cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
La moda tiene diva: Amparo Grisales

Publicado 2013-12-09 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Son las siete de la mañana en Bogotá. No hace frío, el sol afila sus rayos sobre la hiedra y los adoquines. Varios meseros de camisas recién planchadas y pulso firme llenan copas con jugos de naranja recién exprimida. Disponen bandejas con toronja y piña, queso fresco y tomates naturales coronados por una hoja de albahaca. Hay panes crujientes y cereales. Café también, las mesas están dispuestas. Todo hace parte del menú probado dos veces en la última semana por Amparo Grisales para ofrecer el desayuno orgánico –el que ella quiere- de este día tan esperado. La fecha elegida para presentar su primer libro, “Mi cuerpo consciente”, ante algunos amigos íntimos, su hermana Patricia y la prensa nacional. Un trabajo al que la actriz le ha dedicado sus últimos tres años para lograr este relato que ocupa doscientas páginas. “Es el compendio de su aprendizaje… No se trata de un libro de consejos para ser bonita ni para detener el tiempo, sino de reflexiones para que los años empujen a favor de uno. Esta es, en otras palabras, la cartografía general con que Amparo Grisales consiguió que los años, en lugar de apagarla, la fueran embelleciendo” escribe Daniel Samper Ospina en el prólogo.

 

Un contenido sobre salud y belleza, nacido del puño de esta mujer, cuya presentación resulta inusual dado el tema: se trata de un libro de gran formato, en pasta dura, que recoge con exquisita diagramación también las fotografías de cuarenta años de vida artística de Amparo Grisales (piezas realizadas por Salvatore Salomone, Carlos Tobón, Mauricio Vélez y Dora Franco). “Mi cuerpo consciente” pareciera un tratado sobre arquitectura, la retrospectiva de un pintor. Y sí, es algo así, ¿por qué no? Al fin y al cabo esta mujer es una mayúscula referencia estética, erótica, sensual y libertaria. Una mezcla de Ava Gardner y María Félix (miren su rostro y su magnetismo actoral), Brigitte Bardot (le echó candado a las piezas de pieles de animales y no come carne desde hace años), Bo Derek (las mismas medidas salidas del mar), Madonna (habla con fervor de los ángeles y los cristales en cualquier escenario), Giselle Bundchen (como la modelo brasileña se sentía insegura de adolescente por cuenta de una nariz que juzgaba muy grande) y Marilyn Monroe (le gusta estar casi desnuda y es la única que se sienta en las piernas de un político que ha sido Jefe de Estado).

La diva nacida en Manizales en 1956 está vestida con una sola pieza de pantalón y top en gris metálico, calza unos zapatos de plataforma de piel rosada de Giovanni Zanotti, aupados a dieciocho centímetros del piso. Ofrece sus brazos insólitos –torneados, bronceados- a un par de hombres incondicionales: Ricardo Alarcón, presidente de Caracol Radio –el que la bautizó como “Diva”- y Ernesto Samper, ex presidente de Colombia.

Para todos los demás, Amparo Grisales –la mujer que ha protagonizado más de doscientas portadas de revistas- tiene una sonrisa permanente hecha de dientes blancos, lujosamente alineados, y de labios poderosos que se curvan a su capricho. Ah, su impronta viene aderezada por un torrente de palabras que procesa velozmente en una cabeza sólida. Amparo Grisales es la hija de la señora Delia (fervorosa cantante de ópera, consagrada a sus hijos), una madre que le heredó la formidable anatomía mestiza, compuesta de ancestros andaluces e indígenas, y quien todavía le recuerda que si no se siente bella, mejor no salga a la calle. Le propongo a la mujer que fue Inés de Hinojosa y María que conversemos sobre moda, un asunto al que le ha dedicado esfuerzo y tiempo como nadie:

 

-       Le fascina mostrarse, ¿no es así?

-       Amparo Grisales (AG): A mí me encanta el escote porque adoro mi piel. Tengo una conciencia grande sobre mi cuerpo que ya ha cumplido cincuenta y siete años. Me gusta el color canela de mi piel y mantenerla, mostrar el abdomen, mis hombros, la espalda. No quiero que nada me apriete, me encierre o me tape. Detesto las túnicas. La ropa me tiene que liberar. El día que el espejo me diga otra cosa, me iré tapando.

-       Puede contar la trayectoria de muchos diseñadores nacionales pues ha llevado sus prendas en toda su carrera.

-       AG: En los comienzos de la carrera de Silvia Tcherassi, cuando yo ya era una estrella, le cerré muchos desfiles con sus vestidos favoritos. Ahora la diseñadora se ha vuelto más “Carolina Herrera” y me gustaba mucho su época de vestidos vaporosos, libres. Mi estilo requiere libertad.

-       Una diva es por esencia glamourosa. ¿Quién la ha vestido como tal?

-       AG: Tengo muchos vestidos de Ángel Yañez porque además en cada cumpleaños me regala uno. Me ciñe la ropa al cuerpo pero me deja sentirme desnuda. Sus faldas flotan y te hacen sentir fresca y sofisticada.

-       No todo son las faldas y los vestidos, ¿no?

-       AG: Adoro los pantalones amplios, con la bota doblada, de telas de alta gama que me hace Alvaro Reyes.

-       Amparo, usted le quita las marquillas a las prendas. Le incomodan físicamente. No le importan las marcas. ¿Cómo elige su ropa?

-       AG: Compro mucho por mi cuenta aunque no le dedico tanto tiempo. Cuando viajo, salgo a mirar vitrinas y enseguida sé lo que me gusta. Me encanta la moda italiana. Soy muy certera.

-       ¿Cuál es su paleta de colores?

-       AG: Soy de colores únicos pues utilizo muy poco los estampados. Me encanta el negro –aunque me critica mi mamá-, gris, azul, beige, blanco, piel. Me fascinan las prendas que contengan una evolución de colores desde los que son considerados fríos.

-       Imagino su clóset…

-       AG: Tengo ropa que guardo desde hace treinta años. Como las cartas que he recibido. Todo lo que me gusta, lo conservo. Quizá esto sea el motivo de mi próximo libro.

-       ¿Sabe siempre que ponerse, cómo lucir bien en cada ocasión?

-       AG: A veces me devuelvo de una salida, cuando ya estoy vestida. Viene el peluquero a mi casa, me arregla, me visto y a última hora –me doy cuenta del panorama que se avecina en la fiesta- y prefiero quedarme en casa. Ya tuve tanta actividad social que prefiero salir solamente cuando se trata del estreno de una obra en la que participo.

-       ¿Le gusta identificarse con la moda?

-       AG: Durante tres años fui la imagen de los jeans Clam, una marca paisa (Medellín) que me pagó muy bien e hicieron un slogan genial: “Si alguien sabe de blujeans, esa soy yo”. Un pantalón local que se exporta también a otros países de la región andina. Me encantaría que una marca apostara por mí, una mujer que en sus cincuenta también puede mostrar moda para jóvenes. La edad biológica no coincide con la cronológica. Ahora veo a actrices de treinta años que hacen papeles de adolescentes. A mí nunca me dejaron hacer eso, en la novela que hice con Carlos Vives yo tenía 23 años y me decían que se me veía muy mayor. De manera que la edad es relativa.

-       Íconos de la moda como la modelo inglesa Kate Moss tienen en su haber premios y escándalos. ¿Cuál es el precio?

-       AG: Conocí a Kate Moss en una fiesta en París y me di cuenta que no tiene conciencia de su cuerpo. Pero tiene una fuerza increíble. A pesar de haber estado en la picota pública sigue teniendo una vida profesional muy exitosa porque –en los momentos difíciles- sus amigos y la industria le apoyaron. En Colombia falta eso.

-       ¿Cuándo se dio cuenta de lo hermosa que es?

-       AG: Cuando Colombia me empezó a ver bella, me pregunté dónde estaba eso y decidí encontrar el significado de lo que me decían.  Yo era muy tímida y no me sentía así. La única manera de lograrlo ha sido ejerciendo con mucha disciplina el cuidado personal, interior y exterior, para estar de verdad muy hermosa.

-       ¿Con qué prendas se siente más cómoda y versátil?

-       AG: Me gustan muchísimo los vestidos de noche, las transparencias. Si estoy en una fiesta, los vestidos tienen que flotar, no se pueden fruncir o subir, tienes que estar muy cómoda. Tengo un vestido precioso de placas de lentejuela que me rayan la piel. Es importante identificar qué ropa me voy a poner si tengo una sesión de fotos, por ejemplo. Hay prendas que no resultan lo que son, así sean bellas.

-       ¿Tiene alguna referencia de moda internacional que se parezca a usted?

-       AG: Me encanta el tino, la sensualidad, la sofisticación de un diseñador que –¡lástima que sea gay!- como el norteamericano Tom Ford. Conoce como nadie el mundo femenino. Sus creaciones en Gucci y en su marca son increíbles. Incluso busco obsesivamente su perfume “Orquídea Negra”. También me fascina Giorgio Armani.

-       ¿Cuál es el textil que mejor trata a Amparo Grisales?

-       AG: La seda y el algodón puro son tejidos que acarician, que no dan frío. Así deben ser las prendas que te visten porque la vida debe ser eso, una caricia.

-       ¿Obsesiva con todo?

-       AG: Soy obsesiva, quiero lograr lo que me planteo. Por eso, este libro. Todo el mundo lleva tiempo preguntándome cómo me mantengo físicamente. Entonces, decidí escribir sobre cómo me cuido. Para moldear el cuerpo hay que moldear la voluntad.

-       Y llega el punto de que quizá sea arrollada por sí misma…

-       AG: Cuando se trata de mi ego, no delego. Esta es una carrera ingrata y me tengo que cuidar yo misma. Así me sienta muy sola algunas veces, tengo mi fortaleza personal para salir adelante. Nos pasa a las mujeres que somos independientes, fuertes, que hemos triunfado. A Fanny Mickey le aprendí muchas cosas en ese sentido. Tener pareja, por ejemplo, no es fácil porque los tiempos –siendo artista- son intensos, casi no se pueden compartir.

-       La moda traduce infinidad de detalles de una persona, de su época. Es real. ¿Cómo se lleva con el mundo digital?

-       AG: He sido una mujer sin photoshop, muy poco digital. Hay que saber cómo eres y no cómo luces. Sigo guardando todo en cajitas. Porque cuando sobre el mundo pase la capa futónica, no quedará nada de lo que está encerrado en los computadores.

Publicado en la edición impresa de El Espectador, domingo 8 de diciembre de 2013 y en su versión digital http://goo.gl/2WzSsq

 

 

 

 

 

 

Noviembre

13

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7