cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Caliexposhow 2014: una variada pasarela

Publicado 2014-10-15 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Una firma internacional, Badgley Mischka, diez diseñadores colombianos de trayectoria y nuevos nombres seleccionados por “Hilando talentos” participan en el evento que cierra en Cali, del 14 al 18 de octubre de 2014, el calendario de la moda este año en el país. Adelanto especial para Diners y Sentada en su silla verde de lo que se verá en los desfiles.

 “Vestía un traje de muselina ligera, casi azul, del cual solo se descubría parte del corpiño y la falda, pues un pañolón de algodón fino color de púrpura, le ocultaba el seno hasta la base de su garganta de blancura mate”. Así iba vestida María, la prima de Efraín, cuando el protagonista de la más famosa novela romántica colombiana regresa de estudiar en Bogotá y se reencuentra con su familia en su finca de infancia en Cali. Esta escena sucede en la segunda mitad del siglo XIX. Su autor, Jorge Isaacs, comienza en 1867 a escribir “María”, la obra que dejaría su nombre impreso para siempre en la historia de la literatura continental.

Tanto la descripción física de la niña que trastornó el corazón de Efraín como la del resto de personajes que aparecen en esta novela insisten en el vestuario para demarcar el territorio esencial de cada uno. Como cuando Efraín asiste con su padre a la fiesta que celebra el matrimonio de dos trabajadores –esclavos, como los llamaban en la época- de sus tierras “… Remigia y Bruno: ella con follado de boleros azules, tumbadillo de flores lacres, camisa blanca bordada de negro y gargantilla y zarcillos color de rubí… Bruno, doblados sobre los hombres los paños de su ruana de hilo, calzón de vistosa manta…”.

La moda retratando cada época, una ciudad, el grupo social, la vida íntima. Es emotivo encontrar en el hotel Spiwak, convertido en sede de quienes venimos a trabajar en Caliexposhow, una muestra de los vestidos que lucían los personajes de Isaacs. Un trabajo basado en el libro "Vestidos para el alma", una investigación de Elizabeth Vejarano sobre historia del vestuario en el Valle del Cauca. Está el negro de tafetán, bordado y recubierto de pasamanería; también se aprecia un vestido estampado en florecitas sobre verde de algodón sencillo y uno blanco con frunces y encaje sobre el pecho. Lucen tan farragosos como el estilo narrativo propio de la época decimonónica: espesos, de un realismo descriptivo agotador, de un lirismo llevado al extremo. Ingenuidad trenzada con un drama existencial.

Muy distinto todo esto a lo que revela este siglo XXI en materia de moda (por no hablar de literatura). Por los pasillos del Centro de Eventos Valle del Pacífico donde tiene lugar la feria organizada por Fenalco (entidad que agrupa a comerciantes del departamento del Valle del Cauca en Colombia), las mujeres siguen optando por tops cortos y ajustados, faldas más cortas todavía o pantalones que resaltan “colas” sin compasión.

Eso sí, en el desfile de inauguración de esta nueva versión de Caliexposhow hubo despliegue de “producciones”. Una mezcla que retrata bien la confusión que tiene el público para asistir a este tipo de citas. Pero que también revela el sello de nuestra época: libertad y personalidad son dos asuntos diferentes que no siempre empatan bien. Por eso nos vemos tan repetidos y tan distintos al tiempo. Había quienes eligieron, con vestidos largos de coctel, hacerle un guiño al dúo americano de diseñadores que creó hace veinticinco años la firma Badgley Miscka, invitados internacionales en Cali. Y hubo mini-vestidos, ¡cómo no, negros! y ¿faldas largas con blusones?. Quizá el que mejor lucía en los asientos de primera fila de la pasarela era el enterizo en seda de rayas marineras vestido por la empresaria y ex modelo Adriana Arboleda. Una pieza que contenía la información justa sin brillos ni informalidad para un desfile que tuvo mucho de lo primero, nada de lo segundo y que no registró, sobre todo, emociones importantes.

Badgley Mischka ofrece en su portal on-line de todo, como ocurre con las firmas hoy en día: gafas, vestidos de baño, zapatos, carteras y prendas. Como su fuerte son los vestidos de noche y los de novia, su desfile se concentró en una muestra (muy larga, sesenta salidas) que combinó la colección primavera-verano 2015, recién presentada en la semana de la moda en Nueva York (hasta el estilismo de las modelos fue reproducido en detalle con las melenas sueltas y mechones coloreados en azul o rojo) con piezas de colecciones pasadas. Un desfile de los que llaman pomposamente “retrospectiva” aunque no reproduzca fiel ni cronológicamente las épocas de la marca.

No deja de ser curioso observar que la propuesta de Badgley Mischka no logra proponer nada muy nuevo ni en Cali ni para el diseño en Colombia pues la ruta de la noche y de la fiesta ha sido ampliamente recorrida por buena parte de los diseñadores, modistas y costureros locales. En el país de las reinas, ¿quién no sabe de canutillos, lentejuelas, tules, flores, escotes, siluetas ajustadas al cuerpo, volantes, encajes y bordados minuciosos? Si este es el reino de la fantasía. Algo que debieron haber tenido en cuenta los organizadores al invitar a la firma norteamericana que además ya se había presentado en la pasarela Orbitel de Colombiamoda en Medellín hace doce años. ¿Falla de memoria?

La semana, sin embargo, se presenta variada y seguramente deparará sorpresas por cuenta de los creadores nacionales. A continuación, una selección de lo que está por verse estos días sobre la pasarela de Caliexposhow.

Ojos expectantes sobre la recién creada convocatoria “Hilando talentos” en la que un grupo de nombres especializados en moda (Chía Jaramillo y Catherine Villota, entre otros) seleccionaron a tres jóvenes diseñadores, de un grupo de diez finalistas luego de un proceso previo realizado a nivel nacional. Con “Hilando talentos” se quiere hallar nuevos nombres para la moda en Colombia. “Deben contar con dos años de experiencia en el mercado con su trabajo y máximo ocho años de haberse graduado en alguna escuela de diseño” precisa la consultora Jaramillo. Isabel Caviedes, David Alfonso Suárez “Erikó” y Andrés Felipe Santamaría mostrarán sus colecciones en este escenario.

Por su parte, la diseñadora caleña María Elena Villamil regresa a las pasarelas después de tres años de larga ausencia. Un retorno a sus tablas de origen. Lo hará en un escenario creado especialmente para mostrar su más reciente colección “Evolution” en las antiguas bodegas de la cervecería Bavaria, hoy en día abandonadas y en cuya limpieza el equipo de producción y creativo de Grupo 4 ha invertido tres días completos. MEV, las siglas con las que se reconoce su marca, insiste en esa silueta suelta, aérea y etérea, que envuelve el cuerpo sin esconderlo. María Elena Villamil nunca ha dejado de ser arquitecta. Sus piezas recogen figuras geométricas y se trabajan según la regla de la simetría presente en la Naturaleza. “Los hexágonos están en todas partes. La simpleza radical de las formas geométricas son mi motivo artístico primario y la raíz de mi colección” explica la diseñadora.

En el taller de MEV (en Cali) son generosos con el uso de materiales. Metros de textiles que incluyen fibras naturales como seda, organza, rafia y tafetán así como sintéticas: nylon, acetato y mikados dan forma a las prendas que en colores neutros, marfil y negro dan vida a “Evolution”. Las piezas del escultor Rodin que posee la colección de Carlos Slim y que exhibe en su museo Soumaya en México DF podrán entreverse en la nueva propuesta de María Elena Villamil.

“A Mompox le debo la gloria” es el título elegido por el diseñador Hernán Zajar para bautizar el trabajo que presenta en Caliexposhow. Un homenaje a la ciudad donde nació este creador que de niño, sin embargo, vivió en Cartagena de Indias. Otro tipo de retorno, esta vez más emocional el que realiza Zajar con piezas que buscan contar las historias de la construcción colonial momposina, revivir su pasado y capturar ese ambiente religioso que marcó el destino de su gente. Los balcones que se abren buscando el río Magdalena que baja, ancho y manso, por el borde de esta ciudad del departamento de Bolívar le sirvieron al diseñador para fotografiar a las modelos que lucen vestidos largos, de vuelos y cuerpos ajustados en una paleta que contiene negro, ocre, cobre, blanco, magentas y azules. Mompox acumuló prestigio por cuenta de haber sido elegida ciudad donde se instalaron los jesuitas, en el siglo XIX, con un despliegue educativo nunca antes visto en el país. En sus calle siguen brotando las buganvillas y su cementerio es visita obligada para turistas. El reto del versátil diseñador momposino consiste en trasladar todo este legado a una pasarela en Cali.

Un viaje a Cuba y el descubrimiento de las fábricas donde se elaboran manualmente los famosos tabacos de la Isla fue la piedra angular que halló Carolina Sepúlveda para comprender hacia dónde iría su próximo reto creativo. El resultado lleva por nombre "Tabaquería" y comprende 42 referencias de prendas impregnadas de los saberes artensanales que la diseñadora contempló fascinada rodeada de trabajadores cubanos. Panela quemada, gris humo, crudos y marrones tan marrones como las hojas de tabaco componen el repertorio de color. Una paleta extraña y completamente nueva en la trayectoria de Carolina Sepúlveda acostumbrada a rodearse de blancos, negros y rojos. Las mangas se trenzan como se lían las hojas que serán envoltorio de puros. Algodones, sedas, lanilla, linos y denim caen en largas siluetas y se superponen entre sí. Las siluetas que retoman siempre el gusto por el patronaje japonés, cultivado a conciencia por la diseñadora nacida en Medellín y formada en Barcelona. Humedad, tradición y brisa están contenidas en "Tabaquería" de manera preciosista.

Adriana Santacruz, la hábil componedora sobre los telares de Pasto (Nariño) donde se tejen sueños y coronas (por volver a tocar algo literario en alusión a la obra del escritor Germán Espinosa), me muestra la paleta de colores vibrantes que incorporan las prendas que mostrará en Caliexposhow. Acaba de recrear a mano este arco-iris para aterrizar la explicación que me da vía telefónica. “Todo nació de los verdes que veo a través de las ventanas de mi casa. Si es que tengo enfrente el volcán Galeras, ¿te imaginas?” relata, alegre como siempre. De estas tonalidades de las montañas, la diseñadora que recupera las tradiciones indígenas de su región fronteriza con Ecuador, pasa a los rojos, amarillos de hoguera, azules cielos y ríos para culminar en un torrente de trazos rojos y violáceos.

La diseñadora reconoció, sin embargo, a su llegada a Cali la dificultad que ofrecen sus telares tradicionales para producir un tejido más liviano que se adapte a climas más cálidos. Eligió diseñar shorts y tops como parte de las novedades que trae en sus maletas. Además invitó a la joyera Adriana Silva para acompañar esta nueva colección, "Piel y tejidos", con piezas simbólicas como monedas chinas engarzadas en aros de plata a modo de collares y botones. 

Por su parte, JUAN, la marca que ha sido capaz de procurarle a los hombres un nuevo lenguaje de moda surtido de siluetas, colores y prendas poco habituales en el armario conservador de los bogotanos, crea una propuesta transversal a la que llama “Clever Youth”. Título en inglés que identifica las comunicaciones de JUAN dado el origen inicial de la compañía en Nueva York, ciudad donde los hermanos Lozano –creadores y empresarios- compusieron la firma que cuenta con su principal punto de venta en Bogotá. Colección que ya ha sido presentada en París y en la Mercedes Fashion Week de Panamá.

“En negros y grises, con acentos de color rojo y ámbar, se realiza un contrastante juego de texturas que compiten entre sí… para romper paradigmas en la moda. Telas diseñadas a partir de piedras semi preciosas, tartan, metal y nuestro icónico conejo en chaquetas doble faz, abrigos y la nueva bomber jacket combinados con pantalones ajustados y joggers” es como describe Gustavo Lozano “Clever Youth”. Hombres que califica de crudos y rebeldes. Quizá por eso JUAN se hace acompañar en el desfile de Caliexposhow con las legendarias botas británicas Dr. Marteens.

Otra de las novedades de estas pasarelas correrá, sin duda, de la mano habilidosa del diseñador Jorge Duque, encargado de cerrar este evento el viernes 17 de octubre por la noche. Duque -a quien le fascina bucear en el pasado y reinterpretarlo con su particular estilo provisto de exigente quehacer técnico y un gusto por las mujeres que pisan fuerte en la vida- eligió a la icónica Farrah Fawcett y el Nueva York de la década de los 70, sus celebridades y lugares claves como Studio 54 para darle punto de partida a su colección. Diversión urbana en grandes dosis parece enunciar este surtido de prendas que comprenden vestidos largos y wrap, faldas, pantalones de bota ancha, chaquetas de ciudad y cazadoras que Jorge Duque ha elaborado en su taller de Bogotá, trabajando -sobre todo- en horario nocturno, como es costumbre en él.

La sorpresa, como es habitual en el diseñador, se revelará al comprobar su ensayo permanente con nuevos y tradicionales materiales. Una obsesión por nuevas tecnologías y fibras naturales que lo lleva esta vez, según revela, a fusionar los colores del México indígena con técnicas de telar y textiles elaborados en silicona. Un espectáculo asegurado.

Publicado en las plataformas digitales de Diners, miércoles 15 de octubre de 2014. 

http://revistadiners.com.co/moda/19216_cali-exposhow-una-pasarela-de-variado-talento/2/

               

Agosto

21

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

La historia de RELIGARE es un relato poderoso en torno a una fibra -el cumare-, a una comunidad indígena -la koreguaje- y a un modelo de negocio que crece basado en la convocatoria de consumidores que se sientan motivados para creer en la moda sostenible tanto en sus procesos, en su consumo y en sus historias. Manuela Peña es su directora creativa.

pinzas

Religare 1

pinzas

Religare 2

pinzas

Religare 4

pinzas

Religare 5

pinzas

Religare 6

pinzas

Religare 7

pinzas

Religare 8

pinzas

Religare 9

pinzas

Religare 10