cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Hilos que hablan solos

El cumare proviene de un árbol de la región amazónica en Colombia. Muy preciado por su resistencia, es objeto de estudio en la Universidad Jorge Tadeo Lozano con miras a desarrollar nanotecnología aplicada a esta fibra vegetal para crear un nuevo textil.

"DRESS UP" DE AMAAALIA

La ilustradora colombiana Amalia Restrepo muestra con su serie de animales que lucen accesorios en qué consiste la banalidad o la inmensa astucia del mundo de la moda.

CAS A PORTER

Kika Vargas y Bibi Marini abren un espacio para el diseño que revela la personalidad de las creadoras colombianas. Moda, accesorios, mobiliario y libros. En CC El Retiro, Bogotá.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

¡FELIZ 2017!

Con la ilustradora Amalia Restrepo nos pusimos a la tarea de crear una pieza que pueda acompañarlos de enero a diciembre de 2017. Aquí está: es la SillaVerde interpretada por @amaaalia. Es una tarjeta-calendario que pueden obtener físicamente escribiendo a info@sillaverde.co

fb
CAROLINA RONDEROS: CALI-LONDRES

Publicado 2015-10-09 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

La joven diseñadora es devota de la alta costura e incorpora tejidos artesanales e indígenas colombianos en sus piezas.

Llegó con una maleta mediana y negra que hacía rodar tras ella con la seguridad de quien protege sus pertenencias y está acostumbrada al viaje constante. A comienzos de 2015, Carolina Ronderos aterrizó en Bogotá pero el espíritu -esa "alma" a la que García Márquez aludía por cuenta del retraso con el que llegaba a su destino aún cuando el cuerpo ya se hubiera hecho presente- de la joven diseñadora de moda estaba todavía en Londres donde estudió. Así la percibí enseguida cuando la ví por vez primera con su valija de lona.

Carolina Ronderos nació en Bogotá (1989), de padre de Cúcuta y madre de Cali donde vivió desde los cuatro años. En esa ciudad materna que figura como la tercera -por tamaño y relevancia económica- en Colombia se hizo niña y adolescente. Estudiosa, cuidadosa, luminosa. La ves ahora y puedes adivinar sin esfuerzo cómo debió ser desde el inicio. Caes en cuenta porque saluda con la timidez escueta de la buena educación y porque es inevitable no reparar en su rostro hermoso, afinado, joven, blanco, inteligente. Hemos entrado en contacto por correo electrónico y una vez cumplió con el primer pedido que le hice de bocetos y piezas diseñadas por ella hace unas semanas, comprendí que sí era importante conocerla personalmente. Aquí está, con su pelo lacio y sus ojos brillantes contándome lo aprendido en University of the Arts London (London College of Fashion). La maleta aguarda paciente a un lado aunque ambas tenemos la tentación de abrirla y volcarnos en su interior. Sin embargo, es clave escuchar de ella su periplo vital: desde el colegio Colombo-Británico en Cali hasta su paso por el taller de Alexander McQueen (2012)y luego, seducida por la alta costura, en la exigente firma especializada Ralph & Russo (2013-2014).

"He querido aprender bien inglés, italiano y francés porque son los idiomas propios de la moda, ¿no?" pregunta afirmando su decisión. Está claro que aprovechó al máximo el esfuerzo de sus padres por enviarla al otro lado del Atlántico para cumplir su deseo de ser diseñadora. De vuelta en Colombia, acaba de instalarse en un pequeño espacio que le cedieron en el jardín de atrás de su casa familiar en Cali. Está empeñada en comenzar su carrera de empresaria en la moda. "Por ahora, atiendo a amigas de mi mamá y a otras mujeres que se van acercando pero también sigo trabajando en la colección que quiero mostrar en otros lados" cuenta. Y ahí sí, corre la cremallera y comienza el despliegue de lo que ella llama "sus creaciones": una secuencia de chaquetas cortas, toreras y blazers que se estructuran con drapeados en crepê de seda en mangas y espaldas. Todas las piezas son negras. "Ese es mi color. Me identifico con él" dice la mujer que atendió y escuchó los caprichos inverosímiles de mujeres rusas y árabes riquísimas que ordenaban a su medida en las oficinas de Tamara Ralph (directora creativa) y Michael Russo (CEO), la firma londinense fundada en 2007 y escogida por la cerrada Chambre Syndicale de Haute Couture para participar en la Semana de la Moda de París al lado de las clásicas casas de costura francesas. Mujeres para las cuales los diseñadores ingleses disponían maniquíes personalizados con el fin de cumplir con su sed insaciable de compra.

Todo eso vió la jovencísima Carolina Ronderos y lejos de impresionarse, comprendió. "Entendí cómo funciona el mundo de la alta costura. No se trata solamente de hacer un trabajo exquisito manual, de dominar técnicas de costura artesanales sino de cuidar todos los detalles con tus clientes". Quizá su pragmatismo vaya creciendo como lo hace la caña de azúcar en los campos extensos del Valle del Cauca, hacia arriba y sin prejuicios. Ojalá porque el oficio que ha elegido precisa de personajes valerosos y fuertes, radicales en cierto sentido. Y la propuesta estética de Carolina Ronderos parece manifestarlo. "Presenté una colección cápsula que me solicitó el equipo de Studio F en Cali. Fue muy interesante pero me dijeron enseguida que no podían desarrollar mis prototipos creativos porque demandaban demasiada tela y los costos de las piezas se subían mucho". Entonces la diseñadora también entendió que con sus drapeados y sus técnicas debía irse "a otra parte". Es decir, a trabajar independiente con dos máquinas en su primer espacio de taller.

Así comenzó la firma CAROLINA RONDEROS, una empresa que va tomando forma sin incurrir en costos imposibles de solventar y que ya se presenta comercialmente en LIZA -concept store- la tienda multimarca de diseño independiente colombiano en Bogotá. La marca que se da a conocer a través de sus redes sociales @carolinaronderosofficial y que estrena su primera pasarela, a la que llamó "Waves" en alusión a la huella que el viento causa en el cielo y su expresión a través de blanco perla, negro y dorado, en el evento de moda Cali Exposhow 2015 que se hace anualmente en su ciudad. En diciembre de 2015 inaugura además su primer almacén en Cali (carrera 1 oeste, 1B-30. Local 05. Centro Comercial Casa del Río Oeste), un local de 180 metros cuadrados que va a destinar a mostrar sus piezas comercialmente y a ubicar su taller en el que ya participan cuatro personas. "Al principio me apoyaron económicamente mis padres. Gracias a los encargos a la medida que estoy recibiendo y la solicitud de colecciones para los puntos de venta en los que ya estoy vinculada en Bogotá y en Londres puedo acometer este nuevo reto" declara con emoción contenida.

Otro de los asuntos capitales que la diseñadora intuyó desde su condición de estudiante de diseño de moda en Londres fue que su tierra, Colombia, le ofrecía la clave para desarrollar un trabajo diferente. Las comunidades artesanales del país y sus técnicas ancestrales son tan elocuentes que se propuso incorporarlas en el descubrimiento de su propuesta estética. Presentó su tesis de grado con base en una colección que incluyó composiciones de telas realizadas por la comunidad kuna (norte de Colombia), gracias al contacto logrado a través de la entidad Artesanías de Colombia. Ha transcurrido un camino suficiente para que, finalizando el 2015, Carolina Ronderos envié a la tienda Wolf & Bagder en Londres su primera colección en esta dirección que incluye 70 piezas preciadas que involucran ya de manera mucho más elaborada este vínculo vivo entre la tradición artesanal colombiana y el diseño contemporáno.

Los precios comerciales de estas piezas están entre 290 y 950 libras esterlinas. La diseñadora le paga un adelanto de manera directa por cada pieza realizada a las comunidades artesanales (que habitan al norte de Colombia, muy cerca de la frontera con Panamá). Este valor se fija por centímetro cuadrado en acuerdo con los artesanos. Por otro lado, el trabajo de macramé y croché que presenta esta colección bautizada como "Emerald" lo realizan los presos de un cárcel situada a las afueras de Cali.

Aquí está, un adelanto exclusivo para los lectores de SillaVerde de las piezas de la diseñadora colombiana que cautiva a una incipiente clientela cosmopolita desde la ciudad que es hoy el corazón de la moda de vanguardia en el mundo occidental: 

 

En esta boutique londinense, Carolina Ronderos logró entusiasmar a su curador para incluir las piezas con apliques textiles de tradición indígena kuna que confecciona en su taller de Cali. 

Detalles del exquisito trabajo manual que resumen la vocación de la diseñadora caleña por el preciosismo que requiere la alta costura.

Cuellos elaborados con brocado, espaldas trabajadas con esmero sobre pliegues ordenados según la armonía del cuerpo, texitles que involucran seda, tul y organza.

Aplicación del tejido de mola desarrollado por la comunidad kuna e incorporado a modo de solapas en un chaleco.

Los colores esenciales de la comunidad indígena colombiana se respetan en su incorporación a este talle de falda diseñado por Carolina Ronderos.

Junio

28

2017

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 25 al 27 de JULIO

ECOSISTEMA ARTE (Bogotá): 1 y 2 de SEPTIEMBRE

CALI EXPOSHOW (Cali): 20 al 23 de SEPTIEMBRE

B CAPITAL (Bogotá): 18 al 20 de OCTUBRE

FERIAS DE ARTE (Bogotá): 26 al 29 de OCTUBRE

EXPOARTESANÍAS / MODA VIVA (Bogotá): 6 al 19 de DICIEMBRE

chanel
Albies Channel
e-mailMis Tweets
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

SYLVIA ANDRADE

Formada en París, Sylvia Andrade (Bogotá, 1979) ha hecho de la sastrería clásica la identidad de sus colecciones. Experimental, vanguardista y al tiempo tradicional. El estilo de la empresaria detrás de la marca SYA se abre espacio desde Número Tres, el multimarca que comparte en Bogotá con Julieta Suárez y Laura Laurens.

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ