cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Mercadeo eficiente de la moda / Mesa II La moda a debate 2015

Publicado 2015-04-13 02:02:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

“Todos aquí estamos aprendiendo. Los que mejor sepan escuchar serán los más inteligentes” Charlene li &. Josh Bernoff

Esta frase de los autores de Groundswell, pone de manifiesto uno de los factores más importantes para lograr un mercadeo eficiente: escuchar al usuario. La relevancia de conocerlo fue uno de los temas puestos sobre la segunda mesa redonda de La moda a debate, en la que también se habló sobre el uso de la información, la educación del vendedor, el estado de la industria de la moda en Colombia, el valor agregado y la identidad de marca. 

Los invitados que discutieron al respecto fueron: Juan Diego Becerra –vicepresidente corporativo de Raddar–; Ingrid Wobst –fundadora de Colectivo–; Jaime Dugand –vicepresidente comercial de EPK–; y Julian Posada –consultor de la industria de la moda–. Dirigió y moderó el debate Rocío Arias Hofman, fundadora y editora de www.sentadaensusillaverde.com.

Estos fueron algunos de los puntos clave de la jornada:

 1.    Lo esencial: conocer al mercado objetivo

Jaime Dugand –JD–: Nosotros que nos dirigimos al segmento infantil, es el volúmen de números lo que nos lleva a decidir a dónde vamos.  Primero miramos el mercado y su nivel medio, obtenemos del DANE lo más reciente. Partiendo de un análisis numérico de población vamos y hacemos presencia en la ciudad, en la locación en un plazo de quince días y estudiamos quiénes están en el mercado, qué marcas locales o también cómo se desempeña el mercado. Si es rentable, nos establecemos ahí. Nosotros siempre nos basamos en estudios, tenemos un target y un foco.

El contacto con el consumidor está bastante desordenado y en ese desorden debo tener claro a quién le estoy comunicando. Si tengo claridad que yo quiero hablarle a estrato 4 o 5 o 6, que es aspiracional, que busca calidad. Hay que saber a quién se habla para ver a qué medios y ser consistente. Nosotros hacemos encuestas en los puntos de venta, hacemos una campaña A mi me gusta, aleatoriamente: ¿cómo se enteró usted de la campaña? El 70% por ciento de los encuestados se enteró de la campaña jueves a domingo en el centro comercial que es el lugar donde va. Entonces la experiencia en la tienda, la experiencia de compra, finalmente así  yo venda por web, la tienda es donde confluye la experiencia.

Julián Posada –JP–: El ejercicio más complejo de la moda, un poco parafraseando a Einstein, es que es más importante la creatividad que el conocimiento. Entonces aquí hay que estar indagando siempre: uno, los deseos del consumidor y dos en las necesidades del mercado para producir una colección con una creatividad pragmática. No se trata de producir vestidos porque sí o trajes de baño porque sí, hay que hacer trajes de baño que respondan al mercado.

Juan Diego Becerra –JDB–: Hay mujeres en este país que hoy en día están siguiendo blogs de moda, están siguiendo vanguardia en moda, que pueden ir a una tienda en MANGO y pelean porque no está la misma blusa que vieron en Madrid. Ese no es el 100% del mercado. Mi papá compra ropa por ahí cada tres años, a él no le interesa estar a la moda porque él ya está viejito, ya se pensionó. Depende del segmento al que yo le quiero hablar. Insisto, lo siento, pero es que es la única forma.

Ingrid Wobst –IW–: Creo que tienes toda la razón, pero creo que también  hay una nuevo consumidor que está empezando con EPK, esta nueva generación de niños que tiene, de jóvenes que están en la universidad y que conocen ZARA van a consumir diferente a lo que fue tu papá, a lo que soy yo. Entonces sí debemos empezar a pensar hacia al futuro, en que esta gente va a tener unos hábitos de consumo, como lo tienen en España, como lo tiene ese mundo global que sí requiere moda inmediata, que quiere comprar no lo que está en sale, sino que dé una se van y compran lo que está en la tienda.  Este nuevo colombiano es el joven, es el estrato cuatro que está subiendo y que es poco definible para nosotros que estamos acostumbrados a nuestro papá, al que viaja. Entonces yo creo que no lo conozco, pero ese interrogante de esa nueva generación es al que tenemos que apuntarle para construir un consumo masivo en moda de cualquier nivel.

 2.    La importancia del valor agregado

IW: Algunas veces, hay marcas que piensan solamente como vender. Pero hay otras que tienen un valor adicional,  estás vendiendo un valor agregado porque es marca premium, porque tiene un estilo de vida. La semana pasada tuvimos los 80 años de Lancome que es una marca que lleva reinventándose para hablarle a una mujer que ha cambiado. Sigue con la misma rosa, con los mismo colores, pero hoy en el 2015 tenemos cómo comunicarles a la mujer colombiana, ojo, que es diferente a la mujer que está en Paris, en Estados Unidos y en Brasil, y esa marca está en todos los países. Entonces esa información que va desde los hábitos de cada ciudad, de cada localidad,  habla de cómo es regionalizar una marca tan poderosa como puede ser Lancome. Obviamente los lineamientos internacionales no te permiten cambiar casi que ni una coma de lo que está escrito, pero cómo transformamos eso para que nosotros los colombianos nos sintamos que queremos ir a comprar, cómo hacemos para que las niñas de 15 años empiecen a sentir que esa marca va a ser su marca a futuro. Al final necesitas conseguir un estilo, el valor agregado que te da la marca al al consumidor de hoy ¿qué me hace distinto?

 3.    ¿Cómo está la situación en Colombia?

JDB: Hay marcas muy buenas y que están haciendo un buen mercadeo. El mejor ejemplo de esto es la industria corsetera de nuestro país.  La ropa interior femenina de nuestro país es conocida en el mundo porque hay unas marcas muy bien posicionadas, están muy bien segmentadas, hay muchas cosas muy bien hechas. Pero hay muchas que no, y ¿por qué no? Les cuento un dato, el 70% de las compras que hace un colombiano las hace por precio, qué pasa cuando yo compito por precio. El mercadeo me dice que tengo cuatro  canales: producto, precio, comunicación y lugar de venta. Si me dedico a precio tengo que competir olvidando las otras. Cuando ustedes van a un centro comercial y ven todo en promociones, todo, ¿lo han visto? La gente ya no está pensando en qué producto es mejor sino en cuál es más barato. Si  me voy a comprar un jean de 100 pesos y vale 80, esos 20 pesos no voy a guardarlos para comprarme un blue jean sino, en helado en cualquier otra cosa, le estoy quitando plata al mercado.

Entonces, el mercadeo estamos haciéndolo bien, creo que podríamos hacerlo mejor, hay empresas maravillosas en donde el mercadeo sin lugar a dudas funciona; ustedes ven empresas como Leonisa, como el Grupo Cristal que tiene GEF y Punto blanco. Pero creo que los emprendedores y las empresas pequeñas tienen que dejar de pensar en precio, porque el momento en que podamos romper esa barrera y salir del precio como diferencial del mercado podemos hacer más cosas. 

JD: Nosotros no podemos competir en precio al mismo nivel que China o que Bangladesh o Vietnam o cualquiera de esos países. No podemos competir con calidad porque a una niña de quince años le importa un pito que la camiseta le dure tres años, ella la quiere para salir a la fiesta y ya. ¿En qué podemos competir entonces? Diseño, ¿somos fuertes en diseño? Estamos mejorando, porque lastimosamente nuestra industria copia demasiado, entonces no estamos tan bien en diseño pero estamos evolucionando. ¿Con qué otra cosa competimos? Con marca. Si yo no compito con una marca, me destruyen. Y no tiene que ser una marca que conozca todo el mundo, yo puedo que escoger un nicho y con ese nicho hacer una empresa maravillosa.

JP: Empecé mi vida como empresario, como emprendedor, estaba en la universidad, y creo que la cadena sigue siendo absolutamente informal, pero es toda la cadena. Es decir, en Colombia uno abre un negocio con una cédula y tres recomendaciones. Yo vendía camisas porque me quería ir de vacaciones y me quebré tres veces y trabajé con las grandes superficies, hice toda la cadena. Quienes exportan son quienes han transformado la cadena o quiénes reciben información y suministros del exterior son quienes han transformado la cadena, porque le dan hoy el sentido de seriedad y responsabilidad que la cadena tiene que tener. Porque si yo no despacho a tiempo de Bloomingdale’s tengo una multa, y punto y sino lo hago al Éxito también. Hablamos con todos los jóvenes emprendedores y dicen 'mi sueño es venderle a Saks y entonces tú le dices '¿tienes la capacidad para comprar el software de Saks y tienes la capacidad para manejar tú el inventario de Saks? Es que comprar el software de Saks vale 5000 dólares. Entonces cuál es tu sueño de ser cómo Sacks. Ahh bueno entonces que mis tiendas se parezcan a las de Zara. ¿Tienes la capacidad y el músculo económico para invertir en lugares comerciales de 400 metros cuadrados?, ¿tienes la capacidad para tener ese inventario?' Entonces la formalización de la cadena se da desafortunadamente de un cierto nivel en adelante, porque el resto de la relación es informal, es eminentemente informal. Y  creo que labores como desde la cámara propenden por la formalización de  toda la cadena.

 4.    El puente entre arte y el comercio

JD: Creo que existe un puente roto entre el desarrollo de una marca y operación logística y aterrizada. Yo le llamo el arte y la ciencia. El arte es todo lo que yo creo, sueño, todo lo que ustedes emprendedores o nosotros que trabajamos en moda creamos, desarrollamos productos únicos, digamos que los creamos a nivel mundial, unos copiamos, otros estamos a la vanguardia y nosotros los colombianos somos buenos diseñadores, colombia es buena diseñadora, pero nos quedamos solo en eso, pensando que somos buenos diseñadores. Eso es el arte, la ciencia son los números, yo no puedo vivir del arte, a menos de que yo sea altruista, tengo que vivir un negocio. Si voy a hacer un negocio de una marca tengo que hacer los números para saber hasta dónde voy a llegar, independiente a lo que hable la marca, al estilo de vida de la misma, todos tenemos que tener un foco, osea, si la marca no tiene foco y le empiezo a disparar  a todos me va mal. Tengo que tener un foco, a qué estilo de vida le voy a hablar, a que segmento le voy a hablar, ¿es mi marca precio? Si mi marca es precio yo puedo competir con China, yo tengo ejemplos de experiencias laborales que hemos competido con China, de hecho empresas grandes como Pat Primo  compiten con China y tienen desarrollo. Pero a qué mercado, con qué volúmen, con qué rentabilidad, con qué nivel de inventario, con cuánta inversión. Porque es que a veces el arte se queda aquí y hay que aterrizarlo a la realidad, para decir ‘ah bueno este negocio voy a vender a tal precio promedio, mi margen va a ser este’. La realidad es que las marcas que salen exitosas lo son porque tienen foco y porque analizan sus números.   Hay que tener la sinergia entre el que diseña la marca, el que planifica la marca y el que aterriza la marca.

JP: Quisiera ir un poco más atrás de lo que está diciendo Jaime y decir que el origen está en la formación, en la academia. Porque han indispuesto desde la academia los dos universos, la gente decide ser creativa porque odia los números y el que ama los números detesta la academia, detesta el humanismo, entonces poner a dialogar esos dos departamentos: el departamento de mercadeo con el departamento de diseño, para producir desde lo números. Es un trabajo que cuesta entender. Pasan muchos años para que un diseñador entienda que una colección se hace desde el mercado, no del gusto. Y yo sé que el gusto es importante, pero generalmente es el del consumidor, no el mío.  La academia me debería forjar para ser tan bueno bueno como diseñador infantil, como diseñador femenino o masculino porque es que el diseño es un ejercicio con unas metodologías y unas prácticas estandarizadas. Pero aquí seguimos convencidos de que al formar diseñadores estamos formando artistas, entonces yo ahí le pondría una gran responsabilidad a la academia.

Y lo mismo estamos haciendo cuando estamos construyendo los números, estamos construyendo los números solo para construir resultados. Y estos van más allá de los resultados, más allá de los tres billones de pesos de oportunidad en el mercado infantil. 

Además hay otro gran error: la gente cree que porque se llama tiene una marca, y una cosa es un nombre y otra cosa es una marca: son dos temas importantes y yo creo que sería otra mesa completa. Construir una marca es un proceso completo donde la inversión ni siquiera tiene que ser tan grande, es la claridad de la estrategia, la claridad del foco y la claridad de la comunicación la que le permiten a uno construir una marca.

 5.    La información: insumo para contar historias, construir una identidad y entender el mercado 

IW: Nosotros vivimos de la información, es nuestra herramienta principal: tanto la información que nos da la marca como la que conocemos de los hábitos de los consumidores. Cada una de las marcas  investigan qué quiere a futuro la mujer o el hombre, en moda.  Entonces, dependiendo de la marca y el tipo de consumidor miramos cómo la comunicamos. Tenemos, además, el reto de transmitirle la información a un profesional que es el periodista, que nosotros peleamos para que elija entre siete marcas que le mandaron para que después una señora en una peluquería entienda que la marca es a la que tiene que ir para buscar las últimas joyas o las últimas medias o el último colorete que se está usando. Por eso para nosotros la información va por todas partes,  por todos los sentidos: es desde lo que tú estás escribiendo, cómo lo estás escribiendo, en el papel en que lo escribes, en el empaque en que va, la persona que lo transmite.

En las agencias de comunicación el individuo es importante, si una periodista o una comunicadora social ha leído de moda, no es lo mismo que una que ha trabajado con  seguros. Cada paso va a llegar a la persona que ve la referencia o su estilo de vida en lo que es esta marca. Y la marca no es solo la camisa, si yo me pongo la camisa yo estoy haciendo haciendo referencia a todo un estilo de vida, a lo que como, a lo que visto, a la gente con la que me relaciono. Entonces la información va desde cómo  escribo hasta cómo lo presento.  La otra vez hablaba yo con Tiffany, ellos tienen un trabajo que no solo termina en comunicación sino en educar a los vendedores para que ellos puedan transmitir la información de la marca. MAC cosméticos es un ejemplo de esa forma rigurosa de contar la historia. Es una marca que llegó a Colombia hace ocho años, tiene 40 años en el mercado. Nosotros trabajamos con ellos, fue un ejercicio bastante particular, difícil para nosotros como colombianos. Ellos son muy rigurosos en el manual, me acuerdo que las servilletas tienen que ser negras, ¿ de dónde sacamos servilletas negras hace ocho años? Las recetas de la comida que se daba en los eventos o para sentarnos con un periodista teníamos que vestirnos de ciertos colores cuando íbamos, pero uno dice ¿qué necesidad? Pues es la única marca que no hace pauta, ellos no te hacen un aviso nunca y las mujeres que conocemos MAC sabemos exactamente qué es lo que nos transmite, porque tienen una guía perfecta acá, en China, en Rusia y saben exactamente qué quiere comunicarle a sus mujeres.

JDB: Hay que aclarar, cuando uno trabaja con diseñadores, ellos finalmente tienen su ADN y ellos son la razón de ser de la marca. El problema es cuando a Silvia Tcherassi le toque encontrar quien la suceda, porque inevitablemente algún día pasará, y ese día alguien tendrá que sentarse con Silvia a establecer los protocolos creativos, le acaba de pasar a Oscar de la Renta, de repente se muere apenas una semana después de nombrar a su sucesor. Cuando hablamos de marca el ADN es fundamental y MAC es un caso particular. Tuve la fortuna de formar parte de una junta que se llamaba La junta de los guardianes de la marca y nuestro oficio era ese: blindar la marca, porque hoy hay demasiados escenarios donde la marca usa la información y se manifiesta: las redes sociales, la tienda, el showroom, las instalaciones de la compañía, ¿cómo te comunicas en cada uno de esos escenarios para ser coherente? Es que no basta con ser, hay que parecer, el gran problema de este negocio es ese, ¿cómo construir una identidad que sea coherente de sol a sol en cada una de las actividades que yo emprendo?

Estamos en un sector eminentemente aspiracional, entonces así esté en el estrato 1 o en el seis siempre quiero estar mejor; y la moda me reafirma y me permite una cantidad de cosas que me ayudan a construir seguridad y a reafirmar mi papel en la sociedad, en la comunidad y como trasmisor de conocimiento; la marca hace lo mismo. 

JP: Volvamos al poder de la información, al poder de la palabra. Si llamamos a las cosas por su nombre adecuadamente estamos construyendo consumidor y consumo. Si  le digo al algodón algodón y al lino lino, no digo lino de poliéster o seda de poliéster, estoy haciendo un beneficio por la cadena, y  cuando no digo tela licrada, sino que digo tela de lastoner o si tiene lycra digo lycra porque es una marca registrada, estoy haciéndole un bien a la academia y al consumo. Entonces la invitación desde aquí es a eso, a profesionalizar la cadena a propósito de la informalidad. La informalidad también empieza con el lenguaje y la comunicación y el mercadeo eficiente de la moda.

 6.    El vendedor, un canal indispensable

JP: El personal que atiende la tienda regularmente es el más mal preparado de la cadena, particularmente en el caso colombiano es donde menos inversión se hace.  Uno llega a la tienda y la experiencia se acaba. Ahora estaba en Starbucks y lo pongo como ejemplo porque me parece perfecto: el café vale más, pero tengo opciones de crear mi café, me llaman por mi nombre,  tengo mi vaso, pero la experiencia es terrible, porque le falta inducción al personal, el escenario es ese, la narrativa de la marca termina ahí y es lo más difícil. Porque en un entorno casi idéntico, porque nos estamos pareciendo cada vez más al mundo y eso nos quita encanto, yo voy a un centro comercial y estamos llenos de las mismas marcas: Coach, Dolce & Gabbana, hasta Tennis, todos empiezan a oler a lo mismo a  diez metros y mis sentidos empiezan a volver paisaje todas esas cosas.

¿Entonces dónde está la diferenciación? Esa es la pregunta que yo siempre hago: ¿vas a tener olor? Si claro otro olor más, y ¿tú gente qué? No va a atender muy bien y al final del día yo creo que está en la gente y el lujo sí que sabe hablar de gente.  Y el lujo si que sabe enseñarle a la gente de los procesos, cómo se construye un producto, de qué está compuesto, porque claro usted puede pensar que por precio se quiere llevar esta camisa que es de poliester, pero si usted toca este algodón con este número de hilos, con estos títulos, esta camisa italiana cortada no sé cómo, pero es que damos por hecho que el otro sabe, el otro no tiene ni idea de lo que está comprando. En esta cadena la información es clave, porque es el insumo que yo le entrego a cada uno de los protagonistas, a quién va a hacer las fotos, a quién va a hacer la campaña, a quién va a comercializar el producto y a quién va a leer los números y ahí es donde la cadena se va rompiendo.

JD: Capacitar a una persona de venta a nivel país es muy difícil. Nosotros en EPK hemos implementando el sistema Freedman de gerenciamiento de venta desde hace año y medio y nos ha dado buenos resultados. Y es que el vendedor conozca 5 elementos de gerenciamiento a la venta, es decir, el protocolo de las 5 cosas que no se renuncian en la tienda. Ya en el tema de producto como tal, tenemos algunos coordinadores de benchmark que le dan algunos elementos a los vendedores, pero ya el cliente va a buscando el color y producto que quiere.

JDB: Un ejemplo maravilloso de servicio al cliente que sobre todo de viene desarrollando en el país son los restaurantes premium. ¿Qué hace un restaurante cuando lanza un plato? ¿Quién es el primero que lo prueba? El mesero. Porque es que el mesero si no ha probado el plato, no puede recomendarlo, esa es la única forma de compartir esa experiencia, y pongo el ejemplo de los restaurantes porque funciona. Si a un mesero no le gusta un plato no lo menciona, si no lo ha probado no tiene cómo recomendarlo, un mesero de un restaurante debe conocer y haber probado todo el menú, porque es la única forma en la que puede transmitir esa experiencia y creo que es parte de lo que están haciendo EPK, hay que probar las cosas.

 7.    ¿Cómo escoger los canales para comunicar la marca?

IW: Cada marca, al igual que debe saber a quién le va a llegar, debe entender que hay diferentes canales y debe escoger cuál es el suyo. Está la televisión, hay medios digitales, activaciones de BTL, ruedas de prensa; hay tantas herramientas como consumidores. Nosotros trabajamos con marcas como Pantene, que también es moda, es moda para el pelo, y ellos no existen si no tienen televisión. Entonces, cada canal y quién habla tiene  que ver con la persona a la que vamos a llegar.  Es un mix en los canales de comunicación con cada una de la etapas de la marca, es buscar cómo tu consumidor va a consumir esos canales de comunicación, para poderle llegar a ellos y ser cada vez más efectivos con presupuestos que en comunicación no son tan altos. Ahorita de pronto el tema no es  tanto en BTL sino en digital, la gente dice ‘queremos digital’. Lo que dice una persona de una marca a veces es mucho más valioso que lo que dice un aviso, entonces, cómo hago para que una persona en serio pueda decir en una página ‘ve compre esto y me resultó fabuloso por esto, esto y esto’, que nunca lo va a decir la publicidad. Es el proceso de que fui a la tienda, que me atendieron, que además si algo me salió dañado tuve un buen servicio al cliente  un post-venta que es importantísimo.

Los influenciadores se han vuelto también una herramienta bastante utilizada, algunas veces sobrevalorada otras no. Pero cuando das con la persona sí es clave, porque de alguna manera la moda y hablando de ropa y de ciertos productos es aspiracional. Cuando tu ves alguien que en el que tu imaginario te ves reflejado, sí es importante. Entonces sí tiene un valor, lo que toca es buscar la persona, que no es solo pagarle. Al final, todos somos medios de comunicación, entonces si tú tienes ese link emocional con la persona clave, que además le guste, perfecto. Pero si me pagan una plata pues lo pongo en el Instagram, pero todos se van a dar cuenta de que lo hago por lo que me está pagando. Entonces es rentable, si realmente logra uno encontrar ese vehículo, clarísimo. Como marca le damos la experiencia también a estas celebridades, líderes de opinión o gente influenciadora en las redes, ellos van a ser unos embajadores de la marca.  Pero tiene uno que no caer en la repetición, yo tengo marcas que tienen embajadores, hay unos embajadores que cada vez tienen una marca diferente. Entonces toca manejarlo con muchísimo cuidado, pero hoy, yendo a números y retornos, porque en el tema de la comunicación no todo queda al arte y al diseño a intangibles, el retorno de inversión nosotros, con las agencias centrales de medios, sí lo medimos. Una presentadora, si ustedes ven en los noticieros, que tiene algo puesto sí es importante para la marca, al día siguiente lo están comprando, es tan importante que las presentadoras en los noticieros nunca tienen un producto en su mano, eso es costosísimo, ya cuando una mujer ama de casa vea a una presentadora con un shampoo en la mano esto tiene un valor altísimo.

JP: Pero ahí hay una cosa que es interesante y es que si uno tiene la oportunidad, la posibilidad de disponer de un punto de venta, ese es el mejor escenario de estudio de cuál debería ser su modelo de producción. ¿Por qué? Porque la frecuencia de compra determina con seguridad la frecuencia con la que yo debo renovar el producto, con la que yo debo renovar la tienda, con la que yo debo refrescar mi colección. Porque, ¿si mi consumidor es un adulto que va cada ocho meses, qué sentido tiene? Pero si mi consumidor está un poco inmerso en esa dinámica global en la que nos metió ZARA todas las semanas al centro comercial, ahí me tengo que meter yo.

 8.    ¿Qué pasa con la identidad nacional?

JP: En el mundo de la moda la gente produce donde le resulta más beneficioso hacerlo y uno entra a las grandes tiendas y encuentra un mix de producto de cosas que se hacen en Colombia porque están muy bien hechas, pero de cosas que se pueden hacer en Bangladesh, en Vietnam, en la China. Yo creo que también hemos estigmatizado esa idea de que la  China todo es malo. En la China hay calidades, en la China hay niveles de producción, hay brokers que se manejan distinto. Lo mismo sucede en Colombia, no porque sea hecho en Colombia significa que sea bueno y también creo que ha habido abusos en ese tema. En Norteamérica están haciendo en este momento una campaña que se llama Made with pride in America y trascendieron un poco la idea de simplemente producido en; los italianos en el algún momento se vieron con el problema de made in Italy, sí, pero lo estaban haciendo Chinos en Torino, en Florencia y en Prato, en unas condiciones laborales infames. Entonces creo que lo que hay que emprender es sobre todo por un mercado que sea consciente, que pague bien y donde el intercambio sea sano, decente. Es un poco lo que están haciendo sobretodo, de una manera muy interesante, inteligente, los cocineros de este  país, y particularmente en una Ciudad como  Bogotá, uno ve lo que hacen los chefs de esta ciudad con pequeñas comunidades, con comunidades campesinas, con investigación de ingredientes y cómo le están pagando bien a esas comunidades porque más allá de producir es pagar bien, es el trato justo, encontrar cosas de origen. Nosotros hemos pasado por alto los certificados de origen que son tan importantes en el resto del mundo.  Entonces cuando hicieron nuestros sombreros vueltiaos en la China nos ofendimos, pero aquí nadie se ofende cuando ve un queso parmesano de Alpina. Entonces en Colombia funcionamos para el lado de nosotros sí pero para el lado de los otros no, eso es muy horrible. Entonces yo creo que ahí hay que saber por dónde va esa línea y qué tan sano es que sea o no hecho aquí, siempre y cuando esté bien hecho. 

Junio

19

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

BOGOTÁ FASHION WEEK (Bogotá): 24 al 27 de ABRIL

MODA 36O con IDENTIDAD (BFW Bogotá): 25 y 26 ABRIL

COPENHAGEN FASHION SUMMIT (Copenhagen): 15 al 16 MAYO

EXPOARTESANO (Medellín): 29 de JUNIO al 8 de JULIO

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

La Vida Animada
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La vida animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por la periodista y literata ADELA CARDONA y por LEIDY DÍAZ, asistente administrativa. Trabaja siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía creativa en el desarrollo de nuevos proyectos.

Bogotá Fashion Week 2018

La identidad colombiana es el hilo conductor de la segunda versión de Bogotá Fashion Week organizada por la Vicepresidencia de Competitivida de la Cámara de Comercio de Bogotá. Esta plataforma de negocios de moda ha hecho un proceso de curaduría y formación con los diseñadores elegidos para presentarse en pasarela y performance de vestuario, joyería, marroquinería y zapateria. 

pinzas

Snakers

pinzas

Bendita Seas

pinzas

Lina Cantillo