cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
LA PUERTA ABIERTA DE LEAL DACCARETT

Publicado 2013-05-10 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Le ocurre a los creadores de cualquier disciplina artística que el resultado de su trabajo les puede conducir a veces a un callejón sin salida. Cuando caen en la trampa de crear un estilo sellado, horadado por una marca indeleble, se provocan una sin salida creativa. Entonces, cualquiera de sus propuestas se verá como un “dejá vu” de sí mismos. Terrible. Mortal. Les faltará el aire.

Está el caso contrario, marcas que logran adelantar su paso sin la tentación de mirar constantemente atrás. De esta manera logran respirar oxígeno y logran transmitir esa frescura, colección tras colección. Sucede por fortuna con la casa de modas colombiana Leal Daccarett, fundada en 2006 por Francisco Leal y Karen Daccarett, pareja y padres de una reputada marca y de un pequeño hijo.

La más reciente colección de Leal Daccarett ha sido bautizada como LeA y vuela entre vestidos cortos, largos, las inefables chaquetas cortas trabajadas en la espalda y una ensoñación de colores livianos para soportar un otoño-invierno en un país sin estaciones como Colombia pero dotado de multiclimas.

Acompañamos a la pareja de empresarios y creadores de moda, una vez pasado el trance de su desfile número 15.

La presión de crear una colección en un lugar donde no se puede hablar claramente de invierno o verano, ¿les permite olvidar tendencias en colores y texturas?

FL:  Tenemos una mujer muy clara que no está determinada por la edad ni por el entorno. No nos interesa ser intelectuales ni artistas. Somos empresarios de una marca estética. Tenemos una gran responsabilidad social detrás de LD. Procuramos no ponernos límites, tenemos que ser consecuentes con nuestros pasado y el lugar donde vendemos que es Colombia. Al no tener un clima definido hemos tenido que inclinarnos por una gama diagonal. Tejidos de punto, abrigos diurnos y nocturnos y piezas específicas muy clásicas: la chaqueta LD que vamos reinterpretando, nuestros pantalones a los que variamos la altura, camisería y tops. Nuestras colecciones siempre contiene 80% de novedad, 10% de clásico y un 10% de adelanto de la siguiente.

Sus faldas se acortan en LeA hasta la altura que las volvió famosas en los años 50. Casi sentí que estaba ante una colección perfecta para Mad Men, la archiconocida serie de televisión…

FL: En realidad nos interesa hacer un desarrollo de la tela en chiffon para que se notara la estructura en la falda. Sentimos más responsabilidad en reinterpretar largos, escotes. Creemos que la estética en Colombia hay que trabajarla y estudiarla para cambiarla. Nuestra competencia directa son diseñadores extranjeros. Nos permite arriesgarnos más porque nuestra propuesta es distinta. No pensamos en si vende o no un largo específico, lo hacemos con amor e instinto. Así marcamos nuestro estilo y nuestra personalísima y cercana manera de trabajar con nuestras clientas.

Cuando resaltan “el trabajo hecho a mano con amor en Colombia”, ¿se refieren al proceso de producción que llevan a cabo?

FL: Absolutamente todo, pues hacemos nuestras prendas en Colombia. Además casi todas están intervenidas a mano con bordados, por ejemplo. Siempre enfatizamos que lo que hacemos no tiene solamente un fin de producción. Nos interesa que cada persona que trabaja con nosotros se involucre profundamente. Karen y yo nos conocimos en Italia, venimos de familia de empresarios y creemos que nos tenemos que diferenciar en el mercado a través de nuestro trato.

Llevan desde 2007 interpretando los gustos de las mujeres colombianas –especialmente en Barranquilla y Cali, así como una mujer bogotana internacional-, ¿pueden describirlos?

FL: Es una mujer que se viste para sí misma, segura. Tiene siempre un toque de excentricidad –algo importante para nosotros- y se divierte mucho vistiéndose. Debe ser como nosotros en el sentido de no tomarse mucho en serio. Karen es barranquillera, yo soy caleño y nuestras influencias son muy claras. Nuestra herencia es parte de nuestra inspiración.

Leal Daccarett está asociado inmediatamente a la idea de chaquetas originales, que siempre sorprenden por detrás. ¿Sutilidad, identidad, mensaje cifrado?

FL: Es que a nosotros nos interesa que se vea primero a la mujer. Casi toda la vida te la pasas de espaldas. Esa construcción en las estructuras y en las espaldas tiene que ver con eso. Con la ropa comunicas, a veces necesitas que una prenda te de mucha fuerza. Depende de la situación es bueno que la ropa te ayude.

En moda se revalúan todos los días muchos temas cruciales. Uno de ellos es el que desvirtúa la ropa para la noche y para el día como dos momentos diferentes. ¿Qué piensa Leal Daccarett sobre borrar esta frontera, que todas las prendas sirvan para cualquier ocasión?

FL: Me parece válido. Sin embargo, hay un punto en que no se puede. Un porcentaje de la ropa sirve para eso. Por ejemplo, nuestros pantalones sudadera están bordados con piedras y sirven para cualquier momento. Un vestido de noche es para la noche y punto. El mundo, de todas formas, se está volviendo más práctico.

¿Qué le deben ustedes a la moda?

FL: Mucho. Es de lo que comemos, lo que amamos y respiramos. Pasa que nosotros nos dedicamos a la moda de manera natural. Cuando vamos a comer con amigos no hablamos de moda, queremos estar en otra onda. Nos fascinan las dos caras de la moda: la responsabilidad de crear empresa y el divertimento de crearla en un entorno complejísimo como Colombia. Cuando vivimos fuera –en Milán, desde 2000 hasta 2006- nos dimos cuenta que queríamos regresar a hacer moda en Colombia.

Publicado en la edición digital de Diners, www.revistadiners.com.co el jueves 9 de mayo de 2013.

Noviembre

13

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7