cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Sobre la labor de los diseñadores en Colombia

Publicado 2014-08-01 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

El encargo hecho por la editora de esta revista –“escribir un texto sobre lo que acontece a los diseñadores en la moda nacional contemporánea, al estilo de un “Manifiesto” –según sugirió por teléfono Angélica Gallón- me tiene escribiendo lo que sigue, después de haber resuelto (conmigo misma) un par de cosas: primero, no formular enunciados taxativos (y cerrados) como hiciera el famoso texto de Marx&Engels y, segundo, tomar este reto como un punto de partida pues la propuesta es, cuando menos, estimulante.

De manera que, sentada literalmente en la “Silla Verde”, lo primero que se me viene a la cabeza es La Mode, el semanario dirigido por Èmile de Girardin en los años 30 del siglo XIX. Aquella primera publicación especializada en el acto y arte de vestir enuncia, con su existencia, a los protagonistas de la materia que es de su interés periodístico: los creadores de moda. Claro que en aquella época el término usado era sastres y, a las mujeres –relegadas, por supuesto, de su oficio- apenas se les comenzó a permitir ocupar la categoría de costureras. Pero el mundo de la moda empezaba por los artífices de las prendas. Este hecho se convirtió, gracias a las plumas magníficas y afiladas contratadas por Girardin, en noticia pública. Y ha sido así hasta el día de hoy.

Los diseñadores ocupan el centro del universo de la moda. Son quienes generan los contenidos reales con sus creaciones. Vuelven “algodón y seda” (es decir, “carne y hueso”) la realidad que los circunda. Los que son especialmente dotados y luminosos consiguen además dar un paso adelante. Prefiguran el futuro. En Colombia, estamos ante similar asunto: los diseñadores nacionales tienen la inmensa responsabilidad de ser el epicentro del volcánico mundo de la moda. Aquí figuran algunas de mis disquisiciones sobre el papel que los veo desempeñar, a diario –en sus talleres y almacenes-, entregados a su oficio :

 -       La soledad suele ser buena aliada de la creatividad. Pero el trabajo aislado, en solitario, sin saber nada de lo que hacen los demás provoca que no haya gremio, intercambio, crecimiento, vocación técnica. Unirse no significa renunciar al ego necesario que sostiene el “artista” que cada cual lleva dentro. Para la muestra, un botón: la gastronomía peruana es un ícono mundial gracias al trabajo cotidiano que los cocineros del Perú realizan (con proveedores, infraestructura, materia prima, herramientas, comensales, difusión y un largo etcétera). Gastón Acurio, su líder mayor, se encarga de mostrar que la preparación de alimentos es una manera de asomarse al mundo. ¿Qué es la moda sino el mayúsculo ejemplo de un balcón semejante?

-       La capacidad para elaborar un lenguaje propio es el rasero con el que se mide a un diseñador. Aquí y en cualquier Londres. De manera que el miedo debería ser masticado con firmeza entre maniquíes inertes, antes de salir a escena. Es preferible creer en una senda propia que andar copiando estilos, épocas y colegas internacionales admirados. El corte “al bies” se lo inventó una francesa. La arquitectura en la moda es patrimonio japonés. ¿Qué cuentan los diseñadores de Colombia? La mirada interna que sugieren los antropólogos es una magnífica herramienta para quienes nacen en un país como este donde se acumulan los saberes milenarios, la mezcla de razas y una naturaleza efervescente.

-       Con todo y tecnología apabullante del siglo XXI, la moda sigue siendo lo que es desde que las prendas, además de vestir el cuerpo, lo adornan. La moda relata a las personas en su momento histórico. Ese foco es esencial a la hora de crear moda. Dejarse arrastrar por los “likes” o los “retuits”, incluso por las portadas de las publicaciones conduce al pánico. Una magnífica prenda en términos de patronaje, diseño, materiales, corte y confección habla sola. Sin necesidad de mitificar los parlantes digitales.

-       A los compradores de moda se les conquista con el detalle. De eso precisamente están hechas las prendas. Cada minuto cuenta. Sobre todo, cuando “colombiano no cree mucho todavía en la compra de producto colombiano”. La formación de los empleados que atienden los puntos de venta debe ser la prioridad número uno en el decálogo de cada marca. Si no saben de materiales, de la historia del diseñador, de los atributos de la firma, no van a vender. Y, si además, asumen una actitud displicente, los clientes volarán enseguida como palomas espantadas.

-       La moda es una disciplina artística al tiempo que una actividad comercial. ¿Por qué no se hablan los diseñadores de moda, salvo excepciones contadas, con otros artistas? El cine, la pintura, la escultura, la ilustración, la literatura y tantos escenarios creativos podrían tener una interlocución vigorosa. La moda transcurre en variados eventos especializados que se disgregan, durante el año, por la geografía nacional. Sin ton ni son. Pero el impacto del fabuloso trabajo que hacen varios creadores de moda podría llegarle a un público mucho más amplio desde otras vías de comunicación.

-       Por último, -pues se acaba este espacio prestado por Fucsia- activar la memoria es uno de los recursos implacables en la moda. Los directores creativos de las más afamadas firmas del mundo reviven su pasado en cada colección. Echar mano del archivo santifica el producto. ¿Nadie se acuerda de nadie en Colombia? Ni siquiera contamos con un Museo del Traje.

 Con aprecio y devoción por el trabajo de los diseñadores colombianos.

Publicado en la revista Fucsia, edición de julio de 2014.

Enero

17

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIATEX (Medellín): 23 al 25 de ENERO

BOGOTÁ FASHION WEEK (Bogotá): 24 al 28 de ABRIL

EXPOARTESANO (Medellín): 17 al 23 de ABRIL

COPENHAGEN FASHION SUMMIT (Copenhagen): 15 al 16 MAYO

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

Maestros ancestrales 2017

La revista Fucsia, Artesanías de Colombia y el INALDE se unieron este año para la iniciativa "Maestros ancestrales". En esta, algunas marcas locales como Isabel Henao, Aldea, MAZ interactuaron y co-crearon cápsulas con la comunidad wounaan, wounaan pour y embera.


pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA