cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
El rol de la artesanía en la moda contemporánea / MODA VIVA en conversación 2017

Publicado 2017-12-21 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

En el marco de Expoartesanías 2017, cuatro diseñadores cuyas trayectorias los han llevado a relacionarse con las comunidades artesanas del país hablaron sobre sus experiencias e historias.

“ El lujo para mí es lo que perdura, la herencia, reconocer y honrar esos orígenes, encontrar que en la identidad está la inspiración” Ana María Fríes (La moda a debate, 2015)

Esta frase de la directora de Artesanías de Colombia toca dos factores importantes de la relación entre el diseño y la artesanía: la necesidad de reconocer y honrar nuestras raíces, primero; y segundo, la fuente de creativa que estas representan. Sin embargo, no se trata de relacionarnos las comunidades artesanas de cualquier manera. Los diseñadores y empresarios deben encontrar formas de trabajar en conjunto con estas con respeto y honestidad. 

En la edición 2017 de Exporartesanías, una novedosa programación de charlas y entrevistas en torno al quehacer artesanal y los desafíos y ventajas de vincular el diseño de vanguardia con técnicas, oficios y comunidades, contó con la presencia de cuatro diseñadores pioneros en esta línea: Mercedes Salazar; Hernán Zajar; María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo. La conversación estuvo moderada por Rocio Arias Hofman, editora de esta revista digital y consultora del Programa de Moda & Joyería de Artesanías de Colombia.


SOBRE LAS EXPERIENCIAS MÁS SIMBÓLICAS QUE HAN VIVIDO LOS CREADORES DE MODA:

Mercedes Salazar –MS–: El relato que más me gusta de estos recorridos indígenas y artesanales colombia es un día que en una mochila arhuaca me encontré un pelo de una mujer enredado en el tejido de la mochila. Y le pregunté a la persona que la había hecho qué significaba eso y me dijo que cada vez que tenían un pensamiento a la hora de ir tejiendo la mochila, enredaban un pelo. A mí eso me quedó grabado en el alma para siempre.

Hernán Zajar –HZ–: Tengo muchas anécdotas, pero una de las que me quitó el miedo de ir a sitios que supuestamente son peligrosos fue una vez que fui a Ríohacha y me quedé en una ranchería. Jamás había dormido ni en una hamaca en mi pueblo Mompox. Para mí fue una experiencia de tener el contacto con las personas ahí conmigo. Esas aventuras hicieron que le cogiera mucho cariño a esta parte étnica.

Diego Guarnizo –DG–: Me emociona verlas, a Conchita y a Fanny, las maestras. Por primera vez estamos sentados acá los cuatro, lo hemos hecho socialmente o por una llamada, pero nunca habíamos estado juntos compartiendo saberes. Recuerdo las montañas cuadradas del Tolima donde nací, que me inspiraron y me enseñaron: el olor de las rosas en una totuma que mi abuela indígena nos daba y nos hacía bañar para que tuviéramos buena suerte. Recuerdo haber comido chivo con Conchita en La Guajira o pelear con Fanny descubriendo que se podían hacer bolitas de iraca. Recuerdo mi tierra, la chamba y la boñiga. Mis recuerdos son más olfativos.

María Luisa Ortíz –MLO–: Mis recuerdos son nostálgicos. De los primeros está la vajilla de Carmen de Viboral de la casa de mi abuela. Luego un viaje que hicimos con Artesanías de Colombia e Inexmoda a La Guajira que le conecta a uno hasta el alma. Y de ahí vienen todas las conversaciones que hemos tenido en Sandoná (Nariño) con Fanny y con otras personas que a través del tiempo he conocido. Y creo que es una conexión humana sobretodo. Lo que estamos haciendo con Diego son conexiones humanas.


 xxx
SOBRE LAS RAZONES QUE LOS LLEVARON A TRABAJAR EN UNIÓN CON EL SECTOR ARTESANO EN COLOMBIA

HZ: El tema ancestral, étnico, en el caso mío hace parte de mi ADN: el colorido, las texturas. Hace muchos años eso viene funcionando conmigo. Hay mucho dónde investigar y sollarse. Lo primero que hice fue croché porque veía  a las abuelas y tías que tejían. No sabía que iba terminar volviéndolo una segunda piel. Ya no era el tapetico o la carpetica, sino algo más sofisticado. Ahí fue cuando empecé. Con el tema de la filigrana era la mariposita chiquita y a mí las catedrales me encantaron y le cogí el gusto. Siempre ha estado presente. Tengo una anécdota muy reciente y es la del vestido de Miss Universo. La gente me pregunta cómo logré hacer ese vestido con tanto brillo. Y es que las mujeres que hicieron ese vestido bordan semillas de chocho y en vez de hacerlo con esas les dije que bordaran cristales de Swarovski. Es arriesgarse y no tenerle miedo.  Eso nos ha dado una identidad. Me siento más contento hablando de mi país. En aruba seguí con las palenqueras que me fiaban las frutas cuando estaba chiquito para que las pagara mi mamá. Son vivencias que se vuelven historias.

DG: Tuve dos caminos importante que marcaron mi vida. Por fortuna tuve compinches que me alcahutearon esos sueños. Uno fue el Concurso Nacional de Belleza  Gracias a Roberto Angulo que es una sombra que tengo acá, que me alcahueteo cambiar la historia de las reinas. Volverlo no una copia del exterior, sino mirar hacia adentro. Volverlo desfile de traje artesanal. Gracias a eso es que logramos que piezas importantes como el sombrero vueltiao hoy en día tenga trascendencia. Que salió a pesar de estar un marco frívolo, a pesar de estar luchando con la silicona, el tacón puntilla y la pestaña postiza. Logramos que esas palabras tan raras como damagua, como tuchín se volvieran presentes. Qué es una comunidad étnica y cuál es su historia.

La otra parte es la televisión, gracias a esta industria tan nueva que apenas lleva 60 años, en esa exposición y posibilidad de que una historia le llegue a tanta gente, estaba el papayazo de contar nuestra naturaleza y nuestra esencia. A pesar de que toca hacer la narco televisión, realities y concursos, también hay cosas que se exaltan. Como lo recinte: Laura la santa, La esclava blanca y ahora la historia de Simón Bolívar. Eso me lleva a investigar, a entender por qué la paja toquilla era importante para la artesanía, industria e historia de este país.

Con respecto a la co-creación 

MS: Hacer ese resumen es complicado pero creo que es un trabajo en conjunto al 100% con los artesanos y las comunidades. Lo que hacemos es que escogemos una comunidad con la que queremos desarrollar una colección. Ese es un trabajo que trato de hacer de la forma más responsable posible. ¿Por qué me parece importantísimo usar esa palabra ahora? Porque siento que cuando un diseñador quiere trabajar con una comunidad artesanal o indígena, tiene que hacerlo a largo plazo. Esos acercamientos a corto plazo son casi que contraproducentes para la comunidad artesanal o indígena. Porque ellos cuando se acercan a un diseñador no solamente tienen la ilusión de un trabajo sino de lograr una estabilidad económica y cultural. Hay un montón de cosas en esa sopa cuando se logra establecer ese vínculo a largo plazo.

Voy a poner un ejemplo, Usiacurí (Atlántico): básicamente lo que hacen es un tejido con palma de Iraca que parte de una estructura metálica. Esa estructura la cubren con una rencilla y van tejiendo con la palma de diferentes maneras. Ahí empiezo a soñar unos diseños en papel y luego tengo un acercamiento con la comunidad. Artesanías de Colombia es un gran aliado a la hora de escoger los líderes artesanales con los que uno debe trabajar. Ellos son importantísimos para que esto perdura a través del tiempo. Porque uno normalmente no puede mandar a alguien del equipo a irse a vivir a la comunidad, pero sí necesita un líder que esté ahí in situ que reciba la materia prima, los pagos. Ahí ya tratamos de sacar adelante los diseños llevando la materia prima. Lo que nuestra compañía muchas veces logra hacer es introducir materiales nuevos a la comunidad. Ahí pasa esa parte mágica de intercambio de saberes, no solo del diseñador a la comunidad, sino que al final el que se enriquece profundamente es uno. Nunca siento que dé tanto como lo que recibo en leyendas, en una forma simple de ver el mundo y ya después el producto no es más que una conclusión de este proceso. Ahí ya vienen los pedidos que a mi manera de ver son muy importantes porque es la parte comercial que es, a mi manera de ver, la única que importa para mejorar la calidad de vida de los artesanos. Tenemos todo por aprender con el tema de los pagos, de que ellos aprendan a manejar la plata correctamente, eso es toda otra conversación.

MLO: A mí me enseñaron a coser mi mamá y mi abuela. Y a muchas de ellas les ha enseñado también la mamá y la abuela. Digamos que hay algo en común. Un acercamiento del oficio a partir de un aprendizaje familiar. Hay una afinidad mía con el artesano con el que vaya a trabajar. Por ejemplo con las personas de Cartago, precisamente las que pegan con pata de cabra los sesgos, Tejidos Emma, recuerdo que había esa afinidad de la costura que hacía más fácil comunicarnos. También cuando hicimos unas carteras con artesanas de La guajira donde hacíamos unas flores que iban en contra de toda la tradición original de La Guajira. Los artesanos no son los proveedores, no son las personas sentadas en la máquina, sino que se vuelven nuestras co-equiperas. Son nuestras socias en crear este producto. Y también son nuestra inspiración para contarnos entre él y yo una historia que va en la temporada número cuatro. 

 

SOBRE LA PRODUCTIVIDAD Y EL MODELO DE NEGOCIO QUE EJERCEN

DG: Tengo que contarles la última experiencia que tuvimos con almacenes Éxito. Hicimos la tercera temporada con Rosa María, una mujer que sufría de cáncer de mama y de las cosas de las que más profundamente agradecidos estamos María Luisa y yo, estoy completamente seguro, es que primero los artesanos estés expuestos con nombre propio y que su artesanía pura esté en los almacenes. Nosotros les contamos la historia a los artesanos de Silvania y ellos hicieron los bolsos de pescados que están en el stand de Moda Viva. Ellos lo tradujeron a mimbre y fue un éxito. Directamente les hicieron pedidos gigantes. Y Marí y yo prendíamos cuanta vela a cuanto santo para que cumplieran el pedido porque sino el Éxito nos iba a regañar, porque estábamos dando un voto de fe de que como industria sí podemos dar un paso. Allí fueron tres grandes comunidades artesanales involucradas: un grupo de artesanos wayuu para los zapatos, los chumbes del cauca, Inés con los sombreros, los de Silvania con las carteras y sí se dió ese paso importante. Lo que pasa es que hay que ser perseverantes. El Éxito quedó muy contento y quedó marcado el territorio en cuanto que sí se puede. Lo que pasa es que nos toca agarrarnos todos de la mano para ir para el mismo lado. Eso no lo podemos dejar morir. Tenemos el compromiso de seguir tocando la puerta del Éxito para llegar con otros artesanos que también van a tener su voz y su oficio expuesto en todo el territorio nacional.

HZ: Nosotros tratamos de tener el tiempo suficiente. Porque cuando tenemos el diseño tenemos que esperar que haya la contrapropuesta, hay que corregir, la distancia, mientras que llega. Cada vez vamos mejorando, se reciben cosas por internet, no tengo que ir todo el tiempo hasta allá. A medida que uno va trabajando con el artesano le va cogiendo el tiro a eso. Pero creo que es cuestión de tiempo, de organizarnos, y tener claro que hay que agruparse. Hay casos en los que son cantidades que si uno no lo puede hacer solo pues lo hace con toda la familia, o los de la casa siguiente. Yo pasé una complicadísima hace muchos años que me pidieron un cuerno en filigrana y eran unas cantidades que nunca logramos. Ahí aprendí la lección: hay que capacitar siempre más gente y tener los tiempos adecuados. El tema artesanal para una colección a la carrera es imposible.

MS:Para mí es importante mantener esas técnicas artesanales vigentes porque el pesar sería que todo esto se acabe. Colombia está teniendo un momento impresionante con el tema artesanal, está de moda, a la gente le gusta, están pidiendo objetos artesanales hechos en Colombia en todo el mundo. Es un boom que no podemos dejar de aprovechar, pero eso implica un compromiso muy fuerte de las marcas por detrás del apoyo de los artesanos. Que tengan el pulmón, la madrina, que le dé la materia prima, que les pague el 50% por adelantado. Que se les enseñe el tema económico y a ahorrar. Porque ellos viven en el día a día. Pero cuando se vinculan con un pulmón como el Éxito o las grandes marcas, pues pueden mejorar no solo su calidad de vida, sino ahorrar, comprar una tierra. Ellos mismos quieren apoyar proyectos. Nosotros ahora tenemos uno que queremos sacar adelante en el 2018 que es hacer unos kioscos artesanales donde las mujeres puedan trabajar en unas condiciones óptimas de luz, de comodidad, que puedan tener una cocina más cerca, una guardería. Es súper soñador pero no tan difícil de lograr. Las condiciones en las que trabajan los artesanos en Colombia muchas veces son horrorosas. Y eso es una realidad que es responsabilidad de los diseñadores y de instituciones como artesanías de Colombia cambiar. Son realidades que no nos podemos poner vendas en los ojos. Cuando nosotros como diseñadores trabajamos con ellos es nuestra responsabilidad que eso mejore. Que existan esos pulmones es importantísimo a la hora de mantener esas técnicas vigentes. Me parece importante que estos proyectos que se hacen con Bavaria, con la revista Fucsia, sean proyectos que al final le devuelvan al artesano en plata. Lo único que importa de todo este ejercicio que estamos haciendo no sea para la foto, sino para que los artesanos reciban una compensación que se pueda contar en billetes.

¿Cómo se crea memoria del oficio?

HZ: Yo dejo constancia de cada trabajo que se hace. Todo está guardado en libros, en catálogos que empastamos. Además las personas que trabajan conmigo llevan 15 años y los que trabajan conmigo se empapan de todo. Es importante que tengan esa sensibilidad con lo ético. Tienen que tener paciencia y continuidad. 

DG: En taller existen las muestras de bordados o de tejidos o de colores como materia prima. Pero la memoria de lo artesanal se la entrego a responsabilidad del artesano. En nuestra investigación despertamos saberes, conocimientos que están dormidos. Ir a donde Inés para los sombreros de La esclava blanca que tenían que ser de copa y hacíamos el molde nuevamente de la copa de ese sombrero. Hoy en el talle de Fanny ese molde de cabeza es un tesoro. Lo mismo con conchita, eso queda en su tradición, en su etnia.

SOBRE LOS SECRETOS QUE ANIDAN EN SUS EMPRENDIMIENTOS DE MODA Y ARTESANÍA

MLO: No pienso que es un secreto. Es una cosa que se me reveló con Diego y es mirarse a los ojos. Mirarse a los ojos para hacer negocios, para decirse las cosas con honestidad. Poder saber decir sí puedo o no puedo. Y decir no puedo también es válido y es muy importante. Creemos que podemos convocar un montón de gente para lograr un objetivo común en equipo y a veces no es posible. Es mejor decir ‘en este momento no podemos hacerlo, pero en seis meses sí’. Eso tiene que ver con cuando nos miramos a los ojos y nos conocemos.

DG: Sin duda, el mío tiene que ver con el amor. El amor desenfrenado, de quinceañera. Mi relación con las comunidades artesanas del país se basa en un principio de honestidad y corazón. Ahí es donde está la clave. Puede sonar romántico, pero ese es el mundo en el que yo vivo: donde el amor existe y triunfa. No pasa solo en las novelas, en la vida real es verdad. Uno se tiene que enamorar, mirarse a los ojos, entregarse con pasión desenfrenada. Ahí está la clave del éxito.

HZ: Para mí es que haya un feeling. Que sienta ganas a través de una llamada. Esa atmósfera es muy importante. También es importante saber manejar el temperamento. Yo trato de no pasar al teléfono cuando hay un caos, por ejemplo. Se trata de calmar las cosasa. Pero uno a veces se encuentra con unas personas con unos temperamentos que toca dejar de trabajar con ellas.

Agosto

17

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

La historia de RELIGARE es un relato poderoso en torno a una fibra -el cumare-, a una comunidad indígena -la koreguaje- y a un modelo de negocio que crece basado en la convocatoria de consumidores que se sientan motivados para creer en la moda sostenible tanto en sus procesos, en su consumo y en sus historias. Manuela Peña es su directora creativa.

pinzas

Religare 1

pinzas

Religare 2

pinzas

Religare 4

pinzas

Religare 5

pinzas

Religare 6

pinzas

Religare 7

pinzas

Religare 8

pinzas

Religare 9

pinzas

Religare 10