cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

Moda Viva

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

KARL LAGERFELD

EL FIN DE UNA ERA Karl Otto Lagerfeld (1933-2019) se ha ido con varios capítulos históricos no solamente vividos en la moda sino protagonizados por él mismo.

fb
AMAZONAS

Publicado 2019-05-19 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

Este reportaje es resultado de la participación de Rocio Arias Hofman como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia. Comisión en Puerto Nariño, Amazonas.

AMAZONAS COLOMBIANO

Son poco más de 100 kilómetros de río antes de que sea territorio peruano y después de convertirse en zona brasileña. Pero en estas riberas de Colombia se hallan los resguardos de tres etnias: cocama, tikuna y yagua. El río es la columna vertebral de la existencia de cada persona en esta región. Casi todo tiene que ver con estas aguas: el alimento, la comunicación, el intercambio.
Hay que escucharlo, interiorizarlo, aprender a quererlo.

 

RÍO AMAZONAS

“... el río era el centro de la comunidad, su recurso vital y la razón de su vida. A los tres mil doscientos kilómetros de su desembocadura ya tiene un ancho de mil seiscientos metros. Profundo y arrollador, llevado al mar por las lluvias que caen en los lejanos Andes, crece y baja con las estaciones. En junio, las canoas repletas de pescado, yuca, frutas silvestres y plátanos formaban un mercado flotante que en cualquier momento podía pasar de la orilla a tierra firme...” (en EL RÍO, capítulo “El sueño traicionado” (1944-1954) de Wade Davis).

Si el investigador canadiense Wade Davis admiraba tanto a Robert Schultes hasta el punto de escribir un portentoso volumen recogiendo la andadura y los descubrimientos del botánico por la Amazonía, confieso que, a mi turno, sigo con devoción cada párrafo de Davis porque cada palabra es fiel a cada gota de agua que cae sobre esta tierra húmeda en exceso; cada frase corresponde -como una rama- al árbol múltiple que compone esta selva intrincada, aulladora y crepitante de insectos.

 

AMANECE EN EL RÍO 

El pulso de la vida cotidiana lo marca la cadencia perezosa -por tramos- y revoltosa de las aguas del Amazonas. A Puerto Nariño, último municipio de Colombia en la frontera con Brasil y Perú, se llega solamente en barco, canoa o lancha. Así llega también todo lo demás: enseres, comida, útiles de aseo, electrodomésticos, ropa, balones,... hasta las noticias que son reales cuando vuelan de boca en boca.

 

ORIENTACIÓN 

El mapa pintado sobre la corteza del árbol de yanchama homenajea a su manera al río Amazonas. Sus aguas determinan la vida del norte de Perú (donde nace su cauce); del norte de Brasil (donde desemboca) y del sur de Colombia (que lo atraviesa). Son las comunidades indígenas de los tres países quienes lo protegen y salvaguardan. Los hechos históricos han demostrado que colonizadores y colonos (salvo honrosas excepciones) han derramado lo peor de sí mismos en este lugar, considerado el pulmón del planeta.

EXISTIR

Cada día y su afán. El silencio de Puerto Nariño (donde no se permiten motores ni transportes de gasolina) es profundo y tibio. Emergen sólo los ruidos de las conversaciones, las rutinas futbolísticas en la cancha central, las lanchas que se acercan al muelle y los pitidos de los celulares cuya señal entra a ratos depende de lo distante que se esté de la antena comunitaria. Las transacciones de alimentos se hacen tan pausadas que pareciéramos todos en ascuas, esperando a ver qué pasa.

BRUMA

Muy temprano, hombres y mujeres ofrecen en un mercado improvisado a orillas del río Amazonas alimentos para el día a día: hay crocante fariña (yuca brava molida y tostada) en primorosas bolsas anudadas; pescados recién sacados del agua; plátano maduro, papayas y bananos que caben en una mano; cilantro fresco y oloroso para los caldos; yuca dulce y pepinos blanquiamarillos. Poco más. Lo justo para organizar la comida familiar. En Puerto Nariño, Amazonas.

PUERTO NARIÑO

La Paz, esa idea escurridiza y anhelada en Colombia, es una realidad en este extremo sur del país. Sus gentes demuestran con sonrisas y gestos cotidianos cómo es la convivencia más allá del caos que provocan los políticos y los actores armados. Si tan sólo nos dejaran ser... Los ecos de la guerra, de un territorio que parece resquebrajarse cada día se perciben, sin embargo, en una cierta angustia cuando se habla desde esta considerada periferia en referencia al centro de la nación. Puerto Nariño no es ninguna utopía, lejos estoy de considerarlo un falansterio pero convengo con la teoría de Fourier cuando reclama el derecho a ejercer soberanía sobre un espacio de tierra y agua donde los seres humanos ponen a prueba su capacidad para hacerse la vida amable entre todos. Aquí están los colombianos y las colombianas que conviven en esa armonía natural que da no sobrexcitarse ni suponerse más que los demás.

 

 

EMPRENDER CAMINO
Desde el municipio de Puerto Nariño (Amazonas) hasta el resguardo de indígenas cocama y tikuna llamado “20 de Julio” distan unos kilómetros que, por tierra, se adelantan por este estrecho camino encementado (estupendo cuando está seco, convertido en una pista resbalosa tras las lluvias diarias). Por aquí marchamos al encuentro con artesanas y artesanos para realizar el Taller Moda Viva.

CUSTODIO
Ningún indígena puede ser definido por una sola actividad. En cada uno se condensan varios oficios. Los de Custodio tienen que ver con sus talentos, claro está. Recolector de caucho, es fabricante de pelotas, instrumentos musicales con el látex natural; contador de historias y pescador. Desde el río Amazonas sube a su resguardo con una pesca suficiente para comer y vender entre las familias de su zona. 

LA CANOA
Un elemento fundamental para los indígenas en el Amazonas es este medio de transporte. Desde muy niños aprenden a cortar los árboles (luego vuelven a sembrar 20 más por cada uno que derrumban con sus hachas); a vaciarlos y a trabajarlos sobre el fuego para “abrir la madera” sin que se rompa. De esta manera pueden movilizarse más allá de la selva y comunicarse con el entorno. La canoa es medio que garantiza su subsistencia y existencia. Cualquier emergencia sólo puede verse solventada si tienen cómo desplazarse por el río.
En el resguardo San Martín, los hombres tikuna me enseñaron cómo es su proceso de elaboración de este objeto que es, sobre todo, uno de sus símbolos culturales. En la secuencia de fotos pueden apreciar cada paso.

 

SECUENCIA DE LA CHAMBIRA
La fibra vegetal básica en la artesanía de indígenas tikuna y cocama es la chambira. Proviene de una palma alta que se halla al interior de la selva amazónica (en otras zonas se llama cumare). Sus tallos frescos y jóvenes son cortados para extraer sus delgadas fibras verdes transparentes. Estos tallos se dejan secar hasta que adquieren el color crudo natural que tanto los identifica. Con ellos se hace torsión sobre las piernas para convertirlo en hebra. Con el hilo anudado en madeja ya se puede trabajar el tejido que hará emerger una variedad muy interesante de accesorios. 

REPERTORIO
Nos interesa observar y comprender el origen de cada pieza artesana según la tradición. Sólo así podemos convenir con las artesanas las posibilidades que la innovación en diseño brindaría a ampliar su propuesta de piezas valiosas para la moda, un ejercicio colectivo que permite preservar y evolucionar el legado cultural del país.

CAUCHO
Historia trágica la que va adherida a este material vegetal extraído del “árbol que sangra”. Verlo y tocarlo, estremece. Una simple pelota desata lo innombrable: la Casa Arana; las caucheras del siglo XIX que sometieron y contribuyeron a exterminar a las poblaciones indígenas amazónicas; el ritmo depredador impuesto sobre esta zona de reserva ecológica. Este juguete elaborado por Custodio, el artesano tikuna, hace rebotar con una fuerza demencial la deuda de resarcimiento que les debemos a las comunidades que todavía se acercan a los árboles del látex y que sucumbieron -como ellos mismos- a la voracidad industrial de una época.

CHICHA DE YUCA
La minga es la actividad colectiva que reúne a integrantes de la comunidad indígena tikuna para hacer trabajos necesarios. Un pescador que necesita una nueva canoa cuenta así con el apoyo de diez hombres más que se ofrecen a ayudarlo durante dos días para que pueda contar con su medio de transporte. A cambio, el pescador y su familia ofrecen comida y, al terminar el trabajo, una reunión para disfrutar de la chicha de yuca preparada por las mujeres. Abuelas, jóvenes y niños se suman a esta reunión en la casa del pescador que pertenece al resguardo “San Martín”, Amazonas.

RÍO AMACAYACU
En plena reserva natural del parque Amacayacu viven indígenas tikuna y cocama mezclados con brasileños y peruanos que encuentran también en los resguardos colombianos una manera de vivir.

TRAVESÍA 
En términos de vida urbana, este recorrido en canoa con motor por el río Amacayacu, una vez dejamos atrás las aguas del río Amazonas, hace posible acortar el tramo utilizando “vías alternas” como esta suerte de atajo que nos reduce el tiempo en casi veinte minutos para, por fin, llegar al alejado resguardo indígena tikuna de San Martín.

SAN MARTÍN 
Un resguardo donde viven 120 familias indígenas (de la etnia tikuna la mayoría) liderados por un Curaca (jefe de la comunidad) que ejerce hábilmente sus funciones a juzgar por su organización, mantenimiento del espacio considerado reserva natural y servicios que, poco a poco, dotan de electricidad, tanques para recoger agua lluvia, reciclaje de plásticos (convertidos en ladrillos para vivienda), escuela, señal parabólica, tres hospedajes eco-turísticos y una amplia maloca.
Aquí realizamos el taller ModaViva dirigido a las artesanas y artesanos que en muy raras ocasiones salen de aquí. Sus oficios -y actividad económica central- abarcan cerámica (barro con ceniza); talla de madera; tejido con fibra de la palma de chambira; elaboración de accesorios con semillas “lágrimas de San Pedro” y cestería con bejuco de guarumo.
La alimentación cotidiana proviene de la pesca en río, caza de animales en la selva, huevos de decenas de gallinas que pasean de acá para allá y de los cultivos de la chagra (huerta) donde crecen yuca, hierbas, calabacines y plátanos. 

 

TIENDA
El señor Tomás es peruano, un hombre que halla cómo sortear su subsistencia administrando la única tienda que existe en el resguardo indígena colombiano de San Martín, Amazonas. El Curaca (jefe tikuna) le autorizó esta actividad que permite que los habitantes de la comunidad -cuando tienen algunos pesos- puedan comprar desde arroz, panes dulces, estropajos, jabones, útiles escolares, galletas, coladores, cubiertos, golosinas, sal, azúcar, esmalte para uñas, pañales y gaseosas hasta sartenes. Esta pequeña tienda saturada es un verdadero lugar transnacional: marcas de Perú, Colombia y Brasil se mezclan en sus estantes ajenos a las líneas fronterizas. Y, sí, como supondrán, todo cuesta más que en Leticia, la capital. Inflación garantizada por cuenta de la lejanía donde se encuentra este lugar.


MERCEDES
Me mira y se ríe con ojos acuosos cuando le digo que para dónde va armada hasta los dientes. Sus dos cuchillos son tan parte de ella como la edad que no recuerda precisar; los atados de fibra vegetal de chambira que tiñe con achiote y hojas de guayaba; la canasta que muestra su virtuosismo para la cestería. Mercedes es la más pura definición del ser artesana.

 

 

INSISTIR EN TEÑIDOS NATURALES

En 2019 nos hemos propuesto extender mensajes y acciones que incentiven el uso de flores, hojas, semillas, frutas y tierra para transformar el color crudo natural de las fibras en una variada paleta de tonalidades. Estos usos y prácticas los fomentamos desde Moda Viva hacia las comunidades artesanas y diseñadores de moda colombianos.
La inmensa fortuna de trabajar con artesanos indígenas es que ellos son los verdaderos guardianes de la naturaleza. Aunque soportan gran presión para teñir con anilinas y otros químicos (pues también, como cualquiera, están asomados a las redes sociales y a sus tendencias irrigadas sin control ni consideraciones), recurrimos a sus tradiciones culturales para promover una moda sostenible en términos de aprovechamiento de recursos naturales. 

Agosto

22

2019

Calendario MODA EN COLOMBIA

IFLS + ACICAM (Bogotá): 13 al 15 de AGOSTO

GALA MAMBO (Bogotá): 14 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

LATIN AMERICAN FASHION SUMMIT (Cartagena): 12 al 16 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
SillaVerde

Esta compañía tiene su sede en Bogotá -"la ciudad asentada sobre una silla verde"- tal como alude el escritor Germán Arciniégas a las montañas orientales que la resguardan.

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nace en Madrid y vive en Colombia desde 1994. SillaVerde cuenta con un equipo de jóvenes investigadoras -Verónica Santamaría y Verona Ramírez- afines al diseño sostenible, a la lectura y al marketing digital.

Consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia desde 2015 y del proyecto MODA VIVA.

Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá (2015-2019) y la franja de conocimiento de Bogotá Fashion Week (2018 y 2019).

2012: forma sentadaensusillaverde.com 

Un medio de comunicación especializado en la investigación de procesos creativos, técnicos y modelos de negocio de la industria de la moda.

Es colaboradora de El Espectador, El Malpensante, Fucsia, Diners y Vogue Latinoamérica.

Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de premios y convocatorias de la industria de la moda.

2016: funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento para concebir e impulsar proyectos de moda con énfasis en sostenibilidad y en tradición artesanal.

2017: estreno de la serie audiovisual LA VIDA ANIMADA en Youtube en alianza con Expor Mannequins.

2018: inicia la primera temporada del podcast TALKING CLOSET en alianza con Akorde.

 

RASGOS de SillaVerde

Ofrecemos contenidos editoriales sobre la industria de la moda especializados en:

* SOSTENIBILIDAD

* TRADICIÓN ARTESANAL

Elegimos trabajar en conjunto con el sector público y privado en Colombia. Contribuimos a fortalecer alianzas y a diseñar oportunidades de negocio con un sentido social, ético y productivo. 

pinzas

CRECER EN REPUTACIÓN

pinzas

TENDER PUENTES ENTRE PERSONAS Y SECTORES

pinzas

CONTENIDOS ORIGINALES

pinzas

INFORMACIÓN, ANÁLISIS Y CONOCIMIENTO

pinzas

PRODUCIR CON SENTIDO

pinzas

MODA CON PERSONALIDAD

pinzas

PENSAR GLOBAL, ACTUAR LOCAL