cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Ecos de Colombiamoda 2013

Publicado 2013-07-29 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

“Levantamos las losas negras del piso y las cambiamos a la terraza opuesta, donde estaban las blancas, de manera que quedara todo el piso oscuro, tal y como lo quería Haider Ackermann” me explica Felipe Espinosa, el productor de 3cero2, encargado de acometer el exigente desfile que el diseñador francés realizó en Medellín el lunes 22 de julio, evento con el que se inauguró Colombiamoda 2013, a más de 70 metros de altura sobre la ciudad, en un ambiente marcado por la penumbra, el viento y el consiguiente misterio. Una noche sofisticada con modelos nacionales e internacionales desfilando bajo el ritmo cadencioso y grave de Leonard Cohen.

La anécdota es relevante si se tiene en cuenta que el Instituto Inexmoda invirtió US$500 mil de los 8 mil millones de pesos del costo general de la feria (financiados por la empresa privada y la Alcaldía de Medellín) en lograr que el diseñador que ocupa buena parte de los titulares de moda en el mundo detuviera la mirada en Colombia, país en el que nació hace cuarenta y un años. Y es que la azotea del edificio inteligente de EPM, muestra del empuje empresarial de los paisas, se convirtió por arte de magia y el esfuerzo silencioso de más de trescientas personas en el escenario que sirvió de pasarela para mostrar un resumen del trabajo realizado por el diseñador en los últimos diez años. Un año de intensas labores precedió a la muestra.

Ochocientas personas –entre las que me cuento- tuvimos la fortuna de presenciarlo y constatar en qué consiste la irreversible tuerca que tiene Ackermann entre sus manos: un estilo personalísimo basado en abordar la moda desde la emoción más honda; una manera de cortar patrones para producir siluetas que se abrazan al cuerpo: una sapiencia natural y a la vez muy técnica con la que consigue romper con las prendas tradicionales y no solamente permitir que la piel conviva con el textil en un mismo plano sino que mimetiza enigmáticamente el mundo de la moda para hombres y mujeres. En otras palabras, es un Yves Saint Laurent del siglo XXI. Viajado por África como el legendario modisto francés, elegantísimo, profundo y vital como él también. Ackermann no muestra fatiga ante la comparación por inevitable. El mismo ha confesado que desde que inició sus estudios de diseño de moda en Bélgica soñó con el maestro. Quizá por eso, se arremolina en un sillón de cuero y habla sobre sus viajes de infancia con sus padres adoptivos y cartógrafos por el norte del continente africano. Le pasó lo que al poeta Rimbaud, igual que al pintor Barceló: Europa y Africa convivieron con ellos para siempre. Poco a poco, Ackermann devela algo de su método: que sobre todo utiliza sus piernas para trabajar porque camina arriba y abajo en el estudio donde nadie entra en París salvo su equipo más cercano; que siente que sus raíces son colombianas (oh, sorpresa, primera afirmación pública en ese sentido); que el amor es lo que guía sus acciones e intenciones; que la adrenalina posterior a un desfile es infernal. En definitiva, el acercamiento más íntimo a un verdadero “hombre de moda” como Ackermann fue posible gracias a su presencia en Colombiamoda 2013.

+

¿Cómo, entonces, explicar que convivieran la contundente fuerza de Haider Ackermann, la magnífica presentación en pasarelas de varios de los diseñadores nacionales y la revelación de talentos jóvenes que dejan sin aliento con una propuesta comercial enorme, agitada y confusa como la que se vivió en buena parte del espacio del recinto ferial Plaza Mayor en Medellín? La respuesta no tiene que ver con la moda sino con los números.

Y es que la industria nacional, solamente considerada desde el punto de vista creativo (por no hablar de la fortaleza de la industria textil y de confección) no tiene sino un futuro restallante. Basta haber apreciado el fabuloso desfile de Silvia Tcherassi en el Museo de Arte Moderno de Medellín, deslumbrante con sus mujeres épicas; o apreciar a Renata Lozano y Carolina Sepúlveda con su moda “silenciosa” y llena de personalidad; asistir al desfile de Isabel Henao con su refinado repertorio de esculturas en seda y lentejuelas; constatar el apoyo que empresas como Falabella y Éxito están dando a los diseñadores colombianos o dejarse sorprender por la capacidad e iniciativa de jóvenes y desconocidos talentos promovidos acertadamente desde la Colegiatura de Medellín o en la pasarela de El Cubo.

Para corroborar esto no había sino que apreciar la presencia de reconocidas plumas internacionales del periodismo de moda en Medellín: Tim Blanks de Style.com, Eugenia de la Torriente de El País de España, Lola Gavarrón de España -autora de títulos de referencia en la moda como “Piel de ángel”, periodista y conferencista de calado- quien considera, por ejemplo, el trabajo de Silvia Tcherassi así: “Silvia se alimenta de sí misma y de su genuina percepción de las cosas; no se mete en el terreno de nadie; arriesga y pierde o gana sola y sobre todo tiene un respeto por la feminidad que convierte su obra en elemento cultural y la hace atractiva a arquitectos, escritores, pintores… Hay mucho humanismo en su obra. También hay mucha investigación de materiales, los vestidos en que mezclaba neopreno con seda, por ejemplo, me hicieron estremecer de puro gozo en la silla A 14 del MAMM en el que estaba sentada. Silvia es una autentica creativa. Su "don" es más fuerte que ella”.

Pero este año la integración de “tres ferias en una”, como tanto se publicitó, dando cabida a Textiles2 -una muestra de materias primas-; “Moda para el mundo” -la presencia de la confección popular- y el resto del ensamblaje compuesto por patrocinadores y promotores de la industria de moda junto a los vendedores de comida logró algo inaudito en la luminosa ciudad de la primavera: aturdir por completo a la audiencia que iba, por lo menos, buscando moda, moda en el sentido de la disciplina que es. Ahí está la angustia, el afán. ¿Era necesario copar el espacio físico con stands de toda clase, no permitir un centímetro libre para gozar del espectáculo de las montañas del valle de Aburrá y de la urbe que tanto se empeña en salir adelante? Las protestas del sindicato de Leonisa y las ofertas de rumbas con niñas “escort” a las afueras del recinto de Colombiamoda, la constante promoción de pasta de dientes y los aérobicos realizados en pleno calor del mediodía por abnegados jóvenes le quitaban sabor a… ¿a qué veníamos?

Rescato el valor del encuentro con marcas populares que tienen una noción absolutamente clara del negocio puro y duro de la moda. Como “Tarrao”, lencería diseñada y dirigida a un público con unas estrategias de mercadeo tan acertadas que ya quisieran marcas de otro perfil para sí. Ahí hay mucho para observar y aprender. La inaudita pasarela de esta firma es el mejor botón de muestra: mujeres y hombres que modelaban el catálogo de “Tarrao” al interior de una caja cerrada con proyección audiovisual externa para que el público se agolpara libremente ante los movimientos abiertamente sexuales de sus intérpretes.

“Es que aquí todos están en pelota” me dijo –ya sin pena- una empresaria colombiana afincada en Panamá que visitaba la feria en busca de marcas nacionales para ofrecer en su almacén de moda. “Me cuesta proponer mis proyectos en un ambiente como este” confiesa un reconocido productor de eventos de la ciudad.

Sin embargo, las cifras exhibidas por Inexmoda al cierre de esta edición vigésimo cuarta de Colombiamoda -el evento estrella que se celebra cada mes de julio desde que el fundador del Instituto, Roque Ospina así lo resolviera en 1987- muestran desde luego el abnegado trabajo del equipo que lidera desde hace cinco años el presidente ejecutivo de la entidad, Carlos Eduardo Botero, y la musculatura de la industria en el país. US$250 millones en oportunidades de negocios; 65.000 visitantes; 1.788 compradores internacionales; 27 pasarelas inéditas, con la asistencia de más de 30.000 personas y 15.000 personas que asistieron a las conferencias en el Pabellón del Conocimiento Inexmoda-UPB.   

Entonces, debido a este ingente esfuerzo, me permito la siguiente pregunta ¿qué es lo que precisamos exactamente: un evento fisicoculturista o una muestra más sobria del poderío nacional en materia de moda donde no sea necesario unir en simultánea a todos los atletas? 

Noviembre

13

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7