cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Beatriz Camacho con otro aire

Publicado 2012-09-27 15:03:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Botas de gladiadora para una mujer que hace del kaftán su segunda piel.

Verdadero rompecabezas para armar pero con el que, Beatriz Camacho, logró ir mostrando, pieza por pieza, cómo imaginó y produjo una composición aguerrida para el ojo y el espíritu. La firme decisión de no descuidar los complementos con bolsos elaborados con el mismo textil de los vestidos y cuyas solapas aparecían remachadas con piezas artesanales de cobre, así como las sandalias y las botas gladiadoras de tacón elaboradas en piel de serpiente fueron esenciales para mostrar una colección contundente por su personalísimo estilo retro, evocador de los 60 y 70.

Desde que en 1992, Beatriz Camacho iniciara su carrera en el mundo de la moda colombiana, muy pocos obstáculos han arredrado a esta creadora formada en Boston (New Bury School of Fashion Desing) y en Roma (Escuela Callegari). La creatividad y el pragmatismo parecen haber mezclado sus cargas al punto de lograr que su nombre sea hoy una marca con ancla propia en almacenes en Bogotá, su natal Cartagena y Barranquilla, su ciudad adoptiva donde vive con su marido y tres hijos. Hablamos con ella, tras el éxito de su desfile anoche, en la pasarela Claro:

Le llovieron abrazos y aplausos con una colección arriesgada para el ojo común que se resiste a las mezclas y a las superposiciones de diseño, ¿se esperaba la avalancha de felicitaciones?

BC: La verdad es que no. Siempre pienso en hacer el trabajo y que venga lo que venga. A veces no quedo tan contenta. Esta vez logramos un conjunto total, conseguimos amarrar muchos cabos en un solo bloque aunque nunca quedo satisfecha por completo. Esa es mi manera personal de vivir lo que hago. Me encantó que un editor de moda me dijo que se había sentido en Milán. Otro me dijo que ya había visto todo en Cali, que ya tenía suficiente.

¿Cómo fue el proceso creativo de esta colección primavera-verano 2013?

BC: A mi me gusta que la gente capte de la colección lo que tiene relación con sus vivencias. Por eso, no bautizo ni titulo ninguna de mis colecciones. No me gusta encasillar previamente. Este trabajo tiene que ver con visitas que he hecho a museos muy variados. Desde el museo de antropología de México hasta el MET de Nueva York he encontrado que, a través de los símbolos y de la geometría, se construía la comunicación en las culturas. Me intrigó esto y comencé a investigar. En todo momento, la geometría es la que nos rige. A uno se le van acumulando pedacitos de vida que impactan tanto que, en algún momento, aparecen y salen las colecciones.

¿Se sintió creando ya algo para el mundo del vintage?

BC: Sí tuve cierta influencia de la situación de la población negra en los años 30 y 40. Encontré música de esa época y quizá eso me remita con esta colección al pasado. Me gusta cierta severidad, masculinidad en mis colecciones para mujer. Lo ultrafemenino no riñe con las líneas rectas y tranquilas. Jugar con esas diferencias de estilos y épocas es lo que más disfruto.

Hizo uso de la tecnología para lograr 36 prendas estampadas digitalmente sobre tejidos con base seda, ¿fue intimidante el proceso?

BC: Dejo que todo vaya cogiendo su curso natural. No me estreso y todo se va acoplando. Mi trabajo lo hago pensando como si fuera un niño que combina y mezcla. Con mi equipo de trabajo y mi biblioteca de libros y de imágenes logro hacer el proceso de investigación. La impresión digital, luego de la prueba de color, es como hacer una fotocopia. Tengo menos problemas con la tecnología que con lo artesanal.

Rematar mangas sisas, bajos y dobladillos con brocados es una tradición de costurera tradicional, ¿así se siente?

BC: Sí, y me da pesar que se pierda el arte de la moldería. Rematé con flecos de rafia negra, con bordados elaborados en resina y con listones bordados en lentejuelas y canutillo. Se están yendo estas tradiciones. En un documental que vi el otro día sobre Valentino me di cuenta que todas las mujeres eran mayores de 50 años. En el almacén de Cartagena todavía está una de las costureras que inició conmigo en 1991. Ojalá tuviera habilidad en las manos. Me divierte mucho el patronaje y el manejo de los materiales. El tacto es fundamental para mi, permite que nos consintamos.

¿Cómo se produjo la manufactura de los bolsos?

BC: Sacamos gráficamente el diseño de las telas y mandamos hacer unas placas en cobre. El formato son sobres grandes, muy cómodos. Todo lo hicimos en el taller de Barranquilla.

Las botas concebidas como sandalias le dan un vuelco a la noción que se tiene de este tipo de calzado, apto al parecer solo para tierras frías. ¿Son ganas de una costeña que no quiere perderse nada y adapta lo que más le gusta?

BC: Eso hace parte de la tendencia de moda. Yo asisto a los seminarios que hacen grupos especializados y de ahí obtengo la información necesaria para mis colecciones. Así voy mezclando estas indicaciones del mundo de la moda con mi creatividad. Aunque como diseñadora no me siento artista. Un diseño se consagra en cuanto la gente se siente identificada con la prenda y la quiere comprar. Como diseñadora debo ir en la línea de hacer cosas originales pero que no se pierdan del gusto del público. Eso es muy difícil. Hacer cosas geniales está muy bien pero lograr que haya identificación y que además sean comerciales es otro asunto muy distinto. No puedo diseñar a la loca prendas de 10 mil dólares. Tengo que ubicarme en el espacio que yo vivo, dónde y a quién le voy a vender lo que yo hago. Mis colecciones no están basadas en emociones, sino en un concepto de diseño pero con un pensamiento muy claro en relación con el consumidor.

¿En qué situaciones y lugares imagina que sean utilizadas estas prendas?

BC: Cualquier mujer puede utilizarlas. No tiene que ser alta ni delgada, es una silueta muy fácil que no se ajusta. Ahí está el truco: una colección que funcione. El cuento del día y de la noche, ¿quién lo inventó? Funciona perfecto el negro de día. Hay que saberlo manejar. Un zapato plano de noche también funciona.

Beatriz, usted ya lleva más de veinte años de oficio, pensando y creando para mujeres. ¿Puede describir a los lectores de “Diners” qué tipo de mujer la ha ido convenciendo más?

BC: Yo le diseño a una mujer que sea libre, que no se sienta atada a la moda, que se sienta segura con su cuerpo. Quiero que se sienta feliz con lo que se pone. Hay muchas mujeres que me inspiran por ahí en su búsqueda de identidad. Las mujeres están rompiendo muchos esquemas.

Publicado en la edición digital de www.revistadiners.com.co 

 

Noviembre

13

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7