cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

Nuestros proyectos y propósitos

Cuando inició esta singladura de SillaVerde la idea de trabajar a favor de la sostenibilidad en la industria de la moda y de incorporar la tradición artesanal en este sector de negocios fue clave para determinar el rumbo que esperamos consolidar en 2018.

fb

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

 “Vino a nuestro pueblo un Vicente de la Roca, hijo de un pobre labrador del mismo lugar; el cual Vicente venia de las Italias y de otras diversas partes, de ser soldado..., vestido a la soldadesca, pintado con mil colores, lleno de mil dijes de cristal y sutiles cadenas de acero. Hoy se ponía una gala y mañana otra; pero todas sutiles, pintadas, de poco peso y menos tomo". En "El Quijote" (Libro I, Capítulo 51/LI)

 

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"La gente labradora, que de suyo es maliciosa... contó punto por punto sus galas y preseas, y halló que los vestidos eran tres, de diferentes colores, con sus ligas y medias; pero él hacia tantos guisados e invenciones dellos, que si no se los contaran, hubiera quien jurara que había hecho muestra de más de diez pares de vestidos y de más de veinte plumajes.” En "El Quijote" (Libro I, Capítulo 51/LI).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

 Algunas dejan claro que lo que hacen para estar arregladas lo hacen por el sexo, por los hombres. Otras, como Gladys, se toman el trabajo como una especie de trabajo doméstico, de cuyas dificultades se jactan. Gladys era elegante. Me la podía imaginar en el banco, con un vestido azul marino con el tipo de cuello blanco separable que se puede lavar por la noche. En "Las Lunes de Júpiter" de Alice Munro. 

...Una tipa necesita una actitud muy distinta para usar zapatos dorados... Compré dos pares de sandalias doradas. Fue una cosa muy fuerte, un viaje afirmativo. Tal vez las mujeres solo puedan entenderlo, pero se sintió casi tan bien como cantar. Palabras de Janis Joplin. En la entrevista con Michael Lydon que reproduce El Malpensante, edición 150, marzo de 2014.

"Obstinada y muy determinada, ella tuvo (Coco Chanel) “la cabeza de un cisne negro” como dijo Cocteau, y “el corazón de un toro negro”, dijo Colette"Chanel, her style and her life, Janet Wallach (Nan A. Talese Double Day).

"La piedad y la elegancia pueden parecer incompatibles a primera vista, pero los penitentes y los perfeccionistas tienden a tener mucho en común" / "La nariz de Cleopatra", Judith Thurman (Duomo Perímetro).

 ¡Alfin tengo suelta la cabeza! Dijo Alicia con tono de alivio, que se transformó en alarma un instante después, cuando se dio cuenta de que los hombros no estaban a la vista por ninguna parte. Miró hacia abajo a lo largo de una inmensa longitud de cuello, que parecía elevarse como un tallo desde un mar de hojas verdes que yacían muy lejos bajo ella. Lewis Carroll.

"A principios de la década de 1960, la alta costura ya no reina más sobre la moda de la forma absoluta en que lo había hecho desde hacía casi un siglo y que el prêt-à-porter tiende a desmarcarse de ella o, al menos, a no encontrar en ella la fuente primera de su inspiración". 50 respuestas sobre la moda, Frédéric Monneyron (GG Moda).

"The fashion book utiliza un sistema bien elaborado de referencias cruzadas y un glosario que explica las numerosas colaboraciones y ténicas que se dan en la industria de la moda, ese singular negocio situado en un punto intermedio entre el arte y el comercio" / "The fashion book" (Phaidon).

Ella no tenía necesidad de maquillaje, productos de belleza, joyería o ropa cara, y así su situación económica, sus ideas políticas y su estética encajaban a la perfección, muy oportunamente. Los accesorios solo entorpecían el conjunto, incluida (o así me sentía yo entonces) La niña de siete años con cara de caballo que iba a su lado. En Tiempos de Swing de Zadie Smith

La señora Hazel Morse se sentía muy orgullosa de sus pies diminutos y era capaz de soportar el sufrimiento por vanidad, en una pelea con unos zapatitos puntiagudos y con tacones del número más apretado posible... / "La rubia imponente" de Dorothy Parker (Nórdico Libros).

El de pompas llevaba una perla gorda, tal vez auténtica alumbrando como una luna sobre su corbata negra. Cuando la viuda se cansó de aquel perfume de paja podrida y flores marchitas acercó la nariz a un pañuelo que olía a violetas. Para antes del olvido de Tomás González.

 

"El “Delfos” –de Mariano Fortuny- no fue creado para contribuir a la forma artificial creada por el corsé, sino que intentaba mostrar la belleza natural del cuerpo femenino. Inicialmente solo fue utilizado como un camisón para andar por casa". Fashion-la colección del Instituto del traje de Kioto-, (Taschen)

"El propio Balenciaga se atenía a la regla de que el secreto de la alta costura es negarse a toda transigencia... Su carrera era la de un monárquico, y los extremos de su estilo, sorprendentes a veces -austeridad y pompa, extravagancia y reserva, humildad e intolerancia-, no son sino el reflejo de las paradojas de su devoto catolicismo hispánico" / "La nariz de Cleopatra", Judith Thurman (Duomo Perímetro).

"Quiero que sea mi vestido. -¿A qué le llama usted su vestido?- Pues a un vestido que me favorezca, y que solo me favorezca a mí; a un vestido que deje claro que yo no copio a nadie. -Bueno, entonces será como todos los demás, pero distinto a cualquier otro. -¡Eso es! ¡Me ha entendido usted perfectamente!" / Edmond Goblot, Revista de Occidente (noviembre 2011).

"Faldas sin forma, blusas de cuello alto, vestidos de algodón y sarga mal hechos. Nadie mayor de treinta años llevaba ningún color que no fuese negro y marrón". Fragmentos de vida, una educación nada sentimental, Sybille Bedford (Quinteto).

"Hay que usar más lo que tenemos y comprar menos; así todo adquiere un sabor y un gusto únicos. No tiene sentido que busquemos en los almacenes ropa duplicada, desteñida y raída si es un efecto adquirido que podemos lograr envejeciendo nuestras propias prendas con el uso cotidiano" / "Estilo urbano -una guía-", Pilar Castaño (Aguilar).

"La modernidad de las últimas obras de Balenciaga, sin embargo, no salía de la calle, si bien él fue uno de los primeros en mostrar botas altas con leotardos a cuadros bajo una falda más corta, y descarada ropa deportiva de plástico transparente y piel sintética". La nariz de Cleopatra, Judith Thurman (Duomo Perímetro).

A los doce años, el rechazo del corsé, con el suplicio que implica, es concluyente. Para empezar, George Sand le corta los cordones. Cuando se lo vuelven a poner más apretado todavía, lo tira definitivamente a una vieja barrica de vino / "Historia política del pantalón", Christine Bard (Ensayo Tusquets).

Las bush-jackets se transformaron en la sahariana, más varonil si el tejido ha sido estampado como la tela de camuflaje. Ningún mercenario, ningún nacionalista africano, sudamericano o asiático intentaría “liberar” la patria sin ella / “Historia técnica y moral del vestido / 3. Complementos y estrategias”, Maguelonne Touissant-Samat (Alianza Editorial).

Cortázar dejó grabada la imagen de la Maga a los veintipico de años, con medias negras y zapatos colorados, fumando Gitanes y con el pelo despeinado. En 1963, en pleno furor de Rayuela, "todas las muchachas de la Facultad querían ser la Maga... y todos los hombres querían buscar su Maga, la fantasía masculina de la mujer enigmática...", Juana Libedinsky (La Nación, 7 de marzo de 2004).

"Los temores de que Ana fuera a dañarles de alguna manera la pesquería resultaron infundados. Al principio intentó, sí, usar las pantuflas y demás ropa que había traído, pero ya desde el primer viaje a la letrina, cuando la levantadora de seda se le enganchó....". Abraham entre bandidos de Tomás González (Alfaguara)

 

"La cultura africana es mi punto de partida. Dibujo bajo el influjo de la naturaleza, las artes y el retumbar de la música de África. Esta herencia es diversa e inmensa y combina sensibilidad, simplicidad, instinto e innovación" palabras de Fati Asibelua, diseñadora de la marca MOMO. En el libro "New african fashion" de Helen Jennings (Prestel).

"Los amantes de la ópera en Italia tienen un apelativo que confieren a sus grandes divas: assoluta. Este término se ajusta a Schiaparelli y a Prada... No solo por su virtud y talento... sino porque sus creaciones exudan una vitalidad femenina invencible" / Prólogo de Judith Thurman en "Schiaparelli & Prada: impossible conversations.

La cartera y los zapatos deben ir siempre en el mismo color, ojalá en el mismo material; blancos o claros o negros para día; negros para la noche. Los guantes preferiblemente blancos, o marfil para el día y negros para la noche. en "Glamour" escrito por María José Isaza de Escobar (Editorial Bedout S.A. 1969).

Y ¿qué hacía George con una bata de seda sobre la ropa de calle? Aquel hombre era sencillamente grotesco. "Amsterdam" de Ian McEwan (Quinteto)

 

"A medida que habla va quitándose el velo hasta dejar el rostro desnudo. Su cara habla ruda y expresiva. Antes de desvelarla, lavaré los aires con lluvia y roturaré el terreno para la labor". En "Un soplo de vida" de Clarice Lispector (Siruela)

Su atención se centró en las señoras con peinados esponjosos como claras batidas a punto de nieve, en sus sastres de muchos hilos y en sus cuerpos secos. "La casa de la belleza" de Melba Escobar (Planeta)


"Aquel día llevaba un vestido de película en bordado inglés blanco. Yo me habría muerto de vergüenza si hubiera tenido que ponerme semejante atuendo. Pero Elena no pertenecía a nuestro sistema de valores y su vestido la convertía en un ángel en pleno proceso de floración". En "El sabotaje amoroso" de Amélie Nothomb (Quinteto).

 

"Cuando miro las fotos año tras año, veo cómo lo que reflejaba mi exterior mostraba los cambios interiores que estaba viviendo. (...) Empecé a usar colores vivos, tacones más altos, más adelante me quité las chaquetas para dejar de esconderme." En El poder de lo invisible de Paula Moreno.

“Lucía un vestido verde manzana que me daba paz y luz. Sin embargo me sentía como una señora mayor: El diseñador consideró que la imagen de un ministro siempre debe ser de alguien mayor y lo logró. Un amigo vio una foto y me dijo: “Paula parecías una diva de los cincuenta”. Esa no es la mujer que quiero proyectar: alguien del pasado cuando apenas tengo veintiocho años" Paula Moreno.

"Katz giró la silla en dirección a la puerta, y allí estaba ella. La madre de rostro lozano que tenía su lado oscuro. Llevaba botas negras, una ceñida falda roja y negra de brocado de seda y una elegante gabardina corta, que le quedaban magníficas y a la vez eran propias de ella. Katz no recordaba haberla visto más que con vaqueros." En Libertad de Jonathan Franzen (Letras de Bolsillo).

Octubre

22

2018

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 24 al 26 de JULIO

CALIEXPOSHOW (Cali): 28 al 30 de SEPTIEMBRE

BCAPITAL (Bogotá): 17 al 19 de OCTUBRE

BARCÚ (Bogotá): 24 al 29 de OCTUBRE

LAFS (México): 8 al 11 de NOVIEMBRE

MODA VIVA EN EXPOARTESANÍAS (Boogtá): 5 al 18 de DICIEMBRE

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Sección dedicada a las reseñas de libros cuyos autores tratan asuntos directamente relacionados con la industria de la moda o temas que resultan seductores abordajes a propósito de la estética, la indumentaria y su efecto social, económico, ambiental y político. Leemos con pulcritud y reseñamos obras de variados géneros. Ficción y no ficción cuentan con este espacio en SillaVerde.

La última de las mujeres elegantes -decía- fue Forzane, que inventó una nueva silueta femenina con poses que parecían de un canguro . ¿Recuerdan sus mañanas en la avenida del Bois con su inmensa sombrilla? Podía haber sido abocetada con la línea de una elipse. Después de ella ya no ha habido nadie más. En El Espejo de la Moda de Cecil Beaton (Editorial Vergara).

"Reparó en la presencia de su madre cuando esta lanzó un suspiro quejumbroso. Estaba muy erguida bajo aquel sombrero que llevaba como una bandera de su imaginaria dignidad. Julian tuvo el perverso impulso de quebrantar su entereza." En Cuentos Completos, Todo lo que asciende tiene que converger de Flannery O' Connor. (Editorial Debolsillo)

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre nosotras

“Esta revista digital la elaboramos en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 crea sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias sobre la industria de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en El Espectador, Fucisa, Diners y Vogue Latinoamérica. Participa en conversaciones, foros y actividades académicas. Jurado de los Premios Cromos de Moda 2014; Premios de Diseño Lápiz de Acero 2015, categoría Moda; Premio Festilana 2016; "Se busca diseñador Fucsia" 2016 y 2017. 

En 2017 lanza la plataforma audiovisual La Vida Animada en el canal Youtube en alianza con la firma Expor Mannequins.

Como empresaria funda la compañía SILLAVERDE SAS y la agencia Relatos a fuego lento, enfocadas en la creación de contenidos de moda con énfasis en sostenibilidad y tradición artesanal. Consultora de Artesanías de Colombia desde 2015. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá desde 2015.

En la actualidad, cuenta con un equipo integrado por VALENTINA OSORIO, especialista en comunicaciones e innovación digital y por VERÓNICA SANTAMARÍA, estudiante de Diseño.

Trabajamos siempre en alianza con otras empresas y especialistas de la economía naranja en el desarrollo de nuevos proyectos que fortalezcan las industrias creativas.

EDITORIAL GRÁFICO

Alicia en el país de las maravillas es el punto de partida para tantas actividades creativas. Una de ellas la protagoniza el talento de Amalia Restrepo con esta serie que hemos titulado Alicia a una tinta. SillaVerde y la ilustradora colombiana, mezclamos estos fabulsos dibujos y textos escritos a propósito del vestuario y la temática heredada de Lewis Carroll.

pinzas

Amalia Restrepo 1

pinzas

Amalia Restrepo 2

pinzas

Amalia Restrepo 3

pinzas

Amalia Restrepo 4

pinzas

Amalia Restrepo 5

pinzas

Amalia Restrepo 6

pinzas

Amalia Restrepo 7