cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Joyería Cano, tradición contemporánea

Publicado 2018-02-13 03:12:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Rocío Arias Hofman –RAH–: Cuando hablan de Nemesio Cano, es curioso porque toda la trayectoria de la galería no siempre sale a relucir ese antepasado. ¿Me puede contar sobre él?

Eduardo Cano–EC–: Nemesio era el abuelo de Guillermo Cano y él en Santuario (Caldas) encontró un entierro indígena y de ahí se le despertó una curiosidad por todos esos tesoros indígenas de la riqueza que hay en esta tierra. Dedicó su vida a buscarlos tanto él, como su hijo José y mi abuelo, Guillermo. Durante tres generaciones, estuvieron buscando estos entierros indígenas y los llevaron y el banco terminaba comprando todas estas piezas. En un momento tenían tantas que empieza el Museo del Oro que hoy en día tiene 30.000 piezas. De esas un poco más de diez mil entre Nemesio, José y Guillermo las llevaron. Una tercera parte de lo que está allí pasó por manos de ellos. Entendieron la importancia de estas piezas sin tener una educación para apreciar lo que estaban encontrando. Mi abuelo, ya en los sesenta, entendiendo que todo esto tiene que estar en un museo para que la gente lo pueda apreciar, para que se estudie y preserve la cultura, incursiona en el tema de la joyería, de las reproducciones.  Ahí es donde nace el negocio, buscando preservar esas culturas, darle una importancia a lo precolombino. Tenemos dos culturas que trabajaban el oro con mucho detalle.

RAH: Tengo entendido que los cinceles que se asumen como una herramienta colonial no era para nada, eso no lo trajeron los españoles. Esa mirada al pasado que hoy se formula como un derrotero en una nueva etapa de la compañía. Sin embargo, en Joyas Cano siempre ha habido una reevaluación del pasado para elaborar su presente. ¿Por qué este nuevo paso de incorporar a una joyera contemporánea a la casa?, ¿en qué momento se toma esa decisión?

EC: Creo que ha sido un proceso desde que empiezo a trabajar como la nueva generación dentro de la empresa. Siempre he tenido como plan darle un giro a la marca, posicionarla a nivel internacional. Aprovechar todo ese momento no solo en la moda colombiana, sino en el país. Para nosotros buscar otra vez esos mercados internacionales donde hay una clientela que aprecia mucho el productos. Muchas veces el colombiano ve un precolombino y no aprecia lo que hacemos. Pero lo vemos en todos los extranjeros que visitan nuestras tiendas. Son fascinados con las piezas con la historia. Hay un público que aprecia no solo lo que es la pieza, sino toda la historia detrás de.

RAH: ¿A qué le atribuyen ustedes el hecho de que esas miradas locales no estaban apreciando lo suficiente la historia propia?

EC: No sé si el colombiano tiene complejo de que siempre mira hacia Europa o Estados Unidos y lo nuestro lo veían como algo barato, con desprecio. Creo que todo lo que ha pasado con estos diseñadores que tienen un triunfo afuera, entonces ahora sí les interesa ver que acá hay un talento y productos que tienen éxito por fuera. Es un tema de educación. Con Pablo hemos hablado de que los mexicanos se sienten muy orgullosos de dónde vienen, de sus raíces, de sus artesanías, y en Colombia no. Creo que antes la gente no ponía un werregue en su casa, no decoraba la casa con artesanías. Y hoy en día uno ve las casas y lo están haciendo.

RAH: Usted no cuenta para ese filtro porque creció en un ambiente que estaba reivindicando lo contrario. El entorno de los amigos en el colegio le tocaban ese tema y usted trataba de convecerlos de algo?

EC: Nunca traté de convencerlos pero sí veía que en mis amigos y relaciones de mi generación no le ponían mucha atención al tema precolombino. No muchas de mis amigas usaban las piezas nuestras. Siempre eran sus mamás o sus abuelas o sus tías. Que también es un reto que he tenido. ¿Cómo hacemos para que esta nueva generación tenga la marca presente? Que sea una marca de elección en el momento de ir a buscar una joya.

RAH: ¿No le tocó convencer a ninguna novia que se veía linda con esas piezas?

EC: Les regalaba a todas

RAH: Se debió notar que había una resistencia, por lo menos un desconocimiento.

EC: Era evidente.

RAH: ¿Y eso frustra?

EC: No sé si es frustración, sino más de entender por qué no ven en el producto lo que de pronto yo veo. Es entender cómo hacemos para que se vuelva atractivo.

RAH: Eso con la responsabilidad que tiene la compañía. Pero me refiero en esa época era como pensar ‘mi familia por qué se está empeñando en algo que de pronto la gente no quiere tanto’. O veías la otra parte que era el gusto de los turistas.

EC: Eso sí lo tenía claro. Nunca fue una pelea de tratar de converncerlos de que el tema precolombino lo miraran con otros ojos, porque entendía que a los europeos, a los mexicanos les encantan las piezas nuestras. Creo que era un tema de educación nuestra. Desde el colegio a uno le enseñan historia americana, europea, de los egipcios, griegos, pero que en realidad profundicen en las culturas nuestras no es algo que esté en el currículum.

RAH: Mira que se está reevaluando el que se aplique por ley la historia como una asignatura obligatoria en los colegios

Patricia Trujillo –PT–: Importantísimo para que le cojan respeto y aprecio.

RAH: ¿Cuál fue el termómetro que hizo que vieran que la solución estaba en hacer algo que hacen las marcas más famosas de la industria que es contratar a directores creativos con un posicionamiento? Acá en Colombia lo ha hecho Pink Filosofy. De resto el panorama está desierto y esta es la primera vez que ocurre en joyería

EC: Eso fue orgánico. Estábamos conversando con Paula Mendoza y estábamos pensando en hacer una colaboración puntual. Visitamos la fábrica los dos y le conté la visión que tenía con la marca y las necesidades. Le decía ‘estudié administración, me he metido en esto porque es el tema de la familia pero no sé de eso. Y creo que eventualmente voy a necesitar una persona, directora creativa que nos meta en los calendarios de moda si ese es el mercado’. Hoy en día el mercado de  la moda es tan exigente, con tantos cambios y el consumidor es más exigente en qué es lo que compra: quiere saber de dónde viene, cuál es la historia. Y nosotros la tenemos pero nos falta comunicarla. Siempre ha sido todo manejado por la familia. Mi mamá en el tema de diseño y mi padre es joyero entonces está en todo el tema de producción. Pero hacía falta esa persona que entendiera ese mercado por fuera, que entendiera cómo funciona el mercado de la moda. En esa conversación le sonó algo y se fue dando.

RAH: ¿Y tan orgánico es vivir a caballo entre Nueva York y Bogotá o cómo va a ser?


Paula Mendoza–PM–: El vuelo no está tan largo y estoy acá un montón también por el proyecto que te contaba con los artesanos. Creo que después de 16 de haber dejado este país lo estoy sintiendo muy cercano y me pone muy contenta.

RAH: Además una joyera como tú que ha trabajado desde hace tiempo con comunidad, con taller, territorio. ¿Cómo es ese modus operandi? Porque además la joyería si me puedes explicar tiene mucho trabajo de taller, pero también debe tener mucho de campo.

PM: Implica mucha investigación.  Le decía a Eduardo cuando empezamos a hablar de trabajar juntos le dije que lo primero que tenía que hacer era hablar con sus papás y lo segundo era ir a la fábrica y conocer a cada una de las personas que trabaja ahí. Es lo que más me gusta, además, trabajar con la gente que hace las cosas con sus manos. Ellos hacen posible que uno esté haciendo lo que está haciendo de otra manera. Me encanta el trabajo de campo, es lo que más disfruto.  Y más con este legado de información y de moldes.  En la fábrica estábamos viendo todos los moldes que tienen de las 12 comunidades indígenas  que tiene Joyería Cano.

RAH: ¿Qué sorpresas te has encontrado?

PM: Me encontré unos marcianitos que estoy obsesionada con ellos. Porque todas las culturas hacen guerreros, chamanes, son como unos marcianitos. Y empecé a destapar estos moldes y todavía estoy impresionada del talento. Vimos unos avioncitos.

PT: Supuestamente la Nasa cogió una pieza precolombina e hizo un avión. Y es de los tolimas. Nosotros le decíamos el pez, pero es un avión.

PM: Está en el Museo del oro, es un pez pero es tan aerodinámico que volaría y hasta podría ser submarino. De una ingeniería.

RAH: Desde el antepasado Nemesio hasta acá el volúmen de información y conocimiento acumulado debe inconmensurable. ¿Cómo es hoy Joyería Cano en ese sentido?, ¿la tiene sistematizada cómo, con qué soportes?, ¿qué tipo de archivo se encuentra una directora creativa?

EC: Tenemos más de tres mil moldes.

RAH: ¿En qué material?

EC: Es un caucho especial.

RAH: Que datan de qué época.

EC: Hace más de 30 años.

PM: Esto es casting

Luis A. Cano–LC–: El proceso es cera perdida.

RAH: ¿Y de toda la vida se hicieron los moldes con estas características en Cano?

LC: Sí.

RAH: ¿Cómo hay que conservarlos?

LC: Hay que mantenerlos protegidos.

RAH: Y luego todo este tema de documentación y de las historias que se van ligando.


LC:  Hay una biblioteca que mi padre Guillermo tuvo y hoy está en manos de Eduardo.

RAH: Y ustedes elaboran mucha ficha técnica. Y qué otro componente desean resaltar que tenga Joyas Cano. Porque lo que ustedes han logrado almacenar es importante para el país.

PT: Es una memoria de todas las culturas que de otra forma se hubiese perdido.

EC: Muchas de esas piezas terminan en el Museo del oro y otras están en colecciones privadas. Anteriormente Galería Cano tenía los originales, entonces mucha gente los compraba.

RAH: ¿Hasta qué época vendieron originales?

LC: Hasta los setenta.

RAH: Hoy en día tienen originales.

LC:Había una colección de mi padre que está en el Museo Nacional

EC: El ICAN lo tiene y creemos que se lo dio al Museo Nacional. Mi abuelo murió hace tres meses.

RAH: ¿Le tocó de cerca?

EC: Los únicos años más, porque soy el único nieto que vive en Colombia y está trabajando en esto.

RAH: ¿Las piezas del Museo del oro se las prestaban como quien abre la vitrina y lleva o cómo era ese protocolo?

LC: Es en base a fotos y en que la persona lo haga a mano en fotos y medidas. En cera, como hacer una escultura, con dimensiones.

RAH: No en presencia directa de la pieza

LC: La persona la puede ver en la vitrina exhibida.

RAH: En ese sentido, ¿cómo protege el Museo de oro que hagan eso con permiso? Porque fotografías hoy en día las puede hacer cualquiera.

LC: No hay límite para que una persona o empresa haga reproducción, porque eso es patrimonio de la humanidad.

RAH: Pero ustedes hacen énfasis en que tiene autorización del Museo del oro.

LC: Así es, porque  las piezas son aprobadas por la directora del Museo.

PT: Se las mandamos en cera y se puede demorar un año en mandarla, que corrijan. ¿Sí me entiendes?

RAH: ¿Qué porcentaje de fiabilidad tiene la pieza ya trabajada con este método?

PM: Creo que hacerla 100% igual es imposible, porque es hecho a mano. Es un humano quién lo está haciendo. El otro día con Eduardo estaba viendo con otros ojos la balsa muisca. Me quedé viendo los detalles y es impresionante. Hay cambios, variaciones.

RAH: Pero desde lo artístico son licencias maravillosas que uno puede tomarse ¿no?

PM: Sí, son creaciones humanas.

RAH: ¿Y esta alianza o nueva manera de trabajar está estipulada por un periodo de tiempo?

PM: En principio por un año y medio que son tres colecciones.

RAH: Van a ser tres colecciones especiales a la par que la joyería sigue con su catálogo oficial.

EC: La idea es que entramos en el calendario internacional con Paula con dos colecciones al año que se presentan en París y en Nueva York. Paralelamente ella sigue con su línea en esos dos mercados. Y a la vez vamos a estar nosotros.

RAH: Es aprovechar lo que tiene uno para aportar y el otro. ¿Dejan en esas plataformas que se inserte una marca de la mano de esa personas, por hecho de que sea directora creativa?

EC: Sí. Como lo hace Paula, ella alquila un espacio y ella ya tiene la prensa o los compradores. Nosotros hicimos un ensayo el año pasado con Creo Consulting. Y ahí llegó Paula y comenzamos conversaciones. No la conocíamos personalmente y en ese entonces no se nos había ocurrido esto.

RAH: Además hay algo muy singular en Galería Cano y es que ofrecen el oro mate. Ha caracterizado mucho la línea de Paula también. No es un joyero cualquier que entienda el color y el respeto de la tradición. Tengo una pregunta y es qué tipo de saltos van a dar porque esto es de la colección habitual y es muy contemporáneo. No sé si me puedan definir algo así en materia estética.

EC: En cuanto a estética, Paula va a tener un efecto que se va a notar en las piezas. Pero no solo en la estética sino todo lo que acompaña la presentación y comunicación. En todo el universo de la marca. No es solo la joya. Hay una cliente que de pronto no se imagina poniéndose cosas de Cano pero en el momento que se lo ven a personas como Paula u otras generaciones, ya lo ven con otros. El reto es atraer esas generaciones a que piensen en la marca como una opción para ellas.

RAH: Qué reto tan estupendo. En ese sentido, Luis, usted como joyero continua con el catálogo. Hasta ahora usted asumir como joyero. Cómo van a alternar con este trabajo de Paula?

LC: Nosotros seguimos con nuestras reproducciones. Porque el legado que dejó mi padre es el de seguir con las reproducciones precolombinas.

RAH: Tres mil moldes, de los que tienen material suficiente para estar generando cosas. LC:Es que ahí tenemos dos temas: que lo precolombino como es, respetando lo que son las piezas que hay de museo. Y el otro tema es ponerlo más de moda.

RAH: La ruta con Paula Mendoza a parte de metal va a incorporar piedras preciosas.

LC: Sí. Y ella lo ha utilizado en sus joyas. La idea es continuar usando la esmeralda.

RAH: Tres valores que crees que aplicarían hoy desde el mundo precolombino al mundo contemporáneo. Que se vean reflejados en las joyas que conoces. Estábamos hablando del avión, ahí hay un valor que podría ser la visión aerodinámica.

EC: Ellos plasmaban todo lo que veían a su alrededor. Ciclos de la vida, los espirales. Muchas de esas piezas son contemporáneas y que se comparten en con otras culturas. Hay piezas que hablan del respeto a la naturaleza que hoy en día son muy importantes.

RAH: Hay unos esenciales que no pierden vigencia.

EC: Porque las piezas son atemporales.

LC: Los mitos, sapos, ranas, cocodrilos.

RAH: Históricamente, la joya ha sido considerada en el lenguaje de la construcción de una identidad estética como la máxima expresión de la riqueza. Desde los egipcios. La joya sobretodo cuando involucra metales y piedras preciosas ejerce ese poder de convencimiento al otro de la categoría. Hoy en día, ¿qué poder tiene una joya?, ¿qué mensaje lleva cuando la porta una persona?

EC: Creo que la joya es un regalo. Algo que la persona guarda con cierto aprecio en el sentido de que o la persona que se lo dio o el momento o dónde la compró tiene un significado. Más que unos zapatos, es un obsequio que le da una persona que tiene cierta cercanía o aprecio o que la encontró en un viaje que hizo a un sitio especial. En ese sentido se puede diferenciar de otro accesorio que la mujer usa.

RAH: Es otro territorio.

EC: Anteriormente todo era en metales preciosos. Ahora las mujeres están gastando en ese fashion jewelry que son estas piezas con baños de oro, como lo que trabajamos nosotros. Son más accesibles y por eso este accesorio está cogiendo más fuerza.

RAH: ¿Baños de 24?

EC: Sí, de 24k.

RAH: Y la aleación básica es de qué?

EC: Brass, que es una mezcla de cobre, zinc. Es especial para joyería. Hay proveedores nacionales e internacionales. Nosotros combinamos. Pero usamos mucha materia prima colombiano.

RAH:Y el baño en oro es de dónde

EC: Es oro colombiano. Se le compraba el baño al Banco de la República. Hoy producimos en zona franca que están todas entidades. Para entrar el material todo tiene que cumplir todas las certificaciones, normas y ley. Entonces todos los proveedores con los que trabajamos tienen certificados.

RAH: ¿Y alguien les da certificado de oro verde?

EC: Se ha vuelto tan complejo el tema de la minería que hemos estado hasta en situaciones que no conseguimos oro. Toca pensar en opciones de importarlo. Nosotros teniendo y produciendo no hay productores que cumplan con todo lo que exige la ley.

RAH: ¿En términos comerciales, qué factura más, el oro o la plata?

EC: Lo de baño de oro.

RAH: ¿Qué porcentaje de las ventas es?

EC: 80-90%

RAH: ¿Y la trazabilidad del oro la logran hacer?

LC: El proveedor debe demostrar de dónde proviene el oro. Tiene que hacer todo el proceso de autorización para comercializar. Pero cada vez es mucho más estricto.

RAH: Ustedes no tienen cómo tener claro el primer origen del oro o el estado de la mina.

LC: Sería directamente con el proveedor. Porque para nosotros poder trabajar con él e ingresar a zona franca, él debe cumplir con todo.

RAH: Lo digo porque ahora que estamos pensando en el consumidor contemporáneo, este es mucho más consciente. De pronto esas pregunta se las van a hacer. Habrá un momento en que esas preguntas se deban responder.

EC: Es un tema importante pero hay un problema con la regulación en minería. Porque nosotros al menos sabemos que este oro paga regalías y tiene regulaciones. Porque si vas y le compras a un joyero en el centro él le compra a cualquiera y no sabe de dónde viene ese oro.

LC: Hay otro camino y es que la gente compra el oro viejo, la joya tradicional y la funde. Es un oro reciclado de muchos años. En estados Unidos encontrábamos joyerías que decían ‘compramos oro’. Hay compañías americanas que compran en latinoamérica el oro viejo de familias que debieron venderla. Las pican y Estados Unidos permite importar ese oro pulverizado o destruido. Lo procesan y vuelven 24K. Tienen que limpiarlo, quitarle el bronce, la plata.

RAH: Por ahora trabajan con locales

LC: Sí. Hemos tenido empresas legales americanas que nos han ofrecido de 24K, pero no lo hemos hecho. Acá en Colombia viene de las minas, pero con todo el problema que ha habido de minería ilegal, el gobierno ha puesto demasiadas reestricciones. Y el que lo vende debe cumplirlas.

RAH: Les están inspeccionando.

LC: Sí, en zona franca tenemos a todas las instituciones encima.

RAH: Pero también han elegido estar en zona franca.

LC: Para exportar.

RAH: Eduardo qué estudió

EC: Administración en Boston.

RAH: Descríbeme las piezas que llevas.

EC: Estas son en oro quimbaya. Me impresionó que lo tenía puesto el otro día y me preguntaron si era mío y yo dije ‘no, de Joyería Cano’. No puedo creer que no reconozcan que es precolombino. Dime si esto no parece Cartier. Ayer estabamos haciendo fotos en el museo y Fabiola me pasaba piezas para que me ponga.

RAH: Son muy sorprendentes todas y cada una de ellas. Se leen de una manera muy orgánica. Hay una identidad visual muy fuerte entre todas, pero toca resaltar al originalidad. ¿Qué has pensado hacer para eso?

PM:No sé todavía. Es la primera vez que trabajo para alguien. Cuando estaba mandándole la propuesta a Eduardo me tocó ponerme a hacer una hoja de vida y ‘¿eso cómo se hace?’. Pero la inspiración que he recibido estas semanas, me voy a Nueva York el domingo, lanzo mi colección nueva el primero de marzo en París. Entonces voy a estar recibiendo otra información y apenas se acabe entender qué camino agarrar. No quiero agarrar una nariguera y querer hacerle cambios. Pero cómo interpretarla para volverla otra cosa.

RAH: El dilema de los creativos en moda.

PM: El otro día una amiga me dijo: debes estar súper nerviosa con eso. Ya paren de decirme eso, porque me voy a empezar a creer que debo estarlo. Me dijo, ‘mira el documental de Dior’, ‘ya me lo vi’, ‘vuelvetelo a ver’. Raff Simmons hablando de lo que él sintió cuando lo escogieron para Dior. Es un challenge de entender ese legado y transformarlo a su ADN. Y cuando sale ese primer vestido azul, él dice que todo el mundo empieza a aplaudir y el se va a al backing y tiembla y llora. Él hablaba y decía ‘es que nadie entiende lo que uno siente cuando tiene que hacer algo para otra persona que tiene un legado tan grande. Vi el docu el otro día y me dio tembladera.

RAH: Lagerfeld cuando sale del primer desfile en el 83, de Chanel, le preguntan qué cree ¿que estaría pensando Mademoiselle?, y el responde ‘estaría revolcándose en su tumba’.

PM: Yo espero que nadie se revuelque.

RAH: Además, Paula, es muy interesante eso que dices porque hay que verse en el espejo de las operaciones de las grandes casas. Y Cano es una casa muy fundamental para la industria colombiana. Loewe es un caso muy esencial con Jonathan Anderson. Te estás nutriendo de esas experiencias.

PM: Sí. Entiendo que la moda es una expresión del ser humano y respeto profundamente a los diseñadores que me gustan: sé de dónde vienen, quiénes son, cómo ha sido su proceso creativo. Entiendo el valor de ser director creativo de una casa. Y sé que van a haber matices de mi sello no solo en las piezas sino de cómo exponerlas en las tiendas, cómo nos vamos a acercar a los clientes, de cómo vamos a relacionarnos con ellos en social media, cómo vamos a vender la marca por fuera.

RAH: Es la dirección creativa omnicanal.

PM: Creo que en Colombia nadie ha hecho esto. Ahora hablando con Eduardo de todas las cosas que queremos hacer y cómo, me he dado cuenta de que la magnitud de una experiencia mía de 16 años por fuera y unas relaciones que he construido, va a tener un impacto en Joyería Cano.  Creo que va a tener un impacto más rápido.

RAH: Tú que estás acostumbrada con tu trabajo a haber entendido qué tres cosas muy concretas le quieres provocar a alguien con tus joya. Ya con esta mirada lo precolombino, ¿qué te llama?

PM: A mí Rocío lo que más me impacta de ver estas joyas es entender que eso hacer parte de una contemplación de una cultura indígena. Tomar toda esa información y enseñarsela a los colombianos. Hay ocho tiendas en las que tenemos presencia y en las que podemos decir venga le mostramos ese tesoro. Y poder comprar un tesoro de un museo tiene un valor muy grande. Para mí como joyera entender esa información, enseñarsela a Colombia y luego enseñarla en París o en Nueva York para decir ‘esto es Colombia’ tiene un valor inconmensurable. Va a ser muy positivo para Colombia, en cómo nos entienden. Hoy en día uno ve un montón de amigos y extranjeros usando mochilas y dicen ‘esto es lo más inteligente que he visto en carteras’. Qué bonito regalar una pieza precolombina de Cano  y que te eche el cuento de que esto es un poporo quimbaya. Eso ya es hablar de Colombia por fuera.

RAH: Me imagino que tienes que estar listos en mercadeo para eso. Porque echar el cuento no es fácil.

PM: Queremos empezar por unos talleres donde vengan las clientas a las tiendas y esté ahí con ellas y aprendamos de cada cultura qué es y cada joya. En vez de que se llame trunkshow, se llamaría workshop que es más educativo. La gente puede entender lo que es y comprarlo. Quisiéramos empezar así. Hay muchas cosas que podemos hacer antes de lanzar la colección. Y cuando ya la lancemos en septiembre, ya habrá pequeños cambios en las tiendas, en cómo nos presentamos  en redes sociales, la gente va a sentir algo diferente.

RAH: Y ya metida en este mundo. ¿Esta colección tiene cuántas piezas?, ¿va a tener una línea temática?

PM: La idea es que sí tenga una línea para que no se pierda entre todo este universo de tanta información. La idea es en septiembre presentar primavera-verano 2019 en Nueva York, después en París y luego hacer un tour por Colombia. Porque eso también es un cambio, Cano nunca ha lanzado una colección por temporada. A nuestras clientas actuales hay que decirles que ahora estamos en colecciones de calendario internacional.

RAH: Un comentario que quieran hacer con este asunto de la reivindicación femenina contemporánea. ¿Creen que podría ser un tema? Porque ustedes tienen en la galería piezas que aluden a lo femenino permanentemente.

PM: A mí me impresiona que estando en la fábrica de Cano todas son mujeres. Y es algo que debemos resaltar. Me parece súper bonito decir que son joyas hechas por mujeres empoderadas para mujeres empoderadas.

 

 

 

 

Juanita Gil nació en Bogotá y estudio diseño de moda y textil en el IED. Trabajó para Loewe y ahora es diseñadora de Artesanías de Colombia.  En esta ocasión, diseñó una colección para L.A CANO, llamada NOMAD, que mezcla narigueras y cuentas quimbaya, pectorales zenúes y calimas con figuras muiscas. Los choquers, la mezcla de collares de distintos largos y los maxi aretes son algunas de las formas contemporáneas que traen la tradición de la joyería a la estética actual. Hablamos con ella al respecto:

Adela Cardona –AC–: ¿Cómo te contactaron de L.A CANO?

Juanita Gil –JG–: Eduardo Cano, hijo de Luis Alberto Cano y Patricia Trujillo, quien se esta posicionando como el nuevo director de L.A CANO, me contactó para hacer una colaboración puntual de la próxima colección Otoño/Invierno 2018. Mientras él estaba en la búsqueda de una nueva directora creativa, me ofreció la oportunidad de diseñar esta colección que lanzaremos en Abril. Con el ánimo de empezar a darle un aire más contemporáneo y actual a la marca,  hicimos una colección fresca paraposicionarla entre las nuevas generaciones y proyectar una nueva imágen de L.A CANO.

Adela Cardona –AC–: Cuéntanos cómo fue el proceso de desarrollo de NOMAD¿Cuál fue el criterio de elección de las comunidades de las que elegiste piezas (Muisca, Zenú, Calima, Tairona)?. ¿Cómo mezclaste los elementos tradicionales con la moda contemporánea (choquers, aretes grandes)?. ¿Por qué el concepto de la viajera te llamó la atención?  


El proceso de esta colección empezó con una investigación de los muchos archivos que posee L.A CANO. Es una inmensa biblioteca de imágenes, moldes y documentos que recopilan piezas ancestrales que se han rescatado y  elaborado a lo largo de los años. Estudiar y aprender de cada pieza fue como hacer un largo y enriquecedor viaje por el país, a través de todos aquellos lugares donde habitaron las comunidades precolombinas. De este concepto de recorrer, descubrir y aprender nace la idea de crear una colección que refleje el espíritu nómada de una mujer libre, versátil, que puede mezclar siempre su estilo contemporáneo con piezas ancestrales de gran significado.  Las piezas que más me llamaron la atención por su simbología y estética abarcaban estas 4 comunidades. A partir de esculturas insignia de cada una, realicé una curaduría de piezas, nuevas composiciones y bocetos de nuevos diseños que componen la colección.  Conservando la estética precolombina y teniendo en cuenta las tendencias comerciales, logramos un buen  balance para hacer una línea contemporánea manteniendo la identidad de L.A CANO.

AC: Cuéntanos sobre el trabajo con el equipo de Joyería Cano.


JG:  L.A CANO trabaja con un gran equipo de personas comprometidas con mantener un legado sólido de nuestro patrimonio a través de joyas que cuentan historias sobre nuestras culturas precolombinas. Cuentan con talentosos artesanos que trabajan las piezas desde su fábrica en Rionegro, Antioquia.  Cada boceto e idea fue plasmado de forma cuidadosa hasta llegar a los modelos finales. El interés que tiene el equipo por refrescar la imágen de la empresa, me permitió actuar de forma muy libre para desarrollar todo el concepto de la colección, lo cual hizo el proceso muy divertido y ameno. Claro, siempre respetando la identidad y la tradición de  la marca, una responsabilidad importante.   


AC: En términos del contrato, ¿te pagan por encargo de diseñar la colección o recibes regalías por pieza?

JG: Llegamos al acuerdo de un pago puntual por los meses de trabajo en los que se desarrolló la colección y un porcentaje segpun las ventas que se harán de esta colección en España, México y Colombia.

AC: ¿Qué valores de L.A. CANO crees que se conectan con tu espíritu de diseño para haber aceptado colaborar con ellos? (Cuéntanos tres).

JG: Poder femenino, respeto por la historia de nuestras comunidades y admiración por el trabajo hecho a mano.


AC: ¿Tu experiencia con Artesanías de Colombia revirtió en esta colección?, ¿hay alguna historia o conocimiento adquirido allá que te haya servido para este proyecto?

JG: Muchísimo! En Artesanías de Colombia he reivindicado el valor por el trabajo artesanal, la identidad y la tradición . Apreciar y entender que la historia y el contenido detrás de un producto es casi más importante que el propio diseño, o por lo menos es lo que hace una pieza única y de calidad.


Junio

23

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

BOGOTÁ FASHION WEEK (Bogotá): 24 al 27 de ABRIL

MODA 36O con IDENTIDAD (BFW Bogotá): 25 y 26 ABRIL

COPENHAGEN FASHION SUMMIT (Copenhagen): 15 al 16 MAYO

EXPOARTESANO (Medellín): 29 de JUNIO al 8 de JULIO

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

La Vida Animada
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La vida animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por la periodista y literata ADELA CARDONA y por LEIDY DÍAZ, asistente administrativa. Trabaja siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía creativa en el desarrollo de nuevos proyectos.

Bogotá Fashion Week 2018

La identidad colombiana es el hilo conductor de la segunda versión de Bogotá Fashion Week organizada por la Vicepresidencia de Competitivida de la Cámara de Comercio de Bogotá. Esta plataforma de negocios de moda ha hecho un proceso de curaduría y formación con los diseñadores elegidos para presentarse en pasarela y performance de vestuario, joyería, marroquinería y zapateria. 

pinzas

Snakers

pinzas

Bendita Seas

pinzas

Lina Cantillo