cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Comercio y distribución de la moda / Mesa III La moda a debate 2015

Publicado 2015-05-18 03:03:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

¿Cuántos diseñadores nacionales y marcas masivas se hallan en cada ciudad? Este indicador nos obliga a pensar cómo crece Bogotá en relación con su oferta de moda. Tracemos un mapa mental sobre un “Distrito para la Moda” que integre circuitos urbanos comerciales, colectivos de emprendedores jóvenes, centros comerciales, comercio online y ruedas de negocio. ¿Cómo se vende en Bogotá? Para discutir estas preguntas estuvieron presentes en la mesa Natalia Díaz –editora de Estilo de Vida de El tiempo–; Isabel Henao –fundadora y diseñadora de su marca homónima–; Sebastián Jordana –managing director DAFITI Colombia–; y Carlos López –gerente de venta de Vélez–.
1. El tema de la audiencia

Natalia Díaz –ND–:  Desde El tiempo, estamos pensando mucho en el lector promedio que es una persona mayor de 30 años, estratos 3,4 y 5, que hoy vive mucho más informado, pero prefiere las cosas que en términos de moda lo que pueda adquirir ya. Nosotros vemos las temporadas de moda de París, de Nueva York, que siempre están hablando una temporada antes de lo que va a venir, de la temporada que viene con casi oche meses de anticipación.  Sentimos que a las personas les parece chévere eso, pero les parece más rico ver lo que está puesto en las vitrinas alrededor de ellos y cómo lo pueden usar y cómo lo pueden llevar. Y lo que están viendo de pronto de las it girls, de los famosos, de los conocidos, cómo lo podemos criollizar y usarlo con lo que hay en los escaparates, tanto de los diseñadores como de las marcas. Entonces sí pensamos en un consumidor mucho más general que ha refinado su gusto, que se ha ido preocupando mucho más por saber y conocer de las tendencias de moda, porque lo ve en internet, lo que ve lo quiere ya. Vio unas pintas, vio unas tendencias, vio una gente una fiesta, ‘y yo quisiera ponerme eso en el grado que tengo en el próximo mes, en el matrimonio que tengo quisiera vestirme como estaba fulanita en la alfombra roja’. De pronto eso no está en el mercado, entonces hay que darles ideas de cómo lo podemos conseguir y eso, porque muchas veces las alfombras rojas están mostrando lo que viene, que eso es como una forma de los diseñadores de ir promoviendo. Entonces pensamos en ese consumidor que está ávido de actualizarse, de usar lo que está en la tienda.

Creo que la gran revolución ha sido internet y las redes sociales. Hoy en día la gente no espera que las empresas y las marcas les den, sino que exigen, comparan, tienen una voz, pueden criticar, ya pueden comunicarse todo el tiempo e intercambiar de una manera tan inmediata la información de lo que vi, lo que quiero, lo que se puso aquel, cómo lo uso, cómo lo cambió. Se ha individualizado tanto esta actividad de la compra que ya cada quién demanda a su manera y yo creo que ese es el gran reto de las empresas. Porque como estamos constantemente viendo cosas, la cantidad de información a la podemos acceder es lo que está haciendo que cada quién se individualice mucho más en al experiencia de compra, de estilo, de lo que yo quiero usar, por más que imite o coja muchas cosas de ambiente, termina uno haciendo su propio estilo y sus propias cosas. Entonces creo que la gran demanda que tiene la gente hacia las marcas es su gran reto, porque ya no es ahí les dejamos, no, nosotros queremos, miramos, vimos allá, queremos lo que está allá, ya allá hicieron, por qué no lo tenemos.  Entonces ya la demanda de parte del público es mucho más grande, no es un público pasivo, ya es un público que ejerce, que habla, que se expresa y que exige.

Isabel Henao –IH–: Creo firmemente que los protagonistas del medio de la moda generan un proceso de educación al consumidor, como también nosotros tenemos un proceso a la inversa ¿no?, estamos recibiendo información del consumidor finalmente. Lo que hacemos nosotros con una cita con una cliente en dónde les explicamos por qué una tela tiene un costo y otra no, por qué un chifón de seda es una exquisitez y por qué un chifón de poliéster –así todo el mundo piense que tenga la misma caída– tienen mundos de diferencia de un lado al otro. El Fashion Project pretende ser una extensión de una intención de hacer una línea infantil y es crear un criterio de moda y de estilo desde que están niñas, ha sido una sorpresa maravillosa porque a través de situaciones divertidas de verdad estamos entregándole una información increíble a niñas desde seis hasta los catorce años, que están sabiendo la historia de Chanel o saben quiénes son los grandes personajes de la historia de la moda. Creo no estamos solamente dándoles herramientas de moda sino de estilo propio, en dónde estamos enfocándonos muchísimo en que tengan criterio para vestirse, para crear, para que entiendan la moda como un vehículo de comunicación, pero sobretodo para que se apropien de él y ha sido una experiencia maravillosa.

 2.    Sobre los canales de distribución

IH: ¿Cuántos vestidos de chifón, de seda bordados a mano se pueden mandar para ver si alguien se queda con ellos? Definitivamente nuestro negocio actualmente es otra cosa completamente diferente. De nuestra ventas me atrevería a decir que el 85% sino son más son  ocasión y son sobre medidas, son casi que vestidos únicos para cada una de nuestras clientas y en ese sentido es casi impensable tener un stock gigantesco y mucho más el enviarlo y si no le queda que lo regrese y no se cobra. Pero igual es una relación que queremos desarrollar y que estamos desarrollando este año de una línea que sí abra esa posibilidad. Nosotros tenemos unas clientes fuera de Bogotá que es un reto porque no tienen el mismo tiempo con nosotros como una local, que pasa por la tienda, que pasa a medirse el vestido, con la cual tenemos una relación muy íntima, sino que también dependemos de envíos y de que las cosas funcionen.  Entonces es otro canal que se abre, que estamos desarrollando este año para no solamente satisfacer al consumidor en los momentos de ocasiones especiale, sino también en prendas puntuales para su día a día. Poder llevar nuestra estética a una línea que sea mucho más fácil de vender. Hace unos dos años, tres años, tuvimos un primer acercamiento con Falabella en el cual tuvimos un proyecto con grandes superficies. Cuándo tuvimos la primera reunión con el equipo de Falabella nos dieron una información de lo que se quería, cuántas referencias, cuál tenía que ser el precio de venta al público e inmediatamente, les confieso, entramos en pánico ‘¿pero cómo  vamos a lograr que algo producido por nosotros pueda costar esto?’ Y fue un gran aprendizaje, una experiencia maravillosa que nos abrió los ojos a trabajar de una manera diferente, a cómo a través de materiales, no de un nivel de sofisticación y costo tan alto, pero sí de muy buena calidad, de combinación de texturas, información de color muy buena y con el ADN de nuestra marca, podíamos lograr una historia que fuera asequible para cualquier mujer.

CL: Cuando uno tiene una promesa de marca como Vélez es un tema de mucha exigencia en términos generales, esté donde esté ubicado. A nosotros los clientes nos hacen un reclamo muy serio y es que si usted es Vélez usted tiene un producto de una calidad. Eso nos hace permanentemente retarnos en mejorar esa atención, el tema del servicio online, que es una de las complejidades que tiene, yo pienso que en el caso nuestro tenemos una ventaja muy grande y es que nosotros podemos hacer un cruce de canales. Finalmente es cómo junto las personas con las que me comunico virtualmente con las que me comunico por medio de las tiendas, en una experiencia real.  Seguramente lo uno apoyará lo otro, pero finalmente la promesa que se hace en los canales online es muy fuerte en todos los sentidos: de velocidad, de cumplimiento, de calidad, del tema del medio de pago. Pero finalmente el tema de calidad seguirá siendo un reto. Hay modelos en el mundo donde nos muestran cómo le tienen que apostar con toda al servicio de la calidad, a la satisfacción del cliente.

Es una suma de actividades. Cuando uno es muy pequeño  siente con mucha fuerza esa suma del producto, el diseño, la propuesta, el ADN de la marca, qué soy y qué no soy y luego cómo me comunico para poder llegar a mi consumidor final, que es la razón para que yo produzca. Definitivamente siempre será necesario todo el tema publicitario y de comunicación. El tema está en comunicarme con el cliente en distintos medios. Cada vez hay más medios a los cuales llegar, diríamos que anteriormente asimilábamos de una publicidad masiva, pero cada vez toma más fuerza la necesidad de aplicar según las necesidades de cada circunstancia, una marca, un mercado, conceptos como el BTL, como el relacionamiento directo con los clientes, del CRM, de las redes sociales. Por eso cada uno elige un canal distinto, cada uno tiene sus características, ninguno es mejor que otro, depende de las necesidades. Isabel decía que para ella era muy difícil enviar un producto con unas características específicas a ver si le gusta, porque el negocio de ella es el del Atelier, el del taller donde se tienen otras necesidades del consumidor. 

En la empresa, tenemos dos grandes grupos de canales: los canales retail, donde están las tiendas Vélez, donde están las tiendas de pequeños formatos en los aeropuertos y algunas islas en los centros comerciales que tienen una orientación sobre qué ocasión de uso tienen en las tiendas, y kioskos fundamentalmente con compra productos de impulso y de bajo precio. El otro canal de retail son las tiendas Nappa, que son unas tiendas multimarca donde vendemos productos de las distintas marcas que nosotros tenemos y eventualmente de otras marcas nacionales e importadas. La diferencia es que este último canal está buscando ciudades más pequeñas en donde tener una tienda en donde  la marca Velez todavía no aplica, en donde el mercado todavía no es capaz de sostener una operación de la marca, pero sí quiere tener el producto de las distintas marcas. Tenemos otro grupo de canales que venden al por mayor, donde está el canal de distribución, donde alguien nos compra los productos y los vende en su tienda con otras marcas. Tenemos algunas pocas franquicias en Colombia y en el exterior. Tenemos unos canales institucionales que nos compran productos con nuestra marca para usar en sus actividades, por ejemplo laboratorios médicos que nos piden maletines de cuero para regalarle a los médicos en una convención. Y finalmente tenemos la operación internacional donde tenemos directamente el manejo de los países que están por fuera. Pero en Colombia el canal principal es Vélez. Esa es una historia larga que es la que soporta la compañía, su imagen su ADN, la promesa que hay de calidad, innovación de servicio, sobre todo en moda. Esas tiendas que ustedes seguramente conocen son como la huella de la historia de cómo ha ido creciendo, dónde se fueron ubicando y con qué tamaño y características que se van abriendo, donde efectivamente hay una promesa de tener un total look para vestirse la persona, llevamos prendas de vestir y artículos de calzado, cinturones, botas, entonces eso es lo que estamos complementando. 

SJ: Creo que el canal online tiene un reto y es la confianza. La confianza que vos tenés en el canal online es muy alta porque, a diferencia del canal tradicional, la persona paga y en 24 o 48 horas tiene el producto. Mientras que en el físico casi que lo tiene en la mano y después lo paga. La confianza que deposita el consumidor en el canal online es muy grande y por eso es que no se puede fallar, porque cualquier falla genera una insatisfacción. Lo que el consumidor espera es que todo funcione perfecto como un reloj, por eso es que el desafío es jugar bien con esa confianza y cuidarla, no querer vender más y sacrificar confianza porque ahí no solo sacrifica el valor de la marca, sino del canal, porque ahí ‘esta marca me entregó mal, prefiero seguir comprando en físico y no online.

Nosotros hacemos el cambio sin costo, pasamos a recogerlo a la casa, les damos el cupón o les devolvemos la plata y ahí si quieren otro talla, lo enviamos de vuelta al cliente. Por eso otra forma de comprar es pago, me pruebo y si no me gusta lo devuelvo. En los mercados más desarrollados, en Europa o Estados Unidos hoy están en que una persona no sabe si es L o M, la misma persona se compra los dos talles, me pruebo el L y el M, me queda el M y devuelvo el L o lo cambio por otra cosa, es como que te vas probando en casa. Eso va de la mano de negocios que ya ni te preguntan, como Trunk que te preguntan qué marcas te gustan, cómo te vestís, qué lugares frecuentas y ahí te mandan una caja con una selección de productos para vos. Lo que a vos te gusta te lo quedás, lo que no cierras la caja y lo devolvés. 

Nuestro canal principal sí es el online, pero se complementa mucho con el físico, hay un mito que se cree que el canal online va a destruir el canal físico, pero en realidad se complementa. Por ejemplo, nuestras ventas principales son de lunes a viernes, porque es cuando la gente está o trabajando o enfrente de una computadora. Mientras que los canales tradicionales las ventas principales son sábado y domingo, porque la gente va a las tiendas o al shopping, entonces de esa forma nosotros conseguimos complementar al canal tradicional o físico. 

Ahí el desafío nuestro también es la personalización de esa cosa tan masiva. Porque se puede ver como una tienda donde nosotros llevamos de todo o como una tienda por cada computadora o por cada smartphone que vos abrás. Porque la tienda por si sola va tomando información tuya, de cómo vas navegando, te va recomendando cosas, te va buscando los productos, te pide el email y te manda un mail con productos que a vos te gustan, entonces a medida que vos entres a DAFITI, DAFITI más se hace tu tienda.

ND:  Creo que las redes sociales, a propósito de  la fuerza que han ganado,  han creado un canal de comercialización muy grande para los  diseñadores, creo que Isabel lo ha visto también, a través de Instagram y de facebook cuántos jóvenes diseñadores no han montado su marca:  no tienen un almacén, no tienen un montaje muy grande, no tienen muchos empleados y se comunican a través de las redes sociales, suben las fotos de sus productos, ponen sus teléfonos, su correo y ese es el canal de comunicación, no hay intermediario, no hay una tienda, no hay metros cuadrados, no hay nada, llama uno: lindos zapatos, tú qué talla eres y manda unas fotos y  se hace el negocio directamente sin un local y sin nada, por whatsapp. Ha sido una ventaja muy grande para los jóvenes creadores, para quiénes están empezando, y una forma de comunicarse también  directamente con su propio público que también usa redes, y este ha sido otro canal de comercialización, de comunicación y de encuentro.

 3.    Adaptación al contexto

SJ: Otro desafío para nosotros también era Colombia, que es un país sin temporadas, o sin estaciones. Lo que hicimos, lo que vimos es que hay un consumidor muy diferente en Bogotá y en Cali. Si hoy entrás a DAFITI desde Medellín y luego desde Bogotá, van a ser tiendas diferentes desde los productos que te recomienda, desde las cosas que vas a ver de contenido: Bogotá es un contenido más frío, en las zonas cálidas es un contenido más cálido, son más camisetas, trajes de baño. Las sandalias se venden acá, pero se venden mucho más en Cartagena o en Medellín, entonces eso es lo que hacemos nosotros. Sí es un canal online masivo pero cada vez más personalizado y específico.

Lo que hicimos nosotros fue un estudio de mercado para saber dónde estaban los consumidores y Bogotá salió con el 35% del mercado, entonces ahí está nuestro foco y después Medellín, Cali, Barranquilla. Hoy nuestro foco está en esos dos mercados, en el mercado de Bogotá y  Medellín/Cali, es en donde está el centro de distribución. ¿Dónde voy a dar el mejor servicio, cómo voy a hablar y qué tipo de producto voy a tener ahí? Nuestro foco está en esos dos focos que te estaba comentando, está en abastecer de la mejor forma posible tanto Medellín y Cali, como Bogotá que es donde más se consume el ecommerce de moda.

IH: Creo que es importante aplicar las estrategias puntualmente a lo que es el producto y el consumidor de cada quién. Hablando sobre las diferentes ciudades que tenemos en Colombia el panorama de hacer estrategia de venta, de publicitar, de mercadear los productos, para un diseñador, siempre tienes clientes preguntando cuándo sale la nueva colección o siempre tienes a periodistas preguntándote cuál es la colección primavera/verano, cuál es la colección otoño invierno; y hay que tener en cuenta, como dijo Sebastián que tenemos todos los climas, durantes todo el año, entonces en ese sentido siempre tenemos desde nuestra experiencia una estrategia en donde así nos tengamos que meter dentro de un calendario internacional, por temporada, tenemos que tener incluidas en esa colección siluetas, opciones de telas, opciones de color que  puedan aplicarse para otras temperaturas. Nosotros estamos completamente basados en Bogotá, pero nuestro tipo de clientes tienen desde un matrimonio acá hasta una celebración en Anapoima, entonces cambiamos de temperatura de una manera brusca en cuestión de un solo día y por eso tenemos que tener siempre dentro de las colecciones cápsulas puntuales que estén listas para darle opciones a cada cliente. Si nos concentráramos solamente en una colección primavera/verano u otoño/ invierno anularíamos completamente las diferentes opciones que se necesitan durante todo el año.

CL: ¿Qué producto, qué características y qué cliente están buscando? Yo conozco dentro del negocio nuestro de empresas que tienen tiendas en todo el país. Voy a mencionar tres ejemplos: hay una cuya principal tienda está en el Andino, hay que estar en el Andino, una marca de lujo, aspiracional, alto precio, difícilmente se consigue algo en rebaja. Otro que es la moda de lujo masiva, la que tiene aspiracionalidad, amplia red de distribución, como el caso nuestro, estaríamos en centros comerciales de mucha circulación de personas de nivel adquisitivo medio y alto, como Gran estación, Santa Fé. Pero hay empresas cuyo principal sitio de ventas es Centro mayor o Plaza de las Américas, con unas ventas impresionantes, porque son productos de precio medio o bajo que permiten tener mucho volúmen.

 4.    Competencia, ¿estímulo o contratiempo?

SJ: El mercado online tiene mucho espacio para crecer acá. Entonces, honestamente  quiero que más gente, tanto marcas como competidores, aparezca para generar más confianza en el mercado. Creo que hoy hay una demanda pero hay una brecha porque falta oferta, porque nosotros no llegamos a satisfacerla toda. Por eso es bueno para que se ofrezcan más productos online, para que la gente compre y tenga más confianza. Porque, seamos sinceros, para mí es más fácil robarle a mi competidor una persona que ya compra online que convencer a una persona nueva a qué lo haga.

En Argentina son treinta marcas las que salen por semana. Colombia es un país en el que el poder adquisitivo está creciendo y en el que cada vez más el mundo lo está viendo como un lugar de oportunidades. Viva la competencia y viva la inversión para que el mercado se desarrolle y madure cada vez más. 

CL: Hay un proverbio que dice que bendita sea la competencia porque no deja dormir y siempre nos genera nuevos retos. Pero la medida de los resultados de crecimiento, de lo que uno pretende es uno mismo. Uno a veces por mirar el pasto ajeno que siempre será más verde olvida lo que tiene, sus fortalezas y lo que ha logrado. En el fondo lo que hay que tener es una idea clara de qué se pretende. Ningún canal como tal es mejor que otro, son diferentes, deben corresponder a mis objetivos, a mis capacidades, Isabel tiene un estilo de trabajo que corresponde al canal que ha elegido y, gracias a la experiencia que nos contó con Falabella, descubre otra posibilidad, pero eso le implica cambiar unos modelos de lo que está trabajando.

 5.    ¿Es necesaria la creación de un distrito de moda?

CL: Hay una consideración importante y es que por más bonito que sea nuestro trabajo, nuestra idea de negocio, finalmente los negocios son negocios. Los sitios ideales los podríamos enumerar y todos conocemos sitios de alta calidad comercial. Pero tienen una dificultad, una característica importante y es que son muy costos. En Colombia en particular la propiedad raíz es muy alta para invertir o arrendar. Eso nos pone una primera barrera, digo esto porque es una dificultad que han encontrado inclusive grandes marcas que ha tenido que aplazar su entrada a Colombia por esa razón. Cuando pensemos en ideas para Bogotá, pensemos en esas circunstancias para que no imaginemos cosas que no van a ser viables.

Isabel Henao: Mira que lo que dices tiene que ver con una confesión de algo que pasó hace unos años. Alguna vez nos reunimos seis diseñadores a tomarnos un café a decir: ‘qué vamos a hacer, cada vez que llegamos a tomar una calle, a alquilar un lugar a generar un espacio, no funciona’. En mi caso la tienda en la que estoy tiene una localización privilegiada porque está a media cuadra del Andino, pero está en un callejón interno. Hace 8 años, cuando yo llegué a esta calle, el resto de casas eran de familia...y poco a poco  la siguiente la tomó una textilera española, otra la tomó La barbería, en fin. En cuestión de unos años, todas las casas las tomaron marcas orientadas al mismo segmento y ya los dueños de la casa empezaron a decir ‘no estoy hay que renegociar’. Es un tema pesado porque de alguna manera el esfuerzo que se hace siempre de tener una buena ubicación y generar siempre un posicionamiento de marca geográficamente hablando...no sé, ustedes pueden haber escuchado mi nombre pero muchos no conocen la tienda, estoy segura. Y ha sido difícil el generar recordación de un espacio que no está en un centro comercial, que no tiene vitrina a la calle y al que tú tienes que llegar por recomendación, orientación, porque que te contaron en dónde es e incluso se nos pierden las clientas. Entonces es difícil porque en el momento en el que tú llevas 8 años pedaleando a eso te dicen: ‘un momento este sitio se volvió popular, hay que subir el arriendo’. Entonces, hace unos años nos reunimos varios diseñadores para ver a dónde nos vamos todos porque si no los gastos fijos no van a comer, no lo hemos logrado todavía, se quedó en intenciones porque también movilizarse tiene un impacto grande. Pero cuando veo sectores como el que les dije cerca a la Javeriana, todas estas tiendas de Juan, son zonas en donde no había nada, entonces yo creo que también el emprendimiento en ese sentido es generar espacios geográficos en donde empiece una comunidad de artistas, diseñadores, que de alguna manera comparta el mismo tipo de producto, de cliente, de orientación. Yo creo que lo que más importa para la empresas que son pequeñas es aliarse con empresas del mismo sector, eso genera una solución geográficamente hablando para distribución de los productos. 

ND: Siento que Bogotá tiene zonas potenciales para convertirse en unos distritos muy agradables que no incluyan un solo quehacer, pero sí  quehaceres transversales, decoración, diseño, gastronomía. La zona que es Teusaquillo, la Soledad, es un ambiente que se está generando, está lo de teatro, Casa ensamble, y Teusaquillo hacia arriba también está generando una actividad interesante comercial de nuevos emprendedores...Usaquén también. No sé, creo que hay sitios que se pueden generar y no solo atraer un solo quehacer, sino que se puede generar un ambiente que vas a comer, tomarte un café, ver la galería, entrar donde un diseñador. Y creo que sería importante desarrollarlo.

SJ: A mí me gustaría tirar en la mesa por qué lo estamos pensando físico el distrito y no lo pensamos online. No es porque tenga algún tipo de incentivo, pero cada uno estábamos hablando de costos, arriendo y localización, yo creo que el mundo online nos permite eliminar esas barreras que teníamos ahí. Por qué no hacer un distrito virtual donde todos puedan tener su vitrina y todo el mundo lo pueda ver sin tener miedo de entrar a la tienda, sin tener que salir su casa y además hacer una comunicación más personalizada. Eso pensaba mientras todos hablaban. Obviamente siempre es bueno tener un punto físico porque todo el mundo quiere tocar las cosas, matar esa ansiedad y socializar. Es por eso que para mí la combinación sería muy interesante.

Octubre

19

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7