cabezote
cabezote

Moda + Artesanía

En SillaVerde creamos contenidos especializados en el conocimiento de tradiciones artesanas en Colombia y la dinámica del Sistema Moda. Foros, conversaciones y material periodístico que aportan al desarrollo de negocios de moda contemporáneos con impacto social. Foto colección Moda Viva 2019 / Daniella Benedetti, Modelo Camila Curiel

Labor constante

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA. Retrato de Andrés Oyuela.

La Troja de Moda Viva

Un espacio de conversación para desmenuzar, comprender y fortalecer los retos que tenemos para elaborar un Relato Moda + Artesanía en Colombia.

Homenaje

"El artesano" de Richard Sennett es un libro indispensable para comprender la interacción entre la mente y las manos. El oficio artesanal se revela como un pozo de misterios que se van revelando si nos detenemos en esta frase del filósofo de la Ilustración, Immanuel Kant.

Rol histórico

No es posible estudiar el devenir de la moda sin tomar en cuenta cómo las manos artesanas han sido cruciales para su evolución. Asumir este hecho histórico supone reconocer el espacio que ocupan las artesanas en el diseño contemporáneo.

La Malpensante Moda

La escritora, actriz y ex editora de la Vogue francesa, Joan Juliet Buck, retratada por Ruven Afanador y protagonista de la primera edición de La Malpensante Moda. Esta revista impresa, mayo 2020, a la venta en (57) 3167419125, Bogotá.

VÍSTETE DE COLOMBIA

En SillaVerde nos sumamos al Movimiento integrado por personas involucradas en la industria de la moda en Colombia. Una iniciativa pionera que busca posicionar y promover el trabajo de manos y mentes colombianas a través de acciones de comunicación, comerciales y de formación. Dirigido a los consumidores conscientes del siglo XXI.

NOS CUIDAMOS EN LA PANDEMIA

Es una responsabilidad individual y colectiva. Protegernos significa velar por la vida en sociedad. La mascarilla se incorpora al vestuario global para perseverar en la función social de la moda: ser interlocutora del mundo.

FORO HORIZONTE 2020

Resiliencia y Adaptabilidad

Nuevos tiempos

La experiencia digital de SillaVerde, constante desde 2012, ha sido una ventaja para asumir la realidad virtual y continuar ofreciendo contenidos novedosos y de calidad para nuestra audiencia.

fb
Al Hilo / Colombianos ejemplares en el exterior

Publicado 2020-09-25 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

En la serie de entrevistas Al Hilo de SillaVerde, este espacio dedicado especialmente a los profesionales de moda que brillan fuera de Colombia.

Cuanto más global resulta el ecosistema moda, más relevante es seguir el trazo de los caminos recorridos por creativos, diseñadores, consultores, fotógrafos, especialistas en mercadeo e investigadores que, nacidos en Colombia, han revelado su talento fuera del país. Por esta razón, Al Hilo abre un capítulo especial de entrevistas a fondo con las mujeres y los hombres que han encajado en los escenarios de moda internacional y que, sin embargo, no olvidan de dónde vinieron.

Al ser transmitidas en el formato de Instagram Live a través de la cuenta @sillaverde no es factible redireccionar la escucha de estos contenidos. Pero los ofrecemos a modo de resumen de texto para que puedan comprender el alcance que cada uno de ellos ha logrado en su carrera. Hemos obviado el guión investigado por la conductora de la serie Al Hilo, Rocio Arias Hofman, para que se acerquen de manera directa a estos testimonios.

 

 

 ANA MARÍA HOLGUÍN

CURRICULUM

Actualmente es diseñadora senior de accesorios en Loewe, una marca española y una de las compañías más legendarias de marroquinería de lujo.

Loewe es una marca emblemática no solo por su trayectoria, sino también por su capacidad para adaptarse a los cambios profundos que la moda experimentó en los años 90 y la enorme competencia que tiene en su sector. En el mercado europeo es reconocida entre las marcas que han hecho un trabajo ligado a lo artesanal. Además, por materiales de exquisita calidad y una confección de excelencia. Esta combinación ha hecho que Loewe transite en la moda internacional.

Ana María estudió diseño textil en la Universidad de los Andes. Hizo un máster en Italia (IED) en proyectos de moda para entender cómo funcionaba la moda en Europa y un curso técnico en el London College of Fashion de marroquinería. Sus estudios también incluyen un curso de diseño de accesorios del reconocido IFM de Paría.

Su trayectoria por Europa recorre nombres como Kenzo, Reebok, Louis Vuitton, Nina Ricci y Balenciaga.

Ha impartido clases en la Universidad de los Andes y LaSalle College, así como conferencias con ACICAM.  

CITAS

“Aunque amo los textiles, la artesanía y el trabajo manual, siempre tuve una idea en mi cabeza de que eran menospreciados. Incluso cuando vine a Europa a estudiar, recuerdo que a los estudiantes latinoamericanos nos tachaban de hacer cosas muy folclóricas y yo trataba de entender qué era o por qué era rechazado. Por mucho tiempo intenté salirme de eso, de buscar la modernidad en otros materiales y en otras técnicas. Ahora estoy en Loewe, un lugar en el que tengo toda la libertad para regresar al textil, a Colombia y a las cosas que me gustan. Estoy regresando a ese origen. A valorar aún más de dónde vengo y lo que he estudiado”.

“La carrera que yo viví fue netamente artística. Debíamos aprender todas las técnicas y hacía parte de la facultad de artes, de hecho, el título es “Maestro en textiles”. Fue una carrera ligada al hacer y al trabajo manual. En cambio en Europa, sobre todo en Londres, aunque hice un curso técnico, me di cuenta de que trabajaban mucho más el concepto en ese momento. Más allá del hacer, era el concepto el protagonista. Esa es la gran diferencia en el modelo educativo.”

“Siento que este es uno de esos momentos en que realmente estoy aportando a Colombia porque el hecho de haberme ido también tuvo mucho que ver con aquella experiencia en la universidad en la que nos dijeron “ustedes no tienen futuro” y cerraron la carrera. Pensé que en Colombia no iba a encontrar trabajo, que no había diseño. Ahora estoy redescubriendo a mi país y gracias a tantos foros y conversaciones que se están desarrollando, he encontrado personas muy valiosas y una capacidad de querer hacer las cosas por el país, lo cual no se siente acá. Me siento muy orgullosa de ser colombiana.”

“Tengo varias piezas colombianas, las uso con mucho honor y la gente las aprecia. Son cosas que no se ven aquí, que son realmente únicas. Ahí es cuando nos damos cuenta del valor que tienen.”

“Al pasar tanto tiempo con mi mamá en su taller, veía como las clientas se quejaban de pequeños detalles de telas sobrantes o pinzas. Ahí entendí que el cuerpo tiene unos límites, una forma definida y que el accesorio, por el contrario, es un objeto en sí. No tiene una carga emocional como lo que podemos sentir con respecto a nuestro propio cuerpo. Sin importar como seas o si estás a gusto o no con tu cuerpo, el bolso y el accesorio es algo que adoras, que siempre llevas y donde se tienen las cosas que consideras necesarias. Esa idea era la que me gustaba.”

“Mi descubriendo de la piel fue en Londres, cuando fui a hacer este curso y desde el olor de la piel me enamoré. Lo respeto muchísimo porque es la piel de un animal. Es un material muy noble y hay que tratarlo con mucho cuidado pero se deja modificar; moldear. Es precioso.

Sin embargo, con todos estos temas de ecología y sostenibilidad, es una de esas cosas con las que empiezo a preguntarme hasta dónde está bien. Es un momento en el que, personalmente, me estoy haciendo muchas preguntas en diferentes sentidos. Un momento de ebullición.”

“Una cosa es la piel y otra son los procesos. Realmente, en la piel puedes encontrar lo que quieras. Se deja transformar a un material rígido, muy suave, inflado, seco, lo que te imagines. A veces depende de qué bolso quieres desarrollar o en otras ocasiones, es la piel que te encuentras la que da pasa al tipo de construcción que podrías hacer con ella.”

“Mi piel favorita o las que más me atraen siempre son las suaves. Las menos cubiertas porque tristemente hay pieles más difíciles de comercializar en vista de que el animal tiene marcas. Las pieles que se consiguen en Europa tienen una mejor calidad en ese sentido y cuando tienen defectos, lo que se hace es cubrirlos. Pienso que no vale la pena que parezca plástico cuando es una piel. Hay que tener cierta apreciación por el material y por la vejez que va tomando.”

“La colaboración es muy importante. Hay que tener un equipo con el que te entiendas, pero también hay que saber manejar las situaciones porque son personas muy distintas con orígenes diferentes y la verdad, cada vez hay más diversidad. Es muy interesante porque al final aprendes de todos.”

“Cada marca te permite descubrir algo de ti al final. Los límites te los pones tú misma porque siempre existirán, incluso si tienes tu propia marca. Por ejemplo, un límite de mercado o precio. Todo eso representa pautas de cómo o qué debes diseñar. Yo creo que la libertad la tienes tú misma.”

“Siento que aún hoy falta mucha información y mucho reconocimiento porque, por ejemplo, cuando se habla de un cesto, se tiene la percepción de que no son costosos, que no deben costar. Es una lucha que tengo desde la empresa y en general. Por eso pienso que todo el trabajo de Artesanías de Colombia como el Foro Horizontes, resaltan el valor y nos enseñan a todos ese trabajo tan delicado. Para mí, tiene la misma importancia de las manos que hacen un vestido Haute Couture.”

“En Loewe hemos marcado un poco esa tendencia de recuperación o vinculación con materias primas que no eran propias de la marca como las fibras vegetales. Las colecciones, como saben, se dividen en primavera verano y otoño invierno. En verano, se tiende a incluir en el plan de colección un bolso que tenga fibras naturales para las personas que irán de vacaciones a tierra caliente.”

 “Sí creo que ahora hay una búsqueda de, por un lado, la sostenibilidad, y por otro de innovación.”

“Creo que en el futuro vamos a tender a buscar materiales locales para, precisamente, evitar el transporte. En ese sentido, Colombia tiene todas las fibras del mundo, lo que representa una ventaja increíble frente a estos países [europeos]. Aquí vamos a tener que empezar a recuperar esas fibras naturales y los saberes perdidos.”

“Creo que hay que empezar a educar a los niños en términos de técnicas, materiales y simbología porque es ahí donde uno arraiga sus valores, sus ideas, el hacer y finalmente, el entender y valorar todo esto.”

“Falta mucho aprendizaje. Hace falta que la gente entienda que cada material es distinto. Por ejemplo, en ocasiones no entienden que a la piel se le marca la uña o que, con el sol y el tiempo, cambia su tonalidad. Pasa aún más con las fibras naturales. Pueden decir que el fique raspa o creen que hay una o dos fibras naturales solamente. Incluso yo con mi carrera en textiles, reconozco que me falta mucho por conocer de fibras naturales colombianas. Hay mucha ignorancia, pero también ganas de saber y entender.”

“Las pautas las define el mercado y este, idealmente, quisiera un material suave, que no raspe, que no sea muy rígido dependiendo del cesto.”

“Uno de los fenómenos de las transformaciones del sistema de la moda aquí es que los equipos de marketing tienen mucha más importancia. Estamos casi que a la par diseñadores y profesional de mercadeo. (…) Ahora influye mucho el mercado y tenemos muchas reuniones para hacer seguimiento. La comunicación es muy importante.”

“En cuanto a las fibras, por ejemplo, este año en la colección Paula’s tuvimos productos hechos en Madagascar, Portugal, Ecuador, Kenia; una colección con muchas manos y origines distintos. Lo que se hizo fue crear una etiqueta donde explicaba quién lo había hecho, de dónde venía. Para mí, es un paso muy grande en la moda el reconocimiento del origen. (…) Espero que coja aún más fuerza no solo en Loewe sino en todas las marcas.”

“Yo sí creo que la gente que trabaja en el área creativa se está preguntando cosas constantemente. Lo que pasa es que el ritmo es muy rápido y con respecto a la artesanía, representa un problema porque no podemos pretender que la artesanía vaya al ritmo de una colección de marroquinería aquí.”

“Me da tristeza ver a los artesanos en un espacio que se considere validado por las normas de la industria en cuanto a horarios y demás requisitos laborales. En cambio, cuando los veo en Colombia, en sus casas, con los niños y las gallinas, pienso que es un lujo y que no debería cambiar.”

“Cuando se piensa en la excelencia, se está pensando en mejorar; en que las cosas no se acaban aquí. Por eso creo que es un tema que nos puede llevar a todos, como artesanos, empresas o comunidades a querer hacer las cosas mejor y obtener, cada vez, un nivel más alto.”

“La excelencia es una acumulación de muchas cosas. Empezaría por el boceto pero al final, lo que debe hablar es el objeto en sí. A mí me gusta todo el proceso, sin embargo, el objeto tiene que hablar por sí solo: el acabado, las costuras y demás detalles.”

“Con el tiempo, mis viajes han estado movidos principalmente por el deseo de estar con la familia. Lastimosamente no he podido viajar mucho por Colombia ni tener el tiempo de descubrirla. Pero lo que he visto en Bogotá es que siempre hay restaurantes nuevos; hay gente creativa haciendo cosas muy interesantes desde la restauración, el diseño y la moda.”  

“No hay nada más importante que transmitir y compartir conocimiento.”

“Para mí el lujo son más bien las experiencias. Las cosas que son difíciles de acceder. Por ejemplo, hoy sería un lujo poder ir a la casa de mis papás. Me parece un lujo poder decir si en Colombia me voy a la montaña o a la costa. Esas cosas de las que no nos damos cuenta.”

“Creo que el diseño, en últimas, nos lleva a buscar soluciones.”

 

Recorrido lineal:

“Mi primer paso fue Kenzo, cuando me gané un concurso de diseño. Esa fue la puerta a una casa de lujo.”

“Luego, una amiga que trabajaba en Reebok, en Barcelona, me escribió y me dijo que estaban buscando una diseñadora de accesorios. Mandé mi hoja de vida y así es como yo regresó a Europa. Arranco por Barcelona que además adoro esa ciudad, tengo muchas amigas y tenía hasta familia. Fue una época muy enriquecedora, aprendí mucho, pero sabía que lo que yo quería era el lujo. Renuncié y decidí venir a Paris a estudiar en el Institut Français de la Mode.”

“Fue un honor pasar al IFM y fue un trampolín. Hice mi practica en Louis Vuitton que hacía parte del curso y de ahí estuve en Nina Ricci un año. Luego en Balenciaga tres años y ya llevo tres años más en Loewe”.

Nina Ricci:

“En ese momento era y creo que sigue siendo un grupo muy pequeño. En las casas de moda siempre está el director creativo que es quien dicta las pautas y mientras más claro sea, mejor fluye todo. No se pierde tiempo ni hay que repetir las cosas.”

“Peter Copping era el director creativo de Nina Ricci en esa época. También fue la mano derecha de Marc Jacobs en Louis Vuitton. En su equipo había dos diseñadores freelance senior en ese momento: una diseñadora de bolsos que vivía en Nueva York y uno de zapatos que vivía en París. Yo era la única diseñadora inhouse pero era junior. Hacía mucho más de lo que me pedían y así fue como logré pasarle a Peter propuestas de zapatos.”

Louis Vuitton:

“El equipo del desfile era, en ese momento, como el favorito de Marc Jacobs. Él vivía en Nueva York entonces cuando venía, era un periodo intenso. La presión giraba entorno a sacar una colección increíble, sin restricciones. Fue un contraste grande en comparación con Reebok. Pasar a un equipo pequeño, a diseñar bolsos para un desfile sin restricciones de presupuesto. La sensación era realmente darle gusto a Marc y fue un honor trabajar con él.”

“Al presentarle los diseños a Marc Jacobs, el equipo se sentaba en diferentes filas, como en un estadio, dependiendo de la jerarquía. Como era practicante yo estaba en la última. Nunca le mostramos bocetos. Le gustaba ver el producto terminado de un alto nivel. Quedé muy impresionada con la experiencia pues se fijaba en cada detalle e iba dando sus comentarios (…) mientras todos tomábamos notas”.  

Loewe:

“Cuando estaba en Balenciaga, recibí un correo del entonces HR de Loewe. Hice la entrevista y todo fluyó. Para mí era fantástico venirme a Loewe además por estar en España, el idioma. Desde todo punto de vista era un sueño.”

“En Loewe he encontrado un redescubrimiento de Colombia. Una de mis colecciones es Paula’s. Es una colección de verano en la que hemos estado trabajando el tema de las fibras y las técnicas. Es ese el gran aporte que me ha dado Loewe en comparación a las otras marcas.”

 

LUZ MARÍA JARAMILLO

CURRICULUM

Esta caleña, graduada de arquitecta de la Universidad de los Andes, lleva ya 31 años viviendo entre Roma y Milán, forjando su camino en el mundo de la moda. Este incluye importantes casas de Moda como Prada, durante nueve años y actualmente, Marni. Allí se desempeña como directora artística pero su trayectoria desde 1994 oscila entre el diseño de accesorios, estampados, diseño de interiores, entre otros.

Finalizada su carrera, viajó a Estados Unidos a estudiar fotografía y luego se trasladó a Italia.

En el 2018, fue elegida por el periódico El Colombiano como parte de su serie “Colombianos Ejemplares”.

CITAS

“Tengo muchas costumbres italianas, la comida, por ejemplo. Lo increíble es que, a pesar de tener una cultura italiana, el corazón siempre lo sientes colombiano.”

“No me di cuenta inmediatamente de la importancia de dónde vengo. Creo que ha sido durante los últimos diez años, cuando en los resultados de mi trabajo comenzó a verse Colombia. Ahí me di cuenta de cuan fuerte e importante era mi país. Antes no lo podía hacer porque si recuerdas tanto a tu país, no eres capaz de quedarte en el nuevo lugar donde estás construyendo otro camino, una nueva etapa de tu vida.”

“Una vez estás establecida y sabes que ese es el lugar para ti en un determinado momento, te das cuenta de que tu país también es un motor para lo que estás haciendo.”

“Me gustaba mucho la arquitectura, pero yo no quería ser arquitecta. Lo que soñaba era trabajar en la moda y en Italia; en Europa. Sin embargo, sentía que la arquitectura era una base mucho más sólida a nivel cultural. Hoy en día hago arquitectura también, pero al principio no. Fue difícil porque es una carrera pesada y pensaba: ¿por qué lo hago si finalmente no quiero ser arquitecta? pero eso me enseñó a seguir adelante a pesar de que no fuera fácil; a no parar.”

“Me sigo sintiendo arquitecta porque la manera en la que me he aproximado a la moda ha sido siempre muy parecida a lo que hacía en arquitectura, mentalmente. Mi investigación parte de ella y del arte. La moda llega al final.”

“La fotografía me encanta porque te hace ver el mundo de una forma diferente y los detalles empiezan a tener una relevancia mucho mayor.”

“Veía a la moda como algo imposible y hoy no sé por qué. Venía de Colombia, un país en el que la moda no era tan importante en la época en la que me fui. Pensaba que no era posible pero aún así luché por hacerlo. Creo que nunca dejé de imaginarlo y eso fue lo que me dio la fuerza para seguir.”

“¿Por qué Italia? Podía ser Londres, París o Milán. Ya sabía inglés y quería aprender un idioma nuevo y mi mejor amigo vivía en Italia así que era más fácil llegar aquí.”

“Hice muchas cosas para poderme quedar acá. Fui niñera y camarera. Era muy difícil conseguir permiso de trabajo, pero un amigo trabajaba en Prada, me llevó a hacer una entrevista y me dijeron que empezaba en un mes porque comenzaban las vacaciones. Entonces me fui a Roma y caminando, vi una vitrina. Pensé aquí quiero trabajar y al alzar los ojos, era Prada.”

“En aquella época las vitrinas no eran algo realmente importante. Ponían la ropa y nada más. Comencé a trabajar directamente con Miuccia Prada y creo que ha sido la escuela más grande que he tenido. Fue muy difícil también pues eran los primeros años; Prada no era tan conocido. Todo era muy abierto, un momento de experimentación, búsqueda y frustración. De encontrar la manera de ser diferentes.”

“En Prada me encargaba de las vitrinas y el display de las tiendas. De cómo combinar y presentar la ropa. Y el color con los estampados comenzó a ser importante. Fue un cambio no solamente de moda, sino también cultural. Antes se presentaban solo dos colecciones al año, las tiendas no abrían los domingos; así que fue toda una revolución aquí en Prada. Tomaban riesgos con las telas que nadie más quería y aprendí a creer en mis ideas desde el fondo.”

“Trato siempre de inspirarme en algo propio del lugar y tomarlo como punto de partida. Por ejemplo, abrimos una boutique en Tokio inspirada en el jardín japones y su parte orgánica. En Múnich nos inspiramos en la Bauhaus y en el pavimento hicimos cosas que hacían referencia a ella. Me gusta trabajar de una manera sutil, en capas: si te quedas en la superficie, entiendes. Pero si quieres, puedes ir más y más adentro.”

“No soy capaz de hacer una sola cosa. Me aburro muy rápido y necesito tener muchos estímulos. Actualmente me ocupo de algunas cosas puntuales, pero durante los últimos 20 años me dediqué a los accesorios, las telas, los estampados y demás.”

“En cada proyecto pongo algo del anterior y aunque nadie lo nota, yo lo sé. Creo una cadena. En los proyectos para el Salón del Mueble, por ejemplo, incluyo una metáfora de lo que yo pienso de la vida de una forma modesta. Me sirve para imaginar las cosas aunque no las digo necesariamente.”

“La colección Zooterico tiene que ver con lo esotérico, el cuadro astral, los signos zodiacales. Sin saberlo, yo sentía que estábamos llegando a un punto en el que la vida y el futuro estaban siendo inciertos y eso fue lo que pasó ahora [con el Covid-19]. Ahí está la relación: ese deseo del hombre de conocer su futuro y suerte. Pienso que antes de la pandemia, ya estaba en la atmósfera mucha incertidumbre, tal vez ligada a la inmigración o a temas políticos, pero yo lo sentía.”

“Hasta hace un año y medio, yo leía todos los periódicos, revistas, escuchaba charlas políticas, todo. Llegó un momento en el que ya no quise saber. Estoy en una época de mi vida mucho más introspectiva. Soy sensible a los problemas, pero algo cambió en mí. Soy más consciente de que puedo cambiar las cosas desde lo que yo sé hacer como persona, desde contribuciones personales.”

“Estuve toda la cuarentena sin televisión ni internet; solo conmigo. Fue muy difícil y cuando todo reabrió, seguí un poco desconectada. Me informo, pero no como antes; no quiero.”

“Antes que los canastos, todo empezó con las sillas. Esas sillas que están en Colombia en muchas partes y yo siempre supe que debía traerlas a Europa de alguna manera. Siempre he tratado de poner las cosas colombianas en mi trabajo, pero sin que se note tanto porque al fin y al cabo, yo trabajaba en una línea de moda y hay un director creativo que es el que toma las decisiones. Poco a poco ha venido subiendo más de nivel y me pasaba lo mismo con los canastos. Los adoro desde siempre y sabía que tenían que llegar acá. Así que durante una expo que hicimos en Milán, aproveche el Salón del Mueble para hacer Marni Paloquemao Market. Era como si fuese una plaza de mercado decorado con frutos exóticos y llevamos los canastos. Desde allí empezaron a gustar y ahora incluso desarrollamos diseños nuevos.”

“Yo creo que cuando las cosas se hacen con el corazón y tus intenciones son sinceras, no debe de haber conflictos. Hoy en día el tema de la apropiación cultural es un tema espinoso y hay personas que lo pueden interpretar mal, pero en cierto momento tuve que cerrar algunas cosas y seguir adelante.”

“Yo tengo una admiración enorme por los artesanos, lo que hacen y su capacidad de relacionarse con la naturaleza y el mundo.”

“El material que usamos normalmente para el mobiliario es un mimbre de plástico reciclado, pero en Zooterico pusimos unos nuevo que son el Yaré, el cartón y el Ratán plástico. Todos los años tratamos de poner nuevos elementos.”

“El desarrollo del Salón del Mueble dura nueve meses. Este año, debido al Covid, se presentó online y siento que no cerré del todo Zooterico así que estoy un poco retrasada planeando el del próximo año. Pero en cuanto a los artesanos, ellos llevan bastantes años trabajando con nosotros y están acostumbrados a entender mi forma de trabajar. Este año les estoy dando mucha responsabilidad en el sentido de que opino poco, como si el proyecto fuera de ellos, porque necesito que tengan la capacidad de caminar solos. Además, porque yo siempre iba un mes y este año ha sido todo por teléfono.”

“La silla de tauro, de la colección Zooterico, es la única que es toda de un solo material: el hierro. Y creo que así soy yo también.”

“También trabajamos mucho con el fique que viene de una penca, así que la mayoría son materiales sostenibles. Lo que pasa es que en estos países, la manera de tinturarlos no lo es. Hoy en día hay un tema muy fuerte de reciclado y demás, pero para mí, el tema de sostenibilidad desde hace muchos años tiene que ver con involucrar el mayor número de personas posible a un bienestar y eso lo haces a través del trabajo y la información que les das.”

“Tengo una especie de conflicto porque sé que las labores manuales son muy duras, pero tampoco puedo dejarlos sin trabajo. Todo oscila en límites delgados. Si me preguntas qué me gustaría que pasara en la moda, querría que todas estas capacidades humanas que hay en el mundo pudieran participar en el proceso de desarrollo y producción de la moda, pero no como es hoy. En China, por ejemplo, en condiciones pésimas. Para mí la sostenibilidad es más social.”

“Siento que en la sostenibilidad ecológica todo el mundo está pensando y estoy de acuerdo, pero de pronto se nos olvida la sostenibilidad social. Y creo que después del Covid va a ser todavía peor.”

“Pienso que el diseño tiene que partir de una intención y luego acomodarse. El diseño va después. Si no hay una intención, no hay nada.”

“El Yaré fue un descubrimiento de hace poco tiempo y me gusta mucho. Muy poca gente lo trabaja en Colombia y estamos tratando de capacitar a más. Es un material difícil, pero tiene una elegancia que creo que no tiene el plástico ni los demás. Sin embargo, no podría elegir solo uno como mi favorito.”

“Ser creativo es una forma de vivir. Es un recurso que te ha dado la vida y si lo sabes utilizar, puede tener muy buenos resultados, pero también puede ser muy destructivo.”

 

 

JUAN CARLOS OBANDO

CURRICULUM

Barranquillero afincado en Estados Unidos hace 28 años, aproximadamente. Desde sus 15 años.

En 2008 se vinculó al mundo de la moda formalmente, contando con el respaldo de la directora de Vogue USA, Anna Wintour. Fue finalista del 10º aniversario del galardón Vogue Fashion Fund que otorga la CFDA/Vogue.

Estudió Comunicación para el diseño en Miami y desde entonces ha estado en importantes firmas de publicidad como Saatchi & Saatchi o Young & Rubicam.

Su trayectoria en la moda lo llevó a la cuidad de Nueva York y a Los Ángeles, donde reside actualmente.

Criado solo por su padre, recuerda aquellas noches a su lado en Barranquilla como una interminable pista de baila en la cual, aún hoy, se sigue inspirando. Buscando traspasar con sus diseños el horizonte de la costa caribe colombiana que tiene un lugar especial en su memoria.  

CITAS

“La cultura barranquillera es muy específica. Para mí es una manera de ser Macondiana. Vivimos en ese mundo donde muchas cosas pasan.”

“Mi formación fue tan específica a la costa de Colombia que reflejó y pautó ciertas memorias que han formado quién soy. De repente miro hacia el pasado y son esos momentos en Barranquilla que me han forjado bastante. Por ende, me siento muy feliz diciendo que soy barranquillero.”

“Mi padre fue una persona increíble porque ante todo era muy curioso. Me apoyó excesivamente en todo lo que yo quería hacer. Fue muy abierto a mi vida, mis preferencias y mi curiosidad creativa. Pero siempre fue muy firme en la importancia de tener una visión. No simplemente soñar sino tener claro cómo estos sueños pueden convertirse en una realidad, qué trabajo hay que hacer para que puedan pasar.”

“Esa manera de crecer me enseño el concepto de responsabilidad. De las consecuencias y cómo una cosa conlleva a la otra.”

“Es muy interesante porque tengo muchas memorias de Barranquilla sobre todo de noche, cuando es una cuidad excesivamente de día.”

“Mi papá tuvo una novia que me pareció muy interesante porque siempre se vestía de negro. En Barranquilla eso es algo diferente porque allí el negro significaba luto, pero para ella era parte de poder reflejar su sensualidad e identidad. Llevaba las mismas siluetas siempre en negro o me acuerdo que compraba telas siempre negras para que le hicieran vestidos. (…) Mi interpretación de ese momento desde la niñez tiene mucho que ver, pero definitivamente fue muy importante porque ella definió mi uso del color y mi aprecio a una versión diferente de la mujer latina.”

“Yo pienso que las mejores ideas están basadas en un realismo mágico, en esa confusión entre lo que es la realidad y la fantasía, la verdad y lo ficticio, lo exagerado o recatado. Me gusta mucho jugar con esas líneas.”

“Desde Barranquilla siempre ha estado el concepto de mirar hacia el océano, hacia el horizonte que marca el océano, por donde baja el sol y llegar siempre más allá de él. Luego simplemente llegué a Miami y se convirtió en el momento que, sin saberlo, era mi partida de casa. Nunca más regresé. Fue cuando muchos momentos se empezaron a acumular y se volvieron este hilo de muchos colores que se enrolló y que eventualmente, cuando ya tuvo todos sus colores, ha empezado recientemente a coser ese tejido que se ha convertido en mi trabajo.”

“Esa complejidad nos ha dado la oportunidad de replantearnos cuál puede ser ese perfil o camino en el cual podemos emprender una reinvención. Aunque no soy muy partidario de la palabra reinvención. Pienso que trae un nivel de exigencia que considero, a veces, no es muy realista. Es más el realinearse de pronto con ciertos estados.”

“Pienso que a veces las cosas tienen que moverse para que el polvo pueda salir y podamos observar. Es importante que las cosas salgan de las sombras para verlas y entenderlas más que rechazarlas.”

“Desde muy pequeño tenía claro lo que quería hacer. Quería ser comunicador visual, quería ser diseñador gráfico, lo tenía muy claro no sé por qué. Siempre ha sido para mí un punto de partida y de poder contar historias visualmente y que ellas puedan ser pautadas en diferentes medios: en la moda, la parte visual, digital, el producto, entre otros. La agencia se convirtió no solo en mi casa, hogar e iglesia, sino en esa universidad. Mi gran universidad siempre ha sido la vida.”

“En Miami pude ejercer la oscuridad. No de cosas malas sino la oscuridad de la noche, de la vida nocturna, la música, el sexo y toda esa parte que tiene mucho que ver con la intuición de una subcultura; de cosas que emergen. Por ejemplo, la música que no es muy comercial, el atrevimiento, de pronto cosas que pueden ser prohibidas.”

“Miami me dio un entendimiento del día y la noche, sus emociones. Fue increíble poder tener esa escuela. Me encantó que fue un momento de sombra. De vivir en ella y entenderla. (…) Esa parte de mi juventud fue crucial, mis 20s, porque todas las referencias que tenía ya habían sido vividas y podía entonces hablar de música, de subculturas, de integración, etc.”

“Soy de las personas más agradecidas con las oportunidades que la vida me ha dado. Salí de un sistema de juventud donde había un descontrol controlado, a un control extremadamente estratégico de la noche a la mañana. Donde cada movimiento era 100% calculado.”

“Fue muy interesante entender cómo comunicar masivamente emociones, identidades estratégicas y creativas desde un punto de vista muy caro. Es un negocio excesivamente fuerte el de los carros. Imagínate ser joven, latino, gay, con un inglés relativamente malo; y siento que tener tantas cosas en contra de mí terminaron convirtiéndose en mi carta de presentación.”

“Pienso que los títulos te atrapan, sobre todo cuando eres creativo. En una carrera hay muchos altibajos y creo que mis bajos en la moda fueron cuando estaba muy enfocado en ella. Comercialmente era lindo, pero internamente, no estaban de pronto reflejando una visión que estaba más al tanto de una conversación cultural del momento.”

“Definitivamente soy un colibrí, polinizando todas estas flores. Voy de flor en flor. Entender esto, que mi manera de trabajo artísticamente funciona mucho mejor de esa manera, me ayudó a crear un gran jardín. Me gusta enfocarme en él más que en una flor específica.”

“La Fura dels Baus es libertad de expresión. Pienso que muchas personas consideran que como un niño o adolescente, la fantasía se refleja desde un punto de vista de Disney World. Eso para mí no fue Disney, fue la Fura dels Baus. Ellos pudieron traer a la realidad fantasías. (…) Son la base de mi integridad creativa.”

“Su visión [Fura dels Baus] fue como una religión para mí. El cómo hacían ellos los cosas, cómo lo podía entender, cómo lo podía manifestar, aplicarlo a mi realidad. Me dio la habilidad de saber que no hay fronteras ni límites. Que las emociones pueden ser excesivamente eufóricas, o dignas y recatadas.”

“Más que enfocarme en la moda en sí, me encanta el concepto de la relación que existe entre un producto y la persona que lo va a usar. En este caso, entre una mujer y una creación o específicamente la ropa.”

“¿Cómo puede la creatividad traducir o convertirse en un vehículo? ¿Cómo puede funcionar desde un punto de vista emotivo? Para mí la moda ejerce, construye, te hace soñar y sentir, te da la oportunidad de transportarte, convertirte, ocultarte, expresarte; pero mi enfoque permanece en la parte humana de ella.”

“Me interesa mucho más cómo la moda puede estar aplicada a un consumidor final en vez de una industria.”

“Desde hace unos tres, casi cuatro años, decidimos desacelerar el negocio. Esa decisión fue clara. Gran parte de la razón por la que entré a la moda fue por este aviso que hizo Tom Ford, Mario Testino y Caroline Rockville para Gucci. Esa fue mi primera visión y muchísimos años después fue Tom Ford quien me dio el premio. Ese punto de partida fue el momento en el que pensé acercarme más al consumidor. De poder crear productos y presentárselos a un ritmo mucho más realista, creando un balance entre lo editorial y lo comercial.”

“Con Ferragamo fue una experiencia muy clara porque fue poder entender cómo las ideas pueden ser creadas desde un punto de vista más industrializado. (…) Me dio la oportunidad de trabajar con equipos diferentes y a una escala distinta. Lo más interesante fue que allí aprecié más mi trabajo como diseñador independiente.”

“En Juan Carlos Obando es muy claro que trabajamos con la seda. Es específicamente lo que hacemos. Luego no nos encasillamos, sino que lo tomamos como una oportunidad. Creamos muchísimo, desdibujamos las fronteras que tienen que ver con este material.”

“Obviamente me siento en una profesión de aire femenino. Desde el punto de vista de Juan Carlos Obando puedo ejercer esa parte femenina que también existe. Pienso que ambos, hombres y mujeres, tenemos un poco del otro entonces desde la moda se puede ejercer esa sutileza.”

“Hay una cosa muy interesante: Barranquilla y cómo la tela llegó a ella. Esta cuidad tiene una gran comunidad libanesa y fue un puerto de entrada. En el negocio de la seda, algo que discuto con mi equipo es que más que ser diseñadores de moda, hay que ser grandes cortadores. Por una parte tienes el tesón para poder manejarla y por el otro, esa excesiva ligereza que puede ser tomada como algo femenino; aunque también considero que lo femenino puede ser el tesón y lo masculino la ligereza. Me encanta que no existe un género.”

“La seda es como el agua. Es trabajar con algo que está en movimiento cuando lo cortas. Cuando la drapeas te dice dónde quiere caer. Esa comunicación, sobre todo cuando no trabajamos con estampados, ni encajes, lentejuelas o apliques, ha sido una decisión muy clara. Nos encanta su pureza y buscamos la manera de llevarla a su mejor expresión, de que abrace tendencias modernas y sea cortada, cosida y ejecutada de forma moderna, aún siendo 100% clásica.”

“Me encanta esa parte histórica y que cuando te llega una prenda de la marca tienes que construirla. Te estamos dando la oportunidad de ser parte de la narrativa de la marca y por eso nos enfocamos mucho en el producto.”

“A veces me preguntan cómo puedes sostener un negocio rentable cuando haces tan pocos productos y mi respuesta siempre ha sido muy clara: nadie está diciendo que tiene que haber cantidad para generar y escalar una visión financieramente viable. Me parece más lógico en cuanto al uso responsable de las telas, del equipo de trabajo. Es un diálogo igual de orgánico que la seda.”

“Seguimos siendo la marca que somos y tenemos claro en qué momentos podemos comunicarnos con nuestros clientes. A veces ellas no están interesadas en ciertos etilos o productos, pero hay otros en los que sí. Es pensar cómo podemos traducir dentro del vocabulario de la marca lo que podemos ofrecerles y cómo ser parte de sus vidas. Estamos haciendo que la marca se adapte sin dejar de ser lo que es.”

“Es importante una comunicación honesta con el cliente porque ella sabe y pauta hacia dónde va la marca.”

“Me encanta que el hilo conductor soy yo, pero el camino o evolución no tiene necesariamente que ser en una misma marca. Puede ser en diferentes ámbitos.”

“Mi encuentro con Silvia Tcherassi fue muy increíble porque nos conocimos mientras yo trabajaba en publicidad. Ella fue uno de los grandes talentos con los que se contaba la historia para una campaña y nació una gran amistad. Pude entender la moda desde un punto de vista diferente, desde un punto de vista femenino y muy libre.”

“A partir de mi relación con Silvia salió la oportunidad de hacer este libro que se ha convertido en un texto educacional para muchos jóvenes y fue la experiencia de poder contar la historia de ella visualmente y lo genial fue que no es una retrospectiva. Fue contar su historia en ese momento lo cual, para mí, fue muy importante. No solo dice dónde estaba ella en aquel entonces sino que pauta exactamente dónde está ahora.”

“Silvia ha sido pionera en muchísimas cosas y sin saberlo, estábamos haciendo lo que hoy es tan común en el mundo de la moda: las colaboraciones. Ella quería comunicar sus telas, su visón, su momento y yo lo que quería era llevar esa visión a un nivel mágico. Crear fotos que trascendieran el tiempo.”

“Se hubiera podido pensar que mi estilo era similar al de Silvia porque hubo cierto nivel de escuela, pero veo la moda de una manera muy diferente a cómo lo hace ella y esto lo vuelve mucho más increíble. Veo el negocio de la moda de una manera muy distinta y es parte también de esa colaboración.”

“En el momento en el que llegue a Colombia y cuenten la historia de mi carrera, me encantaría que más que una gran compañía de modas, se viera un gran blog de muchos productos, de cosas que hice en diferentes medios que reflejaron un punto de vista creativo. Ese sería el legado más increíble que yo podría dejar. No estoy interesado en decir que tuve una gran casa de modas.”

“trabajando en la industria me he dado cuenta del estrés, la presión que existe como creativos. El tener que desarrollar, permanecer, ser aceptado, de confiar las voces de otros en la nuestra, de querer ponerle valor al camino de otros para poder validar nuestros propios triunfos en vez de entender que cada trayectoria es 100% individual. Parte del concepto de Super Human Being tiene que ver con eso. Tiene que ser una marca que traiga eso a flote, apoye causas y trabaje con la salud mental.”

“En tiempos de incertidumbre, como en la niebla, deberíamos poder mirarla, entenderla. Poder adaptarse a lo que está saliendo de ella y ejecutar basado en eso en vez de deprimirse, ofuscarse. Es ser muy eficaz a la hora de adaptarte a lo que la niebla te pueda dar. Cosas increíbles o muy malas, pero de todas vas a poder construir la luz con la que vas a atravesar. Como creativos, la adaptación es un recurso fundamental.”

 

FABIÁN HIROSE

CURRICULUM

Estudió Diseño Gráfico y Diseño de Alta Costura en la corporación Taller Cinco en Bogotá. Desde entonces, su recorrido por las aulas de clase ha sido exhaustivo, no solo como estudiante sino también como consultor o docente invitado en reconocidas instituciones como Central Saint Martins, London College of Fashion, Royal College of Arts, la Universidad de Coventry y la Universidad de Southampton en Inglaterra , Crea Inseec en Suiza y Polimoda en Italia. Realizó posgrados en Moda (Central Saint Martins College of Arts and Design), Psicología de Negocios (Santa Barbara City College), Desarrollo Organizacional y Coaching Ejecutivo (NAOS Institute), entre otros títulos enfocados en creatividad e innovación, desarrollo humano y sistemas empresariales.

Su pasión y 17 años de experiencia en el mercado de la moda global le han hecho trabajar de la mano con líderes empresariales de alto nivel y equipos multifuncionales para desarrollar el potencial interno de una marca y su gente. Entre sus clientes internacionales se encuentran Burberry, Gucci, Alexander McQueen, Fendi, Valentino, Comme des Garçons, Salvatore Ferragamo, Balmain, Versace, Moncler, Paul Smith, Diesel, All Saints, Luisa Via Roma, Matthew Williamson, Karla Otto y Mario Testino.

CITAS

“Mi papá me decía con respecto al tiempo de llegar siempre cinco minutos antes a una reunión por respeto a ti, a los demás. Si llegas tarde irrespetas el porqué aceptaste esta reunión. Cuando llegué a Londres, yo ya venía con mi reloj muy calculado con el que manejo muy bien el tiempo. Tengo tiempo para todo, especialmente para aquello que es valioso para mí.”

“Acepté ser el líder consultor del Bogotá Fashion Week simplemente por estar más cerca de mi padre y estar más cerca de mí país. Esa es la razón por la cual lo hago con tanto amor.”

“Adoro los libros. Cuando estaba pequeño mi papá me compró tres enciclopedias. En esa época nosotros no teníamos internet y él navegaba conmigo.”

“Este ha sido un período de pérdidas y ganancias, pero más que todo de transición.”

“Había muchas cosas que ni siquiera entendía de mis propias raíces ni de las razones de la vida que me llevaron a estar donde estoy. Cuando me preguntan de dónde soy es tan complejo porque obviamente digo Colombia. Pero explico que nací en medio de dos culturas porque Cúcuta es una frontera.”

“Para mí Cúcuta era estar en Colombia y poder viajar 15 minutos en un carro para estar en otro país; donde al maracuyá le dicen parchita, al banano le dicen cambur, al trapero le dicen coleto. Desde pequeño me acostumbre a vivir entre dos culturas y a respetar las dos. A tomar lo mejor de cada una, pero también a no identificarme solamente con una.”

“Hoy, a mis cuarenta años, reconozco que gracias al haber nacido en Cúcuta puedo hacer el trabajo que hago porque siempre estoy en medio de culturas. Es muy difícil y a veces muy solitario porque no todos viven entre ellas, pero es en realidad el regalo que me dio vivir en la frontera.”

“Cuando me preguntan digo que nací en una ciudad fronteriza en la que aprendí a hablar dos españoles distintos, a amar de maneras diferentes, a comer de dos formas. Pero soy más colombiano que venezolano.”

“Inconscientemente, mis padres me entrenaron en la habilidad de educar. Cuando educas, repasas otra vez. Mis estudios o educación no fueron lineales, fue una búsqueda de quién era y del mundo. Estaba muy confundido en cuanto a lo que pasaba, pero me encontré con grandes maestros que me dieron la mano, me apoyaron y entendieron esa confusión. Por eso hoy pienso que la educación profesional es muy importante para todo.”

“Entendí que el cuidado del proceso cognitivo, de los procesos de aprendizaje son fundamentales. Es la mejor herramienta que le puedes dar a un ser humano. Yo puedo tener información particular para resolver un problema puntual, pero si mi cliente: el diseñador, el gerente de marketing, el CEO de una empresa no entiende, mi paso por su vida profesional fue nulo.”

“La educación es algo que respeto demasiado, que aplico todo el día. A veces soy muy rígido porque hay tiempo para estudiar y tiempo para gozar. Valoro mucho a la gente que hace esa labor.”

“Todas las personas que me conocen saben que mis procesos de desarrollo, educativos, de consultoría o charlas tienen una estructura que busca incentivar el proceso de aprendizaje individual.”

“Los elementos somos nosotros. Basaría el relacionamiento entre las personas como el ejercicio de aprendizaje de la moda porque de eso se trata ella, del relacionamiento a través de un producto.”

“Los seres humanos aceptamos nuestra existencia a través del rostro del otro, de su voz, porque así nos sentimos vivos. Como no me puedo ver con mis propios ojos, me veo a través de los tuyos. No importa dónde estés o con quién; cada segundo es educativo si entiendes que la interacción (…) te va a enseñar.”

“Pienso que la educación se trata de desarrollar la habilidad de observar, escuchar para entender lo que la otra parte te está diciendo, ya sea un libro, película, pieza de música o persona. Y tú volverlo un aprendizaje cuando te llevas la información, la analizas y la vuelves consciente.”

“La moda es un comodity. Es algo que se necesita como la comida entonces cualquier cosa puede llamarse moda. No me voy al significado de la palabra como tal sino a la palabra puesta como nombre. El mayor peligro que hay es que todo se puede llamar moda.”

“El mayor peligro que he encontrado en todos los países en los que he estado es que a todo le llaman moda. Ya entendí que no todos los llamados a crear moda o a apoyar a la industria son verdaderos, sino que son un poco inconclusos.”

“En la moda podríamos denominar que hay muchas pérdidas. Que hay mucha gente que puede tomar de lo ajeno: inspiraciones y puestos. Pero tenemos que analizar qué es lo que está pasando detrás para entender cuál es el contexto como tal.”

“Dos cosas importantes para cualquier profesional que quiera entrar a la industria son: tienes que mirar qué es moda y qué no lo es, porque no todo lo que brilla es oro y no todo lo que es moda es industria. Lo segundo es mirar que es una industria que activa una cantidad de inseguridades en todos los seres humanos y cometemos acciones “ladronistas” y de plagio. Por eso la educación es lo mejor.”

“La industria de la moda es compleja porque nos falta definición y consciencia de qué es lo que vamos a hacer dentro de la misma.”

“Durante cualquier crisis económica (…), para mantenerse, para sobrevivir, se debe volver a la identidad; quién eres. Si te sales de allí, la crisis te distrae, te cambia el ánimo y podría llamarse creatividad pero no. Las crisis son externas y no pueden alterar el interno.”

“Lo que ha pasado durante la pandemia es que muchas marcas han tenido que volver a su identidad y a sus raíces. Al hacerlo, uno de los primeros ejercicios que se está desarrollando es que la misma marca comunique su imagen. Es un proceso de afianzarse.”

“Lo que conozco hasta hoy es que las marcas sí están siendo sus propios comunicadores. Pienso que es una consecuencia de la pandemia y profesionalmente no lo veo como algo positivo. Lo veo aceptable y consecuente pero tiene que haber un siguiente paso porque los expertos en comunicación son importantes.”

“La comunicación nos ayuda a traducir la transformación al finalizar un proceso y lo mantenemos reservado y confidencial por respeto a las marcas. No todo hay que contarlo porque hay sitios en donde la información pertenece.”

“Lo que hicimos de una manera muy inmediata para poder atender este Bogotá Fashion Week fue darle apoyo a las marcas para que hablaran por sí solas. No fue una decisión que yo tomé. Lo aprendí con las marcas con las que trabajo en Europa y otras partes del mundo.”

“El enfoque de Bogotá Fashion Week fue fortalecer al líder. Él no se siente como tal. Es famoso, conocido, aplaudido, pero necesita hacer otro desfile para sentirse líder. Me parece un liderazgo solitario y vacío y pensé en darle más raíces porque en realidad es gente muy talentosa. El foco es apoyarlos para transformarse en líderes creativos y financieros.”

“Yo quería educarlos, darles herramientas, ponerles la estructura, hacer reordenamiento de conocimientos y que ellos mismos se sintieran con la capacidad de producir y ganar dinero. El objetivo fue darle estructura y herramientas al líder de la empresa y por eso estamos muy alineados a la Cámara de Comercio.”

“Lo que están viendo, más allá del producto, son más de 130 guerreros, lideres empresarios y del diseño que incluso con la crisis dicen: “No nos vamos a dejar. Estamos presentes” Eso para mí es un honor.”

“El primer salto mortal fue decirles a las marcas que identificaran dentro de su negocio el producto que sabían hacer. Con mucho amor, fortaleza y mano dura, lograr enfocarlos solo en él. El segundo fueron los nombres, la terminología y la categorización. Por eso hicimos los segmentos en donde cada uno se identificó y era simplemente para que esas rutas de crecimiento tuvieran un nombre determinado y pudieran hacer clic afuera [en el exterior]. El tercer salto fue que, a pesar de hacer consultorías, eran ellos los que tenían que tomar decisiones.”

“Dentro de mi proceso como facilitador de los procesos creativos y de desarrollo, debo ser muy lejano. Aprendí de una inglesa que a veces la mejor ayudar es no ayudar. Lo mejor es la presencia, ser amoroso, ser positivo, compartir el escritorio, pero no coger el lápiz y dibujar por el otro.”

“Cada vez que trabajo en Colombia me lleno de energía porque esa berraquera es única. A mí se me olvida estando tanto tiempo por acá.”  

 

Noviembre

02

2020

Calendario MODA EN COLOMBIA

BOGOTÁ FASHION WEEK online: 1, 2 y 3 de OCTUBRE

IXELMODA online: 20 al 23 de OCTUBRE

LATIN AMERICAN FASHION SUMMIT online: 19 al 23 de OCTUBRE

VOCES en EXPOARTESANO online: 29 de OCTUBRE al 2 de NOVIEMBRE

LA TROJA en EXPOARTESANÍAS online: 7 al 19 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Bitácora de citas...
e-mail
SillaVerde

Esta compañía tiene su sede en Bogotá -"la ciudad asentada sobre una silla verde"- tal como alude el escritor Germán Arciniégas a las montañas orientales que la resguardan.

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nace en Madrid y vive en Colombia desde 1994. Es CEO de SillaVerde, compañía que cuenta con un equipo de jóvenes investigadoras -Verónica Santamaría y Valentina Agudelo- afines al diseño sostenible, a la lectura y al marketing digital.

PORTAFOLIO DE SERVICIOS:

1. Investigación periodística sobre la industria de la moda y elaboración de contenidos editoriales propios para esta revista digital, el podcast Talking Closet, la serie audiovisual La Vida Animada y la cuenta @sillaverde en Instagram.

2. Consultoría sobre Tradición Artesanal y Sostenibilidad: para el 

- Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia y de la plataforma comercial MODA VIVA (desde 2015)

- Dirección y creación del ciclo de debates MODA 360 -especializados en sostenibilidad de la industria- para la Cámara de Comercio de Bogotá (2015-2019) y la franja de conocimiento de Bogotá Fashion Week (2018 y 2019) 

3. Servicios periodísticos y editoriales:

- Dirección editorial de la revista impresa La Malpensante Moda  (mayo 2020) con la Fundación Malpensante

- Publicación de colaboraciones en El Espectador, El Malpensante, Fucsia, Diners y Vogue Latinoamérica

- Concepeción y participación en conversaciones, foros y actividades académicas 

 

 

Archivo
RASGOS de SillaVerde

Ofrecemos contenidos editoriales sobre la industria de la moda especializados en:

* SOSTENIBILIDAD

* TRADICIÓN ARTESANAL

Elegimos trabajar en conjunto con el sector público y privado en Colombia. Contribuimos a fortalecer alianzas y a diseñar oportunidades de negocio con un sentido social, ético y productivo. 

pinzas

CRECER EN REPUTACIÓN

pinzas

TENDER PUENTES ENTRE PERSONAS Y SECTORES

pinzas

CONTENIDOS ORIGINALES

pinzas

INFORMACIÓN, ANÁLISIS Y CONOCIMIENTO

pinzas

PRODUCIR CON SENTIDO

pinzas

MODA CON PERSONALIDAD

pinzas

PENSAR GLOBAL, ACTUAR LOCAL