cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Alicia Mejía, imposible de imitar

Publicado 2014-07-14 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

En su casa de Medellín, la creativa Alicia Mejía.

La directora de Expoartesano 2014 es también la mujer que fundó Inexmoda, Colombiamoda y Colombiatex. Con su estilo combativo y entrañable ha logrado convencer a medio mundo desde Medellín. Entrevista con una activista vital. 

El empresario Ricardo Sierra es quizá una de las personas que mejor conoce a Alicia Mejía. Juntos tienen la costumbre de compartir cazuela de huevos y arepa al desayuno cuando tienen “asuntos que hablar”. Y es que ambos llevan conversando más de treinta años como verdaderos profesionales de la palabra y de los negocios. En 1983, cuando Alicia Mejía resolvió acometer la primera pasarela de moda en el Medellín que ya Pablo Escobar se estaba encargando de incendiar, hombres como Sierra se contagiaron del empuje arrollador de la nieta del industrial y multifacético Gonzalo Mejía y firmaron los primeros cheques que la paisa recibiría en su vida para lograr imposibles. “Sabe construir tejido social compacto. Todo parte de la inmensa confianza que tengo en ella. Nos la genera a muchos de nosotros” resume quien es la piedra angular de la compañía Distrihogar.

Cuando Alicia Mejía centra sus expresivos ojos avellana en el interlocutor -ya sea artesano embera katío, industrial, Aníbal Gaviria (alcalde de Medellín), su nuera y asistente Viviana, periodista o Aida Furmanski (directora de Artesanías de Colombia)- el impacto es justamente el que describe Sierra: crea un vínculo de inmediato. Le ayudan además sus manos que suelen posarse, como mariposas, en el antebrazo de quien tiene enfrente y su voz cadenciosa, de la magnífica locutora de radio que podría haber sido si el destino no se hubiera encargado de convertirla en río.

Eso es Alicia Mejía. Un caudal abundante y siempre fresco que se desliza por montañas, su Valle de Aburrá y a través del cemento para llegar hasta Nueva York (donde convenció a Oscar de la Renta para asistir con una de sus colecciones en Colombiamoda 1999), París (donde logró que la casa Balmain aceptara enviar su resguardado archivo de vestidos para ser exhibidos, en 2004, en los museos de Medellín) y Milán (donde presentó en 2001 la primera pasarela de moda y artesanías colombianas bautizada como Identidad Colombia).

Alicia Mejía es a la moda lo que Fanny Mikey seguirá siendo a las artes escénicas en Colombia: únicas en su género. Realmente difíciles de imitar, imposibles de hallar igual. Las dos son verdaderas domadoras de público, artistas y patrocinadores. A todos logran ponerlos juntos en similares circos. Y ambas producen credibilidad y mucha plata. Además comparten dotes raras de hallar al tiempo habitando una sola humanidad: capacidad de escucha, inteligencia, tesón, belleza y resistencia física, fiereza, risa feliz a cualquier hora del día y una insoportable tendencia a controlar todo, todito, todo.

El Espectador / Silla Verde (SV): Se retiró de Inexmoda en 2007, después de lo que usted misma califica como “un desprendimiento duro”. Ahí comenzó, por vez primera a tener tiempo. Sus amigas le reclamaban espacio para compartir. ¿Por qué la llaman la “Ronca de Plomo”?

Alicia Mejía (AM): “El poder de tener ganas” es el título de una conferencia que monté al regresar de un viaje largo que hice desde Siam hasta el Tíbet en el “tren del cielo”, cuando renuncié a Inexmoda. Colombia es Pasión me contrató para ponerla en práctica en universidades de todo el país. Es una charla que tengo en un salón oscuro con buen video y sonido. Inicio con una secuencia de “La vie en rose” de Edith Piaf. Mi sueño es que yo estoy en un teatro inmenso y que la gente da gritos con mis cantos. Siento que canto divino. Eso es lo que quisiera haber sido: cantante aunque mis amigas piensen otra cosa. Pasión por lo que haces, ser capaces de soñar, tomar riesgos en la vida, descubrir al otro son los argumentos que expongo. Eso quiero seguir haciendo. Ahora mis amigas me dicen que cuándo paro, que les prometí viajes y encuentros.

¿A qué hora se dio cuenta que le servía su talento?

AM: Yo creo que rápido. Me di cuenta porque monté en Medellín, con mi cuñada Maribel Salazar –hermana de mi ex marido y mejor amigo actualmente Oscar Salazar-, la boutique Sábila. Ahí comenzaron mis sueños de loca porque resolví hacer la primera pasarela con el nombre de “Moda colombiana para el mundo”. Alquilé un picadero, llegaron 2.800 personas y el desfile lo abrían doce caballos blancos de un lado y doce caballos negros de otro. Si veía que un caballo tenía las orejas bajitas pedía otro. “No, no se puede. Están en Bogotá”. “Ah, ¿y no se pueden traer de Bogotá? contestaba. Hice la primera rueda de prensa. Vino Gloria Valencia de Castaño. Ahí me di cuenta que tenía el don de aglutinar y querernos con la gente. A mi equipo le hablo un poco duro porque me desesperan los “fue qué”. “Fue que hay mucho taco”. ¿Qué quiere decir que hay mucho taco?. Una vez me encontré bodegas de siderurgia abandonadas y le pedí al presidente de la entidad que me las prestara para hacer desfiles. “Hay murciélagos” me advirtió y me pareció lo mejor del mundo. El me dice que estoy loca pero es que me creen.

¿Qué pasa cuando toca hacer gestión menuda, al detalle, más allá del tema creativo?

AM: Para el equipo de trabajo supone todo lograr estabilidad emocional. Me acostumbré además a no dormir, no comer. Físicamente ahora me estoy cansando. La gestión no me amilana, me gusta mucho llegar a la oficina de un presidente y ver cómo se le encharca el ojo cuando le cuento por qué estoy en este proyecto de La Memoria en Expoartesano. Siento en el corazón que tenemos que hacer mucho por la identidad de este país y gozo comunicándolo. En el sector público los tiempos para tomar decisiones son tremendos, te hacen sufrir mucho. En la empresa privada todo es más fácil, además hoy ya saben dónde quieren que estén sus marcas.

Con los empresarios he tenido solamente abrazos. Aunque me desespera de ellos que se toman tiempo para tomar decisiones. Mi cabeza va mucho más rápido. Me formé en una empresa muy pequeña con dos incondicionales: Julián Posada y Martha Cálad.

¿Cómo logró convencer a Oscar de la Renta?

AM: Cuando ví a Oscar de la Renta, caí en cuenta que me había enamorado. Era un hombre guapísimo. A todo lo que yo le decía que sí, él me decía que no. Finalmente me dijo que no podía porque estaba en su casa en República Dominicana y no había vuelo directo a Bogotá. Disimulé todo y le dije muy fresca que yo tenía avión privado. Salí corriendo a la calle en Broadway y llamé al empresario maravilloso que fue Carlos Echevarría. ¡Caaaaaarlos, necesito tu avión! Y él me serenó y me lo prometió. Así llegó Oscar de la Renta a su desfile en Medellín y luego regresó a Nueva York para hablar en la comida de Medellín. ¿Te imaginas?

Está muy malcriada, Alicia.

AM: Me dicen, ¿tú estás en ese proyecto? Y yo digo sí. Entonces no dicen que no. Claro que he presentado proyectos que no han sido necesariamente viables, aptos para el momento. Pero es entendible, según las circunstancias.

Hice el bachillerato en San Antonio (Florida, Estados Unidos). Y luego me formé en un colegio de interna en España en Las Navas del Marqués (Ciudad Ducal). Todavía no sé qué me enseñaron allá. Después cogí una mochila y viajé por seis países en Europa. Cuando regresé comencé por una boutique de moda. Ahí empezó todo…

¿Volvería a repetir su historia?

AM: Sí… Pero a estas alturas me doy cuenta que por mi trabajo perdí mi matrimonio. Oscar Salazar y yo éramos una pareja formidable. Nos queríamos mucho. Me metí de una manera en Inexmoda que… mis hijos quedaron muy solos. Sé que tienen cargas. No sé si quieran volcarlas sobre mí. Lo entendería. A una mujer joven le diría que tuviera mucho cuidado con eso. Pero, ahora que soy abuela de seis nietos y bajo al parque a jugar con ellos, veo cómo se están criando la mayoría sin sus madres cerca. Eso no está bien. Creo que esa dinámica tiene que cambiar. Lo digo porque ahora más que nunca entiendo el papel de la mujer.

Alicia, usted acumula cuarenta y tres ferias en su haber. Ahora se encuentra en un proyecto de Artesanías de Colombia, Expoartesano 2014 y ha logrado reunir 2.200 millones en efectivo, más 1.200 millones en convenios. Está como en una “vuelta al ruedo”, al estilo de los toreros que se retiran y regresan. ¿Qué le ha transmitido su afición?

AM: Nunca imaginé volver a dirigir una feria. Ahora siento una enorme presión encima: “No te puedes ir”. El año que viene me invento una feria más grande. ¿Cuándo me puedo ir? Yo aprendí de mi abuelo que todo se podía hacer. En la casa no se hablaba de Pinocho ni de otro personaje infantil sino de Gonzalo Mejía, el soñador que hacía películas, construía carreteras, financiaba proyectos empresariales, llevaba la ópera y el teatro a Medellín.

Siento mucho fervor de lo que llama usted “mi afición”. Cuando Aida Furmanski y Gabriel Jaime Rico (gerente de Plaza Mayor en Medellín) me propusieron, en 2012, dirigir Expoartesano no supe qué decir. Llamé a Ricardo Sierra y le consulté si permanecía conmigo. Le dije que estaba pensando en tomar cursos de creatividad en Buenos Aires. “Una cosa más de creatividad tuya y nos vuelves locos. Por favor, acepta”, así me respondió. Muchas compañías me apoyaron. Proexport siempre está ahí. Me permitieron armar mi equipo y concebir la feria como yo la pienso. Y sí, creo que Expoartesano 2014 ha logrado reflejar bien lo que nos empeñamos en contar: nuestra memoria a través de una ruta humana.

Quien haya pasado por la feria se ha debido sentir colombiano hasta la médula. Artesanías de Colombia lleva cincuenta años haciendo un trabajo muy valioso, dedicado, eso es increíble. Tenemos que mejorar muchas cosas en esta feria: los espacios de reflexión, por ejemplo. Hay un filón magnífico aquí, pellizcando a la gente con nuestro pasado. Cuando el artesano colombiano se empodere de verdad, invitaremos a un país extranjero. ¿Cómo no? Vamos despacio.

Lo dice la mujer cuyo motor turbo parece no apagarse nunca. Y el próximo mes de septiembre cumple 68 florecidos años.

Publicado en El Espectador, lunes 14 de julio de 2014.

Junio

25

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

BOGOTÁ FASHION WEEK (Bogotá): 24 al 27 de ABRIL

MODA 36O con IDENTIDAD (BFW Bogotá): 25 y 26 ABRIL

COPENHAGEN FASHION SUMMIT (Copenhagen): 15 al 16 MAYO

EXPOARTESANO (Medellín): 29 de JUNIO al 8 de JULIO

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

La Vida Animada
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La vida animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por la periodista y literata ADELA CARDONA y por LEIDY DÍAZ, asistente administrativa. Trabaja siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía creativa en el desarrollo de nuevos proyectos.

Bogotá Fashion Week 2018

La identidad colombiana es el hilo conductor de la segunda versión de Bogotá Fashion Week organizada por la Vicepresidencia de Competitivida de la Cámara de Comercio de Bogotá. Esta plataforma de negocios de moda ha hecho un proceso de curaduría y formación con los diseñadores elegidos para presentarse en pasarela y performance de vestuario, joyería, marroquinería y zapateria. 

pinzas

Snakers

pinzas

Bendita Seas

pinzas

Lina Cantillo