cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb
Aida Furmanski: "Nos falta mucho por hacer"

Publicado 2014-06-13 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

La fiesta de aniversario reunió, en la Plaza de Armas del Palacio de Nariño, a diversos sectores de la sociedad colombiana -una mañana de mayo de 2014- alrededor de los maestros artesanos quienes, después de recorrer trochas, caminos, ríos, carreteras y cielos durante varios días, recibieron una medalla de reconocimiento a su trabajo. Ante ellos, el presidente Juan Manuel Santos resaltó que los artesanos "son lo mejor del país”. Su esposa María Clemencia Rodríguez, que es a su vez amiga íntima desde hace décadas de Aida Furmanski, participó en la entrega y en el descubrimiento del modelo de las cuarenta mil estampillas que se expidieron oficialmente para conmemorar el medio siglo de vida de Artesanías de Colombia. Entre el público, diseñadores de moda, músicos, gestores culturales, empresarios y líderes de medios de comunicación acompañaron esta fiesta de los artesanos y las tradiciones milenarias en Colombia.

Aida Furmanski es caleña y madre de dos hijos. Profesionalmente ha cubierto en abanico tanto proyectos educativos de alto impacto social (colegio) como apuestas de índole comercial (el almacén Galena Joyería en el que se viene incorporando desde hace una década el concepto de artesanías producidas con diseño basado en tendencias de moda). Abandonó temporalmente el sector privado para dirigir, desde 2011, Artesanías de Colombia con espíritu emprendedor al plantear un plan estratégico para su manejo. Una entidad que cuenta con 130 empleados y un presupuesto anual de 18 mil millones de pesos. Aida Furmanski se propuso entregar un censo completo de las comunidades indígenas artesanales en Colombia a finales de 2014 ("descuidado desde 1992" afirma) y ampliar la cobertura de los Laboratorios de capacitación de los 9 existentes hasta 32 en todo el país en 2015.

Firme y pragmática, esta rendida admiradora del quehacer artesanal se ha planteado tender puentes con otros sectores de la economía nacional para darle vigor comercial al sector que defiende. Sin embargo, reivindica que el Estado tiene la obligación de proteger la entidad, aunque su carácter sea mixto.

 Silla Verde (SV): ¿Ha cumplido la entidad su misión y visión de “visibilizar el trabajo de las comunidades artesanales y en dignificar su labor, así como en elevar la calidad y competitividad de la artesanía” como se resalta en la presentación del libro "Maestros del arte popular colombiano" con el que conmemoran los cincuenta años de Artesanías de Colombia?

Aida Furmanski (AF): “Hemos intentado llegar a buena parte de las comunidades que hay en el país. Encontré desilusión entre los artesanos cuando llegué a esta oficina. Al no tener Colombia tradición turística, la comercialización de artesanías no ha tenido canales establecidos. Restaurantes y hoteles no se vinculan tan activamente. El consumo local es limitado y los productos artesanales no evolucionan al ritmo del mercado actual. Hay que darle sofisticación y variedad a las piezas. Esos cambios son difíciles porque la resistencia en las comunidades es grande. A veces, absorber esta nueva información es complicada para ellos. Pero todo tiene que evolucionar. Nos tenemos que ajustar a una demanda. Si el valor agregado de la cerámica de Carmen de Viboral es un reconocida decoración a mano, ¿qué pasa si las piezas de la vajilla son producidas por una compañía especializada que reduce costos a la cuarta parte y los artesanos siguen pintando cada pieza? Tenemos que encontrar esa línea media. Los tejidos wayuús pueden ser aplicados a otras piezas: más allá de las hamacas y las mochilas, por ejemplo. La patente de las artesanías, por otro lado, es lo único que garantiza proteger estas tradiciones colombianas. No deberíamos comercializar porque confunde la misión de la entidad pero lo cierto es que no hay canales reales y suficientes para exhibir las piezas artesanales. Vas a México y te das cuenta que nos falta mucho por hacer. Debemos organizarnos mucho mejor”.

SV: ¿Existe un verdadero reconocimiento ciudadano de estos conocimientos y sus piezas?

AF: “Exportamos a nichos muy específicos, de poder adquisitivo alto, pero no es suficiente. Además nuestras artesanías más sencillas, como un lápiz decorado con motivos del carnaval de Barranquilla, cuesta seis dólares. ¿Te imaginas lo que significa eso frente a la mercancía china? Y es que todavía nuestros artesanos no logran costear realmente su trabajo (horas y materiales invertidos). Por eso, estamos exigiendo a las comunidades que fijen y muestren un precio en cada producto que llega a las ferias que promovemos desde Artesanías de Colombia”.  

SV: ¿Cómo se protege la transmisión de las tradiciones en comunidades que viven ya en contacto con una sociedad que marcha a otro ritmo, que usualmente valora otro tipo de información?

AF: “Trabajamos en toda la cadena productiva del artesano: desde la protección de sus conocimientos hasta el respeto por el medio ambiente y la llegada de las piezas al circuito comercial. Por eso, hemos creado una unidad del conocimiento y una subgerencia de promoción comercial porque nosotros no podemos ser competencia de los empresarios independientes que quieran vender artesanías en el país. Artesanías de Colombia debería ser una gran biblioteca que protege el conocimiento artístico tradicional y que una entidad que fortalece a las comunidades que lo poseen. En el proyecto “Orígenes” seleccionamos técnicas perdidas en las comunidades y en asocio con Ecopetrol, desde hace cuatro años, las recuperamos y revivimos”.

Enero

17

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIATEX (Medellín): 23 al 25 de ENERO

BOGOTÁ FASHION WEEK (Bogotá): 24 al 28 de ABRIL

EXPOARTESANO (Medellín): 17 al 23 de ABRIL

COPENHAGEN FASHION SUMMIT (Copenhagen): 15 al 16 MAYO

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

Maestros ancestrales 2017

La revista Fucsia, Artesanías de Colombia y el INALDE se unieron este año para la iniciativa "Maestros ancestrales". En esta, algunas marcas locales como Isabel Henao, Aldea, MAZ interactuaron y co-crearon cápsulas con la comunidad wounaan, wounaan pour y embera.


pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

MAZ

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

ISABEL HENAO

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA

pinzas

CAROLINA SEPÚLVEDA