial exitosa para el trabajo artesanal.

Al artesano no le está siendo rentable quedarse, por ejemplo, haciendo tela sobre tela en el barrio Los Laches, al sur de Bogotá. Queremos cambiar esta situación. Para empezar vamos a ir con SOY hasta las casas de los artesanos para que perciban su trabajo y que su propia comunidad los valore.

SV: ¿Qué artesanos están involucrando?

DG: Tenemos tres técnicas artesanales en esta primera colección. Sombreros de Sandoná (Nariño), tejido de chin aplicado a la cestería de Tenza (Boyacá) y tela sobre tela de mujeres de Bogotá. Hay también dos manualidades: una mujer que talla sobre pepa de mango y a la que invitamos para realizar orquídeas pequeñas para nuestro desfile con esta semilla. Se trata de un nuevo desarrollo. Con crin de caballo que se decolora y se teje (de caballos a los que ya no les dejan las colas largas) estamos haciendo pequeñas cuentas que se cosen sobre las bases textiles. Desde el boceto hasta el corte y la confección trabajamos en conjunto con las artesanas.

MLO: Me sigue asombrando comprobar el amor que los artesanos manifiestan por su oficio. Durante la filmación del video que hicimos sobre su trabajo descubrí que ellas y yo compartimos algo importante en nuestras vidas que son tan distintas: nuestras madres nos transmitieron el conocimiento y la pasión por lo que hacemos.

SV: La secuencia de color refleja algo también…

DG: Hay una paleta de color que nació sola. No es un invento ni un propósito. Esto surge porque quisimos contar una historia cómplice con lo que María Luisa y yo estamos viviendo en relación con la moda y la artesanía. Así surgió el personaje de la mujer colombiana que vive en el campo que debe sostener a sus hijos. Es el hilo argumental que sustenta la colección de vestuario. A esta señora la llamamos María Alcira. Se dedica a coser y se inspira en su entorno físico: los calados blancos se convierten en ojalillos; el cielo azul y el gris del cemento que la rodea se traslada a los cuerpos de los vestidos y a las pecheras de las camisas.

MLO: Esta mujer va ampliando su casa a medida que crece su familia. El piso de su vivienda es de azulejo y eso influye en el diseño textil que imprimimos en esta secuencia de vestuario. A esta trabajadora de ficción le sucede lo que a muchos colombianos: la llegada de lo que llamamos “la nube negra”. Una circunstancia muy dura que la hace sufrir y temer por su vida. Ahí surge en la colección la necesidad de comunicar este tema real a través de orquídeas que se armaron desde un diseño gráfico de camuflado.

DG: En nuestra historia, la señora resuelve no abandonar su hogar hasta que finalmente pasa la “nube negra”. Su jardín como metáfora florece. Eso marca el final de la colección en la que aparecen orquídeas como accesorios en las prendas. Más adelante, el segundo capítulo de SOY debe transcurrir en Silvia (Cauca). El tercero tiene que ver con las negritudes. Y continuará. Este proyecto es algo para la vida.

SV: ¿Ha sido una nueva manera de diseñar?

MLO: Hice una nueva interpretación de mi estilo –el vestido hip que está cortado el sesgo, la falda de silueta cónica de los años 50, blusas caftanes y abrigos cortos- en unión con las piezas de vestuario que ha desarrollado Diego para las novelas “Madre Laura” y “La esclava blanca” –corsés, mangas en jubón, cuellos en bandeja, faldas campesinas y sombreros de copa alta en fibra vegetal-. He sentido mucha libertad trabajando así porque el taller de Diego tiene fuerza y capacidad de confección para resolver temas técnicos que exigen mucha rigurosidad. Eso me permite arriesgarme más con la propuesta que les hago de siluetas. Con algodones, paños, spacer –troquelados-, chiffones de seda y satines –estampados con orquídeas- hemos resuelto la propuesta textil.

SV: ¿Cómo han pensando crear el modelo de negocio, han buscado algún inversionista?

DG: Por ahora con el apoyo de mi socio en el Taller de Arte Guarnizo-Lizarralde y nuestras propias billeteras. Una vez visto nuestro trabajo sobre la pasarela queremos dar más pasos. Desde eventos de moda para vender las piezas una a una por pedido o participar en almacenes multimarca de diseño hasta seducir a algún empresario de peso.

MLO: Comenzamos este proyecto desde la dirección creativa y no desde los números. Sin embargo, somos conscientes que debe ser sostenible por respeto con los artesanos. Tenemos que generar más negocios para ellos. Todavía estamos en fase de gestación. Sabemos que esto es difícil pero es clave encontrar nuevos propósitos para fortalecer nuestro oficio en la moda.

SV: Lo que resulta finalmente es que ustedes están intercambiando sus saberes. María Luisa, su conocimiento técnico de diseño y Diego, su experiencia en la narrativa de las novelas para televisión para elaborar una historia original en la que los artesanos son protagonistas.

MLO: Hemos fluido increíblemente. Estaba acostumbrada a relatar una historia con mis desfiles pero en este intercambio con Diego he recibido una carga más profunda para elaborar esta narración detrás de una colección. Además le hemos incluido elementos escenográficos que enriquecen todo: bancas de madera talladas a mano sobre la pasarela; el piso está inspirado en baldosas del sureste antioqueño y las artesanas desfilaron con las modelos profesionales.

DG: Lo que sucede en SOY es que esta historia melodramática llena de detalles ha contagiado en Marilú y –esperamos que en cada vez más personas- un interés por comprender nuestros orígenes. 

Esta entrevista se publica en simultánea en la edición impresa de El Espectador, jueves 19 de mayo de 2016.

Junio

23

2017

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 25 al 27 de JULIO

ECOSISTEMA ARTE (Bogotá): 1 y 2 de SEPTIEMBRE

CALI EXPOSHOW (Cali): 20 al 23 de SEPTIEMBRE

B CAPITAL (Bogotá): 18 al 20 de OCTUBRE

FERIAS DE ARTE (Bogotá): 26 al 29 de OCTUBRE

EXPOARTESANÍAS / MODA VIVA (Bogotá): 6 al 19 de DICIEMBRE

chanel
Albies Channel
e-mailMis Tweets
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

SYLVIA ANDRADE

Formada en París, Sylvia Andrade (Bogotá, 1979) ha hecho de la sastrería clásica la identidad de sus colecciones. Experimental, vanguardista y al tiempo tradicional. El estilo de la empresaria detrás de la marca SYA se abre espacio desde Número Tres, el multimarca que comparte en Bogotá con Julieta Suárez y Laura Laurens.

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ