cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Hilos que hablan solos

El cumare proviene de un árbol de la región amazónica en Colombia. Muy preciado por su resistencia, es objeto de estudio en la Universidad Jorge Tadeo Lozano con miras a desarrollar nanotecnología aplicada a esta fibra vegetal para crear un nuevo textil.

"DRESS UP" DE AMAAALIA

La ilustradora colombiana Amalia Restrepo muestra con su serie de animales que lucen accesorios en qué consiste la banalidad o la inmensa astucia del mundo de la moda.

CAS A PORTER

Kika Vargas y Bibi Marini abren un espacio para el diseño que revela la personalidad de las creadoras colombianas. Moda, accesorios, mobiliario y libros. En CC El Retiro, Bogotá.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

¡FELIZ 2017!

Con la ilustradora Amalia Restrepo nos pusimos a la tarea de crear una pieza que pueda acompañarlos de enero a diciembre de 2017. Aquí está: es la SillaVerde interpretada por @amaaalia. Es una tarjeta-calendario que pueden obtener físicamente escribiendo a info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

fb
PROCESOS PRODUCTIVOS SOSTENIBLES / MESA VI 2016

Publicado 2016-10-17 11:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

“El diseño es un enfoque afirmativo que puede proporcionar retroalimentación positiva y, al estar al frente de la cadena de fabricación puede influir enormemente e incluso evitar el impacto desde el primer momento[...] para los diseñadores implicados activamente en la búsqueda de la sostenibilidad, la práctica del oficio tiene objetivos tanto económicos como medioambientales y sociales” En Gestionar la sostenibilidad en la moda (Fletcher & Grose, 2012).

Tomamos en cuenta esta cita para abordar, en el marco del ciclo MODA 360, el tema de debate relacionado con procesos productivos en las empresas que busca ser sostenibles. Invitamos a esta conversación a tres protagonistas de primera línea en Colombia. Dos hombres y una mujer a los que les une su desarrollo profesional en la industria de moda pero también, personas que matizan con sus experiencias los retos y dificultades que implica querer contribuir a un mundo más sostenible. Sylvia Andrade –empresaria y diseñadora de la marca SYA–, Jáder Zuleta –fundador de C.P. Company y Paz Wear–;  y Andrés Lorenzo Velásquez –Coordinador de Alianzas Estratégicas de INEXMODA. Dirige y modera Rocio Arias Hofman, periodista y politóloga, editora de www.sentadaensusillaverde.com


A lo largo de dos horas, el miércoles 26 de octubre de 2016, llevamos a cabo el siguiente intercambio de opiniones en el auditorio Salitre de la Cámara de Comercio de Bogotá:

1. Acerca del rol del consumidor en un proceso productivo sostenible.

Lorenzo Velásquez –LV–: “Yo creo que cuando el proceso productivo no piensa en el consumidor, deja de ser productivo. El principal eslabón de la cadena de valor ya no son las materias primas y la producción, sino el consumidor, es decir la cadena de valor empieza en el consumidor, porque finalmente es el driver que va a guiar no solo lo que se produce, sino cómo se produce. Hay unas cifras bastante interesantes de Nielsen: mas o menos el 60% de los consumidores de vestuario están preocupados por la sostenibilidad, por cómo se hace, cómo se lleva la prenda hasta el proceso de producción, terminado y puesta en el mercado, como se vende. Por otro lado, los millennials que son el tipo de consumidor que nace en 1980 (muchos de los que estamos aquí reunidos) se preocupan más o menos un 75% del tema de sostenibilidad.

Además, es interesante ver que la mayoría de los desarrollos enfocados en bases textiles sostenibles o en acabados sostenibles han sido demandados por el consumidor. Es decir, son pocas las iniciativas empresariales las que han dicho: ‘venga es que yo quiero ser sostenible porque yo voy a encontrar un nicho de mercados muy rentable o porque voy a abaratar los costos de producción’”.

2. Sobre nuevos materiales, investigación y sostenibilidad.

LV:¿Qué hemos encontrado nosotros sobre esos modelos de negocio que usan fibras desarrolladas a través de la piña, a través del plátano, de los palos de café? Hay un montón de fibras que son alternativas y que obviamente cuando solo te enfocas en la fibra, cuando baso en la fibra mi modelo de negocio, termina siendo muy riesgoso porque la expresión del producto está supeditada a una fibra. No significa que no vendan, pero dentro de un  sistema tan agresivo como es el sistema moda, que es un sistema de  estilos de vida,  que es un sistemas de vestuario ahí esos modelos de negocios pueden correr riesgos”.

Sylvia Andrade –SA–:En Colombia la diversidad de materiales no es tan amplia. Nos enfrentamos a que uno tiene una colección en su cabeza, tiene una idea, y cuando la va a llevar a cabo pues tiene el impedimento de encontrar los materiales que le resuelven esa idea de la mejor manera. Entonces empecé a investigar qué estaba pasando en el mundo con diferentes materiales, nuevos productos, y uno encuentra la paradoja de que Colombia es un país con una biodiversidad enorme, con la que se podrían manejar un montón de materiales en investigación, y, sin embargo, no se lleva a cabo. Eso me llevó a un empresario paisa que tiene una empresa que se llama Ecoflora y ellos hacen productos de limpieza amigables con el medio ambiente, y estaban desarrollando una tintura natural con base en la jagua recolectada a mano en las selvas del Chocó. Era un proyecto muy interesante y él me entregó un kilo de tintura y me dijo ‘haga con eso lo que quiera’, y yo toqué la puerta en la Universidad de Los Andes y me dijeron ‘listo, tiene tres meses para hacer una investigación todos los miércoles en el laboratorio, y miremos a ver qué pasa’. Eso fue un trabajo interesantísimo en el que nosotros hacíamos pruebas de cómo era el efecto de la tintura de jagua en denim, en base 100% algodón, a diferentes temperaturas, con diferentes cantidades de la proporción –para saber cuánta cantidad de tintura se necesitaba para el producto–. Y realmente es un trabajo muy interesante y la razón por la que yo no seguí por esa línea es la que dice Lorenzo, y es que mi interés fue posicionarme primero como diseñadora, no basarme en una sola fibra, sino hacer un statement de marca, y ya después sí tener la posibilidad de usar esos recursos que están ahí y que cualquier persona podría utilizar si tuviera el interés. Claro, uno necesita apoyo, pero yo creo que la primera idea la puede realizar uno y después buscar quién se le mide a la aventura”.

3. A propósito de cómo la sostenibilidad va más allá de lo ecológico. Sobre valor agregado y capital humano.

LV: “Cuando hablamos del término sostenibilidad, muchas veces lo abordamos desde el punto de vista ambiental, pero no desde el punto de vista social, del capital humano, o lo que nosotros denominamos en sostenibilidad del público interno, nos quejamos de  que tenemos de la falta de mano de obra, y es porque nosotros no hicimos desarrollo de proveedores. Entonces, cuando yo miro el negocio de Jáder, creo que tiene muchas oportunidades en el mercado internacional, porque hay empresas o tratados, hay una cosa que se llama el Fair Trade, que es un tema de comercio justo, y ese tema lo han aprovechado muchas empresas exportadoras de bienes.  Y ahí es donde, de alguna manera, en Londres o en Madrid o Francia, uno puede acceder a algunos mercados gracias a esos componentes de sostenibilidad, e incluso el mercado está dispuesto a pagarte muchos más dólares por ello.

Además, quiero llamar la atención  a qué proceso productivo tengo en mi empresa para que estas personas se sientan parte de ella –eso también es sostenibilidad–. En nuestra industria es más difícil retener los talentos a todos los niveles: que van desde operario hasta el diseñador, no nos caracterizamos por tener buenas prácticas en ese sentido”.

Jáder Zuleta –JZ–: “Yo fui víctima del conflicto armado, de amenazas de muerte, de extorsión y, por consiguiente, eso lo vivió toda mi familia. Estar trabajando y de un momento a otro vernos en otro país, llegar a un apartamento, no tener nada, dormir en el piso, son procesos que lo van madurando, y lo van haciendo crecer a uno, y hacerse preguntas como uno a qué vino. Yo escuchando a Colombia todo este proceso que vive, al señor Presidente tratando de hacer un proceso de paz y todas esas cosas, y dije ‘¿yo qué puedo aportarle a la paz de Colombia? Antes me decía ¿por qué yo?, eso es problema del gobierno, de ellos, eso no es problema mío. Pero volvimos al país y era otro, tuvimos que volver a levantar la empresa.

Por eso nació Paz Wear, una marca de ropa con alto contenido social, ya que estas prendas son confeccionadas y elaboradas por víctimas del conflicto armado. Las contactamos por medio de la Oficina de víctimas y de la ACR para darles trabajo. Siempre quise que fuera una empresa, no quería que fuera asociada como un programa más, como una coyuntura, sino que nosotros somos una realidad, sacamos un producto de muy buena calidad, vamos  y lo comercializamos, y con el fruto de este trabajo se le paga a las personas un sueldo digno. Así se está organizando una empresa y es sostenible. Por eso hacemos énfasis en el modelo de empresa y de negocio que compite en el mercado como cualquier otra marca de ropa que hay en el país. El fundamental añadir la filosofía y el ADN que marcamos. Consiste en darle trabajo a estas personas que quieren aportar a la sociedad y nosotros estamos esperando para recibirlos, es un gana-gana y ha sido exitoso”.

SA:Cuando yo llegué aquí lo primero que hice fue una investigación de con qué talleres puedo trabajar, qué taller tiene la creatividad y las ganas de investigar conmigo diferentes tipos de colecciones y de piezas. Y encontré unas personas que no habían estudiado, que eran empíricos, que habían pasado el conocimiento de generación en generación. Un trabajo bellísimo de  sastrería, de corte impresionante que han creado sus familias. Así han logrado salir adelante. Me dí cuenta de que la mano de obra con que nosotros los diseñadores independientes trabajamos es esa y es a la que tenemos que apuntar si nuestro trabajo, si nuestra marca crece. Porque si nosotros crecemos, nuestros talleres tienen que crecer de la mano para poder cumplir con el volúmen que nos están pidiendo.

Yo les digo que el tema es más de observación: en Colombia hay talleres de mujeres cabeza de familia para quienes la costura es lo que les ayuda a sacar adelante a su familia, pero también a poder cuidar sus nietos, hacerse cargo de su familia. Hay muchas maneras cómo nosotros, diseñadores jóvenes podemos ayudar. Nosotros damos trabajo justo, no tenemos horarios incansables, no hay hora de entrada o salida. Se trata más bien de cuándo me puede entregar la prenda y se ajusta el trabajo al tiempo en el que lo puede llevar a cabo.

Hay muchas maneras también como la forma de escoger las telas, preservar el conocimiento del trabajo manual y de un saber que se está perdiendo con la maquinaria. Solo les digo: observen, porque a la larga si uno se pone en su cadena de proceso de producción hay más pautas de trabajo sostenible que lo que ustedes imaginan. Y les puede funcionar mucho para el posicionamiento de la marca que expliquen la experiencia del producto desde que lo conciben hasta el momento en que está en el puesto de venta. Si cuentan la experiencia, las personas se van a enamorar de las piezas y van a persistir en su decisión de compra.

Creo que el alma es el valor más alto que puede tener una compañía porque para los diseñadores en particular, el diseño es algo que está totalmente ligado a nuestras experiencias. Son nuestras inquietudes, nuestros buenos días o malos días las que vertemos en el proceso creativo. Ese trayecto es el que lleva a la creación de las piezas.  Por eso es tan personal y tan duro este negocio. Además de ser interesante y apasionado. Es frecuente que cuando produces piezas muy viscerales y las expones, no tienen ningún efecto o de pronto una pieza realizada demasiado rápido resulta que le fascina a todo el mundo. Es un valor que hay que pensar porque tienes que tener cuidado en cómo posicionar la marca y hacia dónde la diriges. Así sabrás qué propuestas aceptar y cuáles no porque esa misma marca que puede llegar a tener un valor muy alto también puede bajar”.

4. Algunos retos para la industria de la moda en Colombia

LV: “Y si no tengo confeccionistas, ¿qué estoy haciendo para el desarrollo de proveedores? Deseo lanzar esa inquietud aquí: uno de los retos que tenemos como Instituto es que las empresas ancla o tractoras suelen crecer mucho pero los proveedores no crecen a la par. Y eso es porque nuestro sector no ha tenido buenas prácticas de eso que se llama desarrollo de proveedores, calificación de proveedores y apalancamiento. Les dejo el reto, porque se trata de abordar la sostenibilidad más allá de ese componente meramente ambiental o ecológico”.

JZ: “El sector textil-confección de Colombia está pasando por un momento muy importante. Tenemos mucho futuro pero necesitamos trabajo, necesitamos mano de obra calificada. Entiendo, e INEXMODA también lo sabe, que necesitamos políticas a largo plazo de gobierno. Nuestra industria que era muy pujante hace veinte años se acabó porque sucedió la invasión asiática. Y comenzó a hacer carrera la idea de que todo lo de fuera era mejor. Entonces, las grandes marcas nacionales empezaron a mandar a hacer en el exterior.”

“Se destruyeron las grandes industrias textileras y confeccionistas de mil operarios. Para volver a montar esa industria se necesitan políticas a largo plazo y se logrará que un empresario pueda decir ‘vamos a invertir un millón, dos millones de dólares’.  Es vital  que el gobierno de apoyo y garantice que no va a volver a bajar los aranceles. Si no sucede así, crece la invasión, el contrabando y nos destruye”.  

“También queremos crear conciencia de que lo que hacemos con nuestras marcas es bueno y competitivo. Queremos buenas prácticas laborales. Cuando consumimos prendas de Asia, por ejemplo, que son confeccionadas con prácticas no apropiadas para el ser humano hay que reflexionar sobre este asunto. Por eso, el precio no es lo que vale, lo que vale es la calidad de la prenda, la historia que trae. Los colombianos consumidores estamos llamados a protegernos nosotros mismos, a velar por las buenas prácticas y salir adelante”.

5. De ideas a empresas: modelos de negocio sostenible y oportunidades de mercado.

LV: “¿Cuáles son los modelos de negocio más exitosos que hemos visto en Inexmoda? Son aquellos que buscan varios insumos y que sobre toda la cadena de valor le dan un enfoque de sostenibilidad al negocio. Por ejemplo, en los sintéticos encontramos que muchas marcas están trabajando solamente con el tema del reciclaje del PET y su modelo de negocio no es tan potente pues las ventas no se vuelven atractivas. Sin embargo, un modelo de negocio como ECOALF que utiliza obviamente el reciclado del PET pero también algodón reciclado (porque lo puedes reciclar, triturar, lavar y además lo combinas con varias fuentes para tener una buena funcionalidad del vestuario), es un negoci más fuerte. ECOALF ya tiene una facturación más o menos entre doce millones de euros y cuatro millones de euros al año.  

¿Qué vemos también como una oportunidad de negocio? Que los grandes retailers como Wal-Mart se sentaron con los grandes distribuidores de moda, liderando el proceso como North Face, para desarrollar la Asociación Mundial de Sostenibilidad de la Industria y, a través de eso, generaron un índice para identificar en las etiquetas si la prenda es sostenible dentro de la cadena de valor (esto va a funcionar inicialmente en la Unión Europea como un requisito para vender en Europa).

Vemos también, en cuanto a cifras de mercado, que el aumento en ventas se ha incrementado un 45%. Es decir, el aumento del modelo de negocio sostenible está por encima del aumento del vestuario a nivel mundial que es del 20%, . Si sumamos cifras del 2000 hasta el 2015. ¿Qué significa eso? Que hay una preferencia por este tipo de modelo de negocio. Si ven la iniciativa de Levi’s o la de H&M de reciclar resulta interesante lo siguiente: la línea más vendida de Levi’s fueron los denim sostenibles (trece millones de unidades aprox, tras un proceso de producción adecuado). Y las líneas más vendidas de H&M, con mayores incrementos, son las que están enfocadas a la sostenibilidad”.

JZ:De una idea con propósito y con disciplina salió C.P. Company. A través de los años, la maduración personal y del paso de la vida, vas formando ideas y llegas a conclusiones. Ahora dicen ‘este señor lo sabía todo’, pero es mentira: es el proceso personal y profesional el que te va enseñando”.

SA: “Mi base creativa es la curiosidad y la investigación. Pienso que ante cualquier proceso que inicies -así sea hacer un ponqué u otra actividad-, debes ser curioso y creativo. Se trata de mirar cómo se puede hacer mejor. A mí en particular, me fascina la investigación textil y  entender cómo utilizar los recursos que tengo a la mano para hacer una pieza con un valor agregado muy concreto”.


Agosto

21

2017

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 25 al 27 de JULIO

ECOSISTEMA ARTE (Bogotá): 22 y 23 de SEPTIEMBRE

CALI EXPOSHOW (Cali): 20 al 23 de SEPTIEMBRE

B CAPITAL (Bogotá): 18 al 20 de OCTUBRE

FERIAS DE ARTE (Bogotá): 26 al 29 de OCTUBRE

EXPOARTESANÍAS / MODA VIVA (Bogotá): 6 al 19 de DICIEMBRE

chanel
Albies Channel
e-mailMis Tweets
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

Colombiamoda 2017

La edición 28 del principal evento de moda en Colombia reúne nombres indispensables del diseño nacional. Sus más recientes colecciones se presentan del 25 al 27 de julio de 2017 en Medellín. Aquí está un detalle sugestivo que nos ceden algunas de las marcas participantes. Bocetos, color, textiles, inspiración y más para anticipar lo que viene.

pinzas

PEPA POMBO

pinzas

DIANA CRUMP

pinzas

SOY

pinzas

PAPEL DE PUNTO

pinzas

DIANA GÓMEZ

pinzas

MULIERR

pinzas

LINA CANTILLO

pinzas

NOISE LAB

pinzas

MEV